Nutrientes veraniegos

El tomate te apetece: 8 variedades deliciosas y saludables

Aportan vitaminas, constituyen la mejor fuente de licopeno y pueden hacer las delicias de quien los prueba. Descubre los secretos de los mejores tomates.

Luciano Villar

Cocinero vegetariano

El tomate es una fruta procede de México, donde se cultivaba hace 2.500 años. Desde entonces se fue extendiendo su cultivo por todo el mundo y se ha incorporado a múltiples culturas.

Artículo relacionado

8 tipos de tomates de lo más apetecibles

El tomate se ha convertido en un clásico de la huerta de verano. Son muy versátiles en la cocina, son un ingrediente básico de ensaladas, salsas y sopas frías, como el gazpacho. Descubre 8 variedades que te deleitarán. 

1 /8
RAFF. Tomate raf

1 / 8

Tomate raf

Esta variedad, antigua y autóctona en Murcia y Almería, ha saltado al estrellato al ser capaz de devolvernos las emociones que todos conservábamos en la memoria al pensar en el tomate. Su forma es irregular, rechoncha, lobulada y llena de surcos.

  • Los tomates raf auténticos derivan de la variedad francesa Marmande y se cultivan en suelos salinos, lo que les confiere mucho sabor. Los más apreciados se cultivan ecológicamente en Almería y su alto precio se justifica por la baja producción de las plantas. Se comercializan variedades híbridas con el mismo aspecto pero que no tienen su sabor. Los pata negra son raf auténticos y toman su color de las antocianinas antioxidantes
  • Su aroma recuerada a la savia vegetal, vainas, judías verdes... Su sabor es un ensamblaje de abundantes azúcares y cantidades justas de acidez y sal, jugoso y con una textura crujiente, como de ciruelas verdes.

Artículo relacionado

 

Foto: Anna García
Kumato

2 / 8

Tomate Kumato

Con él debuta una nueva familia que, por su éxito, sin duda irá creciendo: la de los tomates negros. Algunos dicen que procede de las islas Galápagos...

Su aspecto llama la atención tanto como su aroma, con notas de pimiento verde, pimienta y canela.

Destaca por su gran contenido en azúcares, sostenidos por la justa acidez, y resulta muy jugoso por la cantidad de mucílagos que envuelven las semillas.

Maduran de dentro a fuera por lo que hay que comprarlos bien verdes. Por supuesto, para degustar al natural, sin más comparsa que sal, aceite y vinagre.

Su temporada empieza en mayo.

Foto: Anna García
COR-DE-BOU. Cor de bou

3 / 8

Tomate cor de bou

Traducido del catalán, "corazón de buey". De forma preciosa y singular, se dice que es una variedad de origen francés. Son tomates grandes y pesados, de hasta 250 g.  Por su tamaño, sabor, aroma, abundante pulpa suave y piel muy fina, el corazón de buey ha conquistado a los gourmets. Es el tomate opuesto al clónico industrial.

  • De colores rojizos y rosas, con vetas amarillas o verdes, y frecuentes rajas que parten de donde se inserta el tallo.  Las variedades rosas, como el muy afamado de Barbastro, están libres del gen "rin", responsable de la larga vida y el poco sabor de muchos tomates modernos.
  • Fragantes y aromáticos, su carne tiene un sabor equilibrado. Resultan jugosos y su textura empieza crujiente y se rinde cremosa. ​Nutricionalmente aportan más provitamina A y menos licopeno.
  • Su temporada va de finales de primavera a principios de otoño, aunque no es fácil de encontrar. Una verdadera delicia. Procede degustarlo al natural, sin apenas compañeros.

 

Foto: Anna García
Tomate cherry

4 / 8

Tomate cherry

Los tomates cherry en rama "cereza", literalmente, son auténticos caramelos sanos. Su pequeño tamaño y el hecho de que no haya ni que cortarlos, además de lo novedosos que resultaron en su día y su componente decorativo, les han valido un rápido éxito.

  • Se encuentran todo el año. Se agrupan en ramilletes de 15 a más de 50 frutos, y los mejores son de piel fina y extremadamente dulces. ¡Es difícil dejar de comerlos!
  • Ahora se pueden encontrar sueltos, en rama, en forma de pera. amarillos o naranjas. Las variedades comerciales se han hibridado seleccionando los de piel más gruesa, pero su sabor no es tan bueno.
  • Tienen un aroma dulce y suave, muy agradable. Y en su sabor predominan los azúcares. La sensación al morderlos es de una explosión de sabor, por su jugosidad y lo crujiente de su textura.
  • Por su singularidad se reservan para ensaladas, pinchos, canapés, etc. Añádelos a una ensalada fría de quinoa, hinojo, rúcula y aceite de arbequina de primera presión en frío.
Foto: Anna García
DE-PERA. Tomate de pera

5 / 8

Tomate de pera

La forma que les dio nombre se perdió por el camino: ahora son más bien cilíndricos y apuntados, producto de las hibridaciones sufridas.

Su color va del naranja claro, con alguna veta amarilla, al rojo intenso.

El típico aroma a mata tiene en su caso notas florales y cítricas. Su sabor es amable, dulce, con poca acidez y salinidad. La jugosidad, escasa, pues es todo carne. Y su textura, cremosa, como de fécula y cereales.

Resulta delicioso en ensaladas, donde la sal saca lo mejor de su sabor, pero por su carnosidad se emplea para sopas frías y recetas cocinadas.

Se encuentra de noviembre a julio.

Foto: Anna García
EN-RAMA. Tomate en rama

6 / 8

Tomate en rama

Su presentación con la planta le ha granjeado rápidas simpatías: parece que los hayamos cosechado nosotros. Su forma perfecta, esférica, y su color cercano al carmín completan su poder de seducción.  Del intenso color rojo se deduce que abundan en licopeno, un  compuesto altamente antioxidante.

  • Lo mejor es su aroma a tomateras, profundo al separarlos de sus tallos y olerse las manos. No te lo lleves a la boca a las primeras de cambio. Disfrútalos antes de prepararlos, en la propia rama: inspira sus aromas, distingue las notas dulces, acres, picantes. Si no huele, malo…
  • El sabor destaca por su armonía, sin picos, con acidez contenida y algo más de dulzor al final. Jugosidad moderada y textura más cremosa que harinosa. Lo peor, el excesivo grosor y dureza de su piel. Para ensaladas y para asar o saltear en trozos grandes son una buena elección.
  • Su temporada va de noviembre a junio.

 

 No los guardes en la nevera porque por debajo de los 10 ºC pierden sabor y se ponen harinosos. Déjalos en un lugar ventilado.

Artículo relacionado

Foto: Anna García
BOLA

7 / 8

Tomate bola

Perfectamente esféricos, como su nombre indica, con un color que va del anaranjado al rojo suave, sus frutos han sido seleccionados y a veces manipulados para alargar su vida útil.

Ofrecen un aroma muy suave y un sabor bastante plano, con predominio de la acidez.

Suelen ser jugosos y de textura blanda y harinosa. La piel, fina y crujiente, no molesta.

Se encuentra todo el año.

Es de los más baratos por su gran producción y se recomienda para recetas cocinadas, con las que gana dulzor y sabor.

Foto: Anna García
Cuerno de los andes

8 / 8

Tomate cuerno de los andes

Al parecer, fue un coleccionista francés quien se encontró este tomate en un viaje a los Andes en torno a 1850. Sus semillas son muy buscadas por los hortelanos aficionados a las rarezas exquisitas.

Con la pulpa muy densa, poca agua y pocas semillas, son ideales para preparar salsa y conservarla.

Fotografía: Istock

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?