Energía y vitalidad

3 batidos saciantes y súper nutritivos

Los batidos vegetales son ideales para desayunar y para llevar. Si además sacian y nutren como los de estas recetas, ¡no se puede pedir más!

¿Te gustan los batidos? Son cómodos, sencillos de hacer, en verano refrescan y en invierno nos pueden calentar. Además, nos los podemos llevar a cualquier parte y nos sirven para cualquier momento del día. Son geniales como desayuno, especialmente si tenemos poco tiempo, ya que se pueden consumir en el camino de forma limpia y resultan muy saciantes. Pero también son estupendos para hidratarnos entre horas, como merienda o como parte de una comida muy ligera.

¿Qué más podemos pedir? ¡Que sean nutritivos! Estas ideas de batidos, que puedes adaptar fácilmente a tu gusto, proporcionan energía y vitalidad. Algunos están más enfocados a conseguir grasas saludables y otros a tener un aporte proteico extra, genial para las personas muy activas.

Y todos con algún extra de vitaminas y minerales de los que no te puedes perder.

1 / 3
receta-batido-cacao-naranja-aguacate

1 / 3

Batido de cacao y naranja

Una opción que no tiene época del año, ya que se puede tomar caliente o frío, funcionando perfectamente como granizado. El aguacate nos proporciona grasas monoinsaturadas, muy interesantes, y es rico en vitamina y vitamina C, como la naranja. Tenemos aporte de proteína gracias a la leche de soja pero también al cacao, lleno de antioxidantes y alto en magnesio.

Se trata de un batido muy saciante y que te aportará vitalidad.

Ingredientes para dos raciones:

  • 1 aguacate
  • 2 naranjas
  • 25 g de cacao puro crudo
  • 250 ml de leche de soja o agua como mínimo

Preparación:

  1. Pelamos la naranja retirando la piel y las hebras centrales. La parte de piel blanca es muy interesante a nivel nutricional pero ni no nos gusta la retiraremos.
  2. Batimos todos los ingredientes y añadimos la cantidad de agua que sea necesaria.

Si hace calor, podemos añadir unos hielos para obtener un batido refrescante. Cuando hace frío, un toque de canela le queda especialmente, si lo hacemos espeso.

Para un extra de energía, puedes acompañarlo de unos dátiles.

 

receta-batido-avena-tropical2

2 / 3

Batido de avena tropical

¿Has pensado en convertir tu desayuno habitual en batido? La avena es un alimento muy típico de los desayunos, ya que nos sirve para hacer gachas calientes o frías, esas que llamamos overnight oats. Y es que además de combinar muy bien con todo, es un cereal alto en proteína y que además nos ayuda a regular el colesterol de forma natural.

Es, por todo esto, que una muy buena opción es convertir ese porridge de verano en un batido.

Y vamos a darle a este batido de avena un toque tropical con leche de coco y mango, aprovechando que los mangos están de temporada y que ahora es fácil conseguirlos locales.

La cucharada de lino opcional, que nos aportará omega 3, en realidad la podemos añadir a cualquiera de los batidos.

Ingredientes para dos raciones:

  • 1 mango o cualquier otra fruta de temporada (200 g)
  • 25 g de nueces
  • 1 taza de copos de avena o harina de avena
  • 100 ml de leche de coco sin grasa
  • 1 cucharada de semillas de lino (opcional)
  • Agua

Preparación:

  • Pelamos el mango después de lavarlo bien y lo deshuesamos.
  • Añadimos leche de coco sin su grasa, para que el batido no sea especialmente denso, a no ser que lo busquemos muy saciante.
  • Batimos todos los ingredientes y añadimos la cantidad de agua necesaria para obtener dos.

Para hacer este batido caliente, podemos cambiar la fruta por calabaza y añadirle canela y clavo.

receta-batido-sandia-zanahoria

3 / 3

Batido de sandía, apio y zanahoria

Esta combinación es muy refrescante e ideal para los días de playa o montaña. Tendremos antioxidantes, vitamina C, vitamina A, carotenos, licopeno y fibra. ¡Además de ser altamente hidratante!

Si no lo has probado nunca, puede que te parezca una combinación extraña, pero la sandía queda muy bien tanto con el apio como el pepino. Este batido se puede hacer indistintamente con cualquiera de los dos, el que esté más accesible.

Hemos elegido aquí el apio por la cantidad de fibra que aporta. Además, añadimos una zanahoria por los betacarotenos para cuidar de nuestra piel.

Ingredientes para dos raciones:

  • 3 troncos de apio con sus hojas
  • 250 g de sandía sin piel
  • 1 limón entero
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cucharadita de postre de jengibre en polvo
  • Agua

Preparación:

  1. Pelamos el limón, lo partimos a cuartos y le quitamos las hebras blancas.
  2. Lavamos bien los troncos de apio, los cepillamos y retiramos las hojas o partes que no estén en buen estado. Los partimos para poder batirlos.
  3. Cortamos la cantidad suficiente de sandía para llegar a 250 g. Intentamos dejar la mayor parte de carne blanca que podamos.
  4. Pelamos la zanahoria o, si es eco, la lavamos bien y la raspamos con un cepillo de verdura.
  5. Batimos bien todos los ingredientes, añadiendo el agua que creamos conveniente para que nos quede la textura que nos gusta.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?