Salud hormonal

Equilibra tu tiroides: 4 recetas que te ayudarán

La dieta es crucial para regular esta glándula tan delicada. Entre tus aliados encontrarás hojas verdes, algas, maca y muchos otros ingredientes.

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

Ensalada de wakame con mango

1 / 4

Ensalada de wakame con mango

Ingredientes para 4 personas

  • 10 g de alga wakame
  • 1 mango
  • 80 g de rúcula
  • 3 cucharadas de aceite
  • de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de piñones
  • Sal y pimienta

Preparación

Te llevará 10 minutos más el tiempo de remojo:

  1. Pon en remojo las algas wakame durante un tiempo que puede variar entre 15-30 minutos.
  2. Cuélalas bien y reserva el agua para cocer cereales o hacer sopa.
  3. Corta el mango en rodajas.
  4. Reparte los ingredientes en el plato y aliña con el aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta.

Zumo preventivo de manzana

2 / 4

Zumo preventivo de manzana

Ingredientes para 1 persona

  • 2 manzanas grandes
  • 3 zanahorias
  • 1 trozo de cúrcuma fresca
  • 1 cucharadita de aceite de lino

Preparación

Te llevará apenas 15 minutos:

  1. Pela las zanahorias.
  2. Córtalas en trozos al igual que las manzanas.
  3. Pasa las zanahorias y las manzanas junto con la cúrcuma por una extractora de zumos, preferiblemente de extracción lenta.
  4. Agrégale la cucharadita de aceite de lino.
  5. Remueve y mezcla bien.

Si no tienes cúrcuma fresca, puedes emplear media cucharadita de cúrcuma en polvo. ¡Ya te lo puedes tomar!

Gazpacho de pepino, aguacate y lima

3 / 4

Gazpacho de pepino, aguacate y lima

Ingredientes para 2 personas

  • 1 pepino
  • 1 aguacate grande
  • 1 lima
  • 1 cucharada de aceite de coco prensado en frío
  • 1 cucharadita de semillas de eneldo molidas
  • 1 diente de ajo
  • Media cucharadita de sal
  • 500 ml de agua

Preparación

Te llevará unos 10 minutos:

  1. Lava la lima y ralla su piel.
  2. Exprime su zumo.
  3. Mezcla el zumo y la ralladura con el resto de los ingredientes. Tritúralos todos.
  4. Sirve y decora con unas flores secas y unas hojas de perejil.

Si lo deseas, puedes sustituir la grasa del aguacate por calabacín o algún fruto seco previamente remojado.

También puedes enriquecer aún más el gazpacho añadiendo algún superalimento como chlorella, hierba de trigo, espirulina o proteína de cáñamo, entre otros.

Trufas de pecanas y dátiles con cacao y maca

4 / 4

Trufas de pecanas y dátiles con cacao y maca

Ingredientes para 10 unidades

  • 100 g de nueces pecanas
  • 13 dátiles en rama
  • 30 g de nibs o virutas de cacao
  • 1 cucharada de maca en polvo

Preparación

Te llevará 15 minutos más el tiempo de remojo:

  1. Remoja las nueces en agua durante 8 horas. Cuélalas y lávalas.
  2. Tritura las nueces junto con los dátiles en una procesadora de alimentos.
  3. Agrega la maca y los nibs o virutas de cacao. Mezcla todos los ingredientes muy bien y lleva la preparación a enfriar.
  4. Una vez fría la masa, forma con tus manos las 10 bolitas.
  5. Reboza 5 de estas trufas con cacao y otras 5 con maca.

¡Ya están listas para comer!

Regular la tiroides con la alimentación

La tiroides es una glándula con forma de mariposa que regula el ritmo de muchas actividades del metabolismo, como la velocidad a la que se queman las calorías (por eso afecta al peso) o lo rápido que late nuestro corazón. Además, participa en el control de la temperatura corporal, la sensibilidad a otras hormonas y el desarrollo del cerebro al nacer.

Una disfunción en la tiroides puede conducir a un hipotiroidismo, cuando la glándula no produce suficiente hormona tiroidea; o a un hipertiroidismo, cuando produce en exceso.

Entre las cosas que afectan a su actividad están las toxinas. Por eso, una manera de mantenerla equilibrada no solo es seguir una dieta sana sino también una dieta libre de sustancias que alteran su funcionamiento.

E-321, el aditivo que te da hambre

Químicos y sobrepeso

E-321, el aditivo que te da hambre

Así, una manera de ayudar a la tiroides es reducir el consumo de alimentos procesados y refinados (con químicos, colorantes y conservantes), y también de gluten, soja y lácteos; de ese modo, tus mucosas estarán libres y tu tiroides podrá trabajar correctamente.

La falta de minerales como yodo, zinc y selenio también está relacionada con un desequilibrio de la glándula tiroides. Es un indicador claro de que existen alimentos que benefician su actividad, como todo tipo de frutas y verduras frescas.

Los alimentos que más le gustan a tu tiroides

Si se padece hipertiroidismo, conviene una dieta equilibrada y energética para contrarrestar la posible pérdida de peso y de masa muscular.

En el caso del hipotiroidismo, es importante seguir una alimentación muy variada, con cuatro o cinco comidas poco abundantes al día.

En general, entre los alimentos que ayudan a la glándula tiroides destacan las nueces de Brasil, pipas de calabaza, aguacates, hojas verdes, zanahorias, aceites vegetales de primera presión en frío (oliva o coco virgen extra, lino, almendras o nueces), sal marina y almendras.

El déficit de yodo afecta a la producción de las hormonas tiroideas. Son buenas fuentes de yodo las algas nori, kombu, espirulina, y chlorella. Tómalas en ensaladas, sopas o con cereales (salvo en caso de hipertiroidismo).

También la maca es un buen recurso. Esta planta andina actúa como regulador hormonal si se consume de manera regular. Las puedes incluir en batidos, leches vegetales, productos horneados, postres, ensaladas, aliños…

Finalmente, recuerda que la clorofila de plantas y algas oxigena, desintoxica y regenera la sangre. Hay buenas concentraciones en las espinacas, diente de león, acelgas, germinados de guisantes, hojas de zanahoria… La reina es la hierba de trigo: un chupito en ayunas es muy beneficioso.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?