Alimentos y cerebro

Cómo la alimentación influye sobre la salud mental

Existe una relación entre la manera de comer, el tipo de dieta, y el estado mental. Una mala alimentación aumenta el riesgo de sufrir desequilibrios mentales. Por eso es posible mejorar el estado mental a través de la alimentación.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Nadie duda de que la calidad de la dieta tiene un impacto directo sobre la salud física. Lo que no se acaba de asumir es que la alimentación también influye sobre el estado mental, y no podría ser de otra manera, pues el cerebro forma parte del cuerpo tanto como el estómago o los intestinos. Nuevos estudios arrojan luz sobre las relaciones entre la alimentación y el estado mental.

Alimentos naturales en lugar de alimentos refinados y ultraprocesados

Los estudios sobre los efectos de la alimentación en la salud mental se han enfrentado al problema de averiguar si primero se come mal y luego se producen consecuencias a nivel cerebral y anínimo o al revés. Por ejemplo, en un estudio realizado con más de 1.000 mujeres se pudo comprobar que las que comían alimentos saludables sufrían menos depresión o trastornos de ansiedad.

Se pudo observar que las mujeres con mejor salud mental consumían más verduras, frutas, pescado y productos integrales. En cambio, los productos más procesados ​​y azucarados, elaborados a partir de harina blanca, los alimentos fritos y las bebidas alcohólicas abundaban en la dieta de las mujeres con más problemas.

Artículo relacionado

Alimentos para el cerebro

Concéntrate mejor con estos 10 alimentos

A pesar de que se tuvieron en cuenta factores como el nivel educativo, los ingresos y la edad de las participantes, no se pudo descartar que la razón de no llevar una buena dieta no fuera precisamente el estado mental y más concretamente, el estrés.

Sin embargo, hallazgos recientes confirman que la mala alimentación puede ser el desencadenante o la condición necesaria para que se desarrollen los problemas y también que la dieta puede utilizarse terapéuticamente para tratarlos, pues puede producir una mejoría en tres meses.

Nutrición saludable como terapia para la depresión

Investigadores de dos universidades de Nueva York (Binghamton y Stony Brook) han publicado un estudio en la revista Nutrients donde describen diferentes correlaciones entre hábitos dietéticos y estado anímico y psicológico:

  • Un alto consumo de cafeína y comida rápida se asocia con personas con angustia y otros problemas de salud mental.
  • El consumo de fruta se relaciona con mejor salud mental.
  • La ingesta moderada de frutos secos resulta especialmente beneficiosa en los hombres.
  • No saltarse el desayuno también reduce el riesgo.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, incluidas algunas raciones crudas, mejoran el estado mental.

Otra investigación, publicada en el Journal of Nutritional Health and Aging, señala que un ayuno intermitente con restricción calórica reduce la tensión, la ira, la confusión y otras alteraciones.

Artículo relacionado

chica dieta cerebro

9 claves imprescindibles para alimentar bien tu cerebro

Los vegetarianos gozan de mejor salud mental

La dieta puramente vegetal puede tener un efecto muy positivo en la psique, según un estudio publicado en Nutritional Neuroscience. El estudio liderado por la doctora Julie DiMatteo muestra que los veganos tienen menos estrés y ansiedad que los omívoros. Sin embargo, existen estudios contradictorios al respecto. En cualquier caso, la alimentación vegana solo puede ser saludable si satisface las necesidades nutricionales e incluye un suplemento de vitamina B12, esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Los nutrientes que tradicionalmente se han desarrollado con una mejor salud mental son los antioxidantes como las vitaminas C y E y la vitamina A en forma de betacaroteno, el selenio y compuestos antioxidantes que están presentes en las plantas, como los flavonoides. Todas estas moléculas protegen las neuronas frente a los daños que causan los radicales libres.

También son especialmente recomendables los ácidos grasos omega-3, que forman parte de las membranas de las neuronas. Estos ácidos grasos se encuentran en el pescado azul y en la dieta vegetariana en las semillas de lino, chía y cáñamo, además de en las nueces.

Por otra parte, también resultan recomendables los alimentos con propiedades antiinflamatorias, como las verduras en general, las frutas y algunas especias, como la cúrcuma o el jengibre.

Artículo relacionado

Alimentos ricos magnesio

9 alimentos contra la depresión

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?