Secretos de cocina

Cómo almacenar y usar las especias correctamente

Las especias dan a los platos ese algo especial. Pero para que ofrezcan su mejor sabor y propiedades, deben usarse y almacenarse de forma correcta.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Las especias y las plantas aromáticas no solo proporcionan maravillosos aromas, sino que también suelen tener propiedades beneficiosas para el organismo. Porque no importa si es cúrcuma, comino, albahaca, clavo, orégano o pimienta, todas tienen un fuerte efecto antioxidante, antiinflamatorio, antimicrobiano y anticancerígeno. Algunas también tienen un efecto antidiabético, hipotensor o hipolipemiante, mientras que otras incluso tienen un efecto antiviral.

Sin embargo, las plantas aromáticas y las especias solo tienen efectos positivos si se compran de buena calidad y se almacenan y se usan de manera correcta.

Comprar especias de calidad ecológica

Lo mejor es elegir especias ecológicas. El riesgo de que contengan residuos de pesticidas es mucho menor (en muy raras ocasiones se producen contaminaciones en depósitos de cultivos convencionales) y, al mismo tiempo, se está apoyando una agricultura respetuosa con el medio ambiente.

Además, a diferencia de las especias producidas convencionalmente, las especias ecológicas no se irradian para conservarlas.

Aunque la fumigación con productos químicos con fines de conservación está prohibida en la Unión Europea, muchas especias se importan del extranjero y no se puede descartar una posible contaminación con especias convencionales.

Artículo relacionado

Comprar especias en envases protegidos de la luz

No compres especias que vienen en envases transparentes. Sólo deberías comprar tus especias y plantas aromáticas secas en bolsas o latas protegidas contra la luz, porque el oxígeno y la luz conducen a una oxidación más rápida de los sabores y los ingredientes activos contenidos.

Cómo almacenar correctamente las especias en casa

Guarda las especias en un armario con puerta opaca. No las guardes sobre la encimera o en estantes abiertos, a menos que los recipientes sean opácos y herméticos.

No coloques tus especias cerca de la estufa o en un estante encima de ella, ya que allí pueden calentarse y humedecerse demasiado. Las especias tampoco deben colocarse directamente encima de un calentador. El calor y la humedad reducen la calidad de las especias.

Usar especias sin los agujeros de dosificación

Muchas especias se venden en recipientes con agujeros para dosificarlas. Sin duda, esto es muy útil, y estas especias se pueden utilizar idealmnete para echar encima de alimentos crudos. Sin embargo, no se deben usar para sazonar directamente alimentos que se están cocinando porque el vapor penetra en el recipiente de la especia y puede favorecer su enmohecimiento.

Si tienes especias con agujeros para espolvorear, es mejor utilizarla sobre un tazón pequeño y después espolvorear la especia directamente del tazón a la olla. Los tarros de especias sin agujeros son mejores. Puedes tomar la cantidad requerida con una cucharadita seca y espolvorear la especia sobre el plato.

Artículo relacionado

Especias que se deben cocinar

  • Las plantas de cocina secas con hojas bastante firmes como la salvia, el tomillo, el romero, la ajedrea o el orégano se pueden cocinar, porque el aroma se desprende mejor de sus hojas coriáceas.
  • Las especias como las hojas de laurel, el clavo, las bayas de enebro o las semillas de alcaravea enteras incluso deben cocinarse durante un tiempo, de lo contrario no saborearías nada de ellas. Los dos primeros mencionados suelen retirarse del plato antes de su consumo.

Especias que no se deben cocinar

  • Las plantas de cocina como el eneldo, el perejil, la albahaca, el cebollino, el cilantro, la melisa o el perifollo solo se añaden a los platos al final. Por lo tanto, no deben cocinarse, de lo contrario se perderá su aroma.
  • El chile, la nuez moscada, la pimienta, la cúrcuma y el pimentón se pueden añadir en los últimos minutos de cocción a baja temperatura, con cuidado de que no se quemen.

Usa especias regularmente

Usa tus especias regularmente. Porque saben y funcionan mejor cuanto más frescas las uses. Sin embargo, cuanto más tiempo tenga sus especias almacenadas, peor será su calidad.

Es mejor comprar menos especias, pero solo aquellas que realmente te gustan y usas regularmente. Así evitas que tus especias pierdan cualidades o se estropeen con el tiempo.

Almacena las plantas aromáticas por no más de 1 año

Lo que se aplica a las infusiones de plantas aromáticas también se aplica a las especias y aromáticas secas, transcurrido 1 año, deben usarse o reemplazarse rápidamente, ya que han sufrido una pérdida notable de aroma y principios activos.

Las aromáticas como el orégano, el eneldo y la albahaca también cambian de color de verde a bronceado con el tiempo.

Las aromáticas más "viejas" generalmente no son malas y podrían, por ejemplo usarse todavía en guisos (deberías echarle un poco más). Solo para recetas en las que se depende del aroma, como salsas, adobos, aderezos o incluso en pizza, ya no las deberías usar.

Si usas plantas con fines curativos, definitivamente debes reemplazarlas después de un año.

Especias: la vida útil varía

La vida útil de las especias varía mucho y depende en particular de si las especias están molidas o enteras. Los palitos de canela, los clavos enteros, los granos de pimienta o incluso las semillas enteras de alcaravea, cilantro o comino se pueden usar durante 2 años, especialmente si se muelen justo antes de usarlos. La nuez moscada entera dura incluso hasta 4 o 5 años.

Las especias molidas, por otro lado, a menudo pierden su aroma y eficacia después de solo seis meses y ya no deben usarse después de 1 a 1,5 años como máximo, si ya se han abierto. Sin abrir, deberían tener una vida útil más larga. Los fabricantes suelen dar una vida útil de unos buenos 2 años. Pero no tiene mucho sentido comprar especias por adelantado para guardarlas en la alacena.

Ten en cuenta que las especias también pueden ser atacadas por las polillas de los alimentos. Por lo tanto, también verifica si hay pegotes o hilos en el frasco.

Escribe la fecha en tus condimentos

Lo mejor es anotar la fecha (en la que compraste o abriste la respectiva especia) en el envase o en un pequeño papel que puedes colocar en la lata. Esta es la mejor manera de hacer un seguimiento de las cosas.

Muele siempre las especias frescas

Si es posible, muele siempre las especias muy frescas justo antes de usarlas en cantidades que puedas consumir de inmediato. Puedes usar un molinillo eléctrico de café y especias o llenar las especias en recipientes de vidrio con un molinillo integrado. Sin embargo, debes guardar este último en un lugar oscuro del armario.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?