Cuidarse desde la base

10 alimentos que previenen las infecciones de orina

Ganas frecuentes de orinar, dolor, color turbio... ¿Te suena? Ante la pérdida de efectividad de los antibióticos, la prevención resulta imprescindible.

Martina Ferrer

arandano-rojo-cistitis. Arándano rojo contra las bacterias

1 / 10

Arándano rojo contra las bacterias

El arándano rojo, también conocido por su nombre en inglés cranberry, es muy conocido por ser un buen preventivo.

Su riqueza en taninos, quercitina y vitamina C ayuda a impedir que la bacteria se adhiera a las mucosas del tracto urinario.

Puedes tomarlo en zumo, un vaso al día. Pero también existen suplementos que pueden funcionar muy bien.

Tempeh - ¿De dónde sacas la proteína? Blog Come Limpio. Tempeh para tu microbiota

2 / 10

Tempeh para tu microbiota

Este derivado fermentado de la soja es un alimento probiótico que ayuda a mejorar la calidad de la flora intestinal.

Puedes incluirlo en tus platos 2 o 3 veces a la semana.

Además, conviene incluir otros probióticos como el tamari o el kéfir de agua para tomar cada día.

papaya-cistitis. Papaya rica en betacaroteno

3 / 10

Papaya rica en betacaroteno

Todo los alimentos de color naranja son ricos en betacaroteno, el precursor de la vitamina A: la papaya, pero también la calabaza, la zanahoria o el boniato.

Esta vitamina también juega un papel importante en la salud del sistema inmunitario.

Inclúyela 4 veces a la semana en batidos, macedonias y ensaladas o tómala como fruta de mesa.

Espárragos depurativos

4 / 10

Espárragos depurativos

Son ideales para tratar y prevenir las cistitis por su riqueza en fibra y por su acción diurética.

Junto con otras hortalizas y frutas como pepinos, apios y peras, no podemos dejar de incluirlos para mejorar las infecciones de orina.

Consume 1 puñado cada 2 días.

Semillas de chia. Chía antiinflamatoria

5 / 10

Chía antiinflamatoria

Estas y otras semillas son ricas en ácidos grasos omega 3 y 6, de acción antiinflamatoria. 

Añade 1 o 2 cucharadas al día a tus pudines, cremas, yogures…

puerro-cistitis. Puerro para ayudar al hígado

6 / 10

Puerro para ayudar al hígado

El puerro –y toda su familia– son recomendables para tomar a diario por su fibra y por sus compuestos azufrados que intervienen en la salud del hígado.

Inclúyelo en tus recetas 5 veces a la semana.

coquitos-brasil-cistitis. Nueces de Brasil como refuerzo

7 / 10

Nueces de Brasil como refuerzo

Son interesantes, al igual que otros frutos secos, por su riqueza en grasas saludables, proteínas y minerales, nutrientes todos ellos indispensables para la prevención de enfermedades recurrentes e inflamatorias.

Consume 2 o 3 al día.

azukis-cistitis. Judías azukis ricas en fibra

8 / 10

Judías azukis ricas en fibra

Las azukis –u otras legumbres como los garbanzos, las alubias o los guisantes– resultan útiles por ser muy buena fuente de proteínas y por su aporte en fibra, necesaria para la microbiota intestinal.

Consume esta u otras legumbres al menos 3 o 4 veces por semana en hummus, ensaladas, guisos...

brócoli verdura crucífera. Brócoli alcalinizante

9 / 10

Brócoli alcalinizante

El brócoli y, en general, las hortalizas y las verduras, son interesantes por su riqueza en minerales que combaten la acidez del organismo y no permiten la generación de un terreno ácido donde la bacteria E. Coli se encuentra a gusto. El brócoli, además, te aporta compuestos azufrados que ayudan a la detoxificación del organismo.

Tómalo 2-3 veces a la semana al vapor o al wok, preferiblemente.

mijo-cistitis. Mijo con todos sus nutrientes

10 / 10

Mijo con todos sus nutrientes

El mijo es un cereal que solemos encontrar en su versión ecológica e integral. En general, sustituir los cereales refinados por cereales integrales te ayudará frente a la infección. Sus carbohidratos se asimilarán más lentamente, lo cual resulta beneficioso, y te aportarán más nutrientes y más fibra.

Si tuestas el mijo un poco se alcaliniza y no resulta tan ácido para el organismo.

Tómalo 2 veces a la semana.

Cómo prevenir la cistitis a través de la alimentación

El embarazo, las relaciones sexuales, la menopausia, el uso del diafragma como método anticonceptivo o una bajada de defensas son algunas de las causas de la infección de orina. Entre sus síntomas más comunes, un deseo urgente o frecuente de orinar, el color turbio y el olor fuerte de la orina o una micción dolorosa.

El 85% de las cistitis son causadas por la bacteria E. Coli, que se halla en el intestino. Por eso se suele tratar con antibióticos, pero la creciente resistencia de las bacterias ha hecho perder eficacia a estos medicamentos.

Precisamente por encontrarse esa bacteria en el intestino, las infecciones de orina guardan una estrecha relación con la salud del tracto digestivo.

La flora intestinal es clave

Convienen los alimentos que beneficien a la microbiota y que no dañen la pared intestinal, ya que el 70-80% de nuestro sistema inmunitario depende de la salud intestinal.

Además, hemos de evitar azúcares y alimentos refinados y potenciar el consumo alimentos fermentados (tempeh, kéfir…), cereales integrales y legumbres, verduras y hortalizas.

En nuestra selección hemos incluido algunos fermentados como el tempe. También alimentos depurativos, ricos en betacaroteno o alimentos con ácidos grasos antiinflamatorios. También te pueden ser útiles otros alimentos ricos en ácidos grasos por su aporte de vitamina E, un buen antioxidante, como por ejemplo el aceite de oliva virgen extra.

Como complemento te puede ser útil saber que la gayuba, la D-manosa, la vitamina C y el rábano picante ayudan en caso de infección de orina.

Finalmente, es imprescindible beber suficiente agua a diario.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?