Efecto reconfortante inmediato

3 deliciosos lattes vegetales para este otoño

Son la bebida ideal para hacer más llevadera la rutina. Estas recetas de pumpkin spiced latte, chai masala y latte de caramelo calientan y elevan el ánimo.

Despedirse de los helados es mucho más fácil si tenemos esperando deliciosas bebidas calentitas. Todavía mejor si, además, nos aportan nutrientes muy interesantes. Y es que tener una taza caliente entre las manos durante un día frío y lluvioso de otoño es un auténtico placer.

Si bien siempre he sido una gran consumidora de tés y cafés, desde hace unos años he descubierto los lattes. Estas maravillosas combinaciones de leche vegetal con diferentes especias y sabores nos pueden ayudar a calentar el día mientras caminamos al trabajo, pero también nos pueden transportar mentalmente a otro lugar.

Es posible que ya haya alguna de estas bebidas que te suene muchísimo. Para empezar el chai latte, que se inspira en el masala chai originario del sur de la India y que es, sin duda, el más conocido. Se prepara con especias y hierbas aromáticas, té y leche, que puede ser vegetal. En los últimos años, se ha popularizado también de forma espectacular el pumpkin latte, una bebida a base de calabaza.

Artículo relacionado

mat-latte-raw

Mate latte en versión raw

Mis recetas de latte vegetal favoritas

Algo que has de saber es que algunas de las bebidas que se comercializan como lattes son ultraprocesadas. No son especialmente saludables y deberían evitarse o restringirse a un consumo muy ocasional. Tampoco llevan prácticamente ninguno de las de los ingredientes que indican en su nombre. En realidad, se trata de bebidas industriales saborizadas, aunque te las preparen delante de ti, dependiendo de la cadena de cafeterías a la que acudas.

Por eso te propongo que aprendas a hacerlos tú en casa. Aquí te dejo mis tres recetas de latte favoritas, para que puedas disfrutarlas como se concibieron.

1 / 3
receta-pumpkin-latte-

1 / 3

Pumpkin Spiced Latte

Cuando se acerca octubre, llegan las calabazas. No te limites a hacer con ellas una deliciosa crema o simplemente a hornearlas. Puedes recrear esta bebida con toques americanos y aprovechar la temporada de una forma diferente.

En este caso cómo no vamos a utilizar nata, ni de soja o de coco, para decorar nuestro latte. Es igual de delicioso sin ella. Vamos a utilizar la gran cantidad de espuma qué se puede crear con leches vegetales.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 80 ml de puré de calabaza casero
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida
  • ½ cucharadita de clavo molido
  • 1 litro de leche de soja
  • 120 ml de café recién hecho, unos 30 ml por persona
  • Edulzante natural al gusto.
  • Canela molida para decorar

Preparación:

  1. Mezclamos el puré de calabaza con las especies y el endulzante a continuación.
  2. Añadimos medio litro de leche y mezclamos con las varillas de forma enérgica. Conseguiremos una gran cantidad de espuma y una buena mezcla.
  3. Batimos aparte el resto de la leche para conseguir espuma.
  4. Repartimos el café recién hecho en 4 vasos, añadimos nuestra mezcla de puré de calabaza especiada y, finalmente, rellenamos con la espuma de leche o simplemente con más leche.
  5. Utiliza canela molida para decorar.

En lugar de las varillas, para conseguir la espuma podemos utilizar un espumador eléctrico o manual de aluminio . También se pueden utilizar los accesorios de cafetera para conseguir espuma . En ese caso, los utilizaremos para cada taza y no para toda la cantidad que estamos preparando.

Como ves, se trata de una receta que puedes tener hecha del día anterior. Puedes conservar la mezcla en la nevera y simplemente volver a levantar la espuma con las varillas o con un espumador.

¡Ya tienes listo tu latte de calabaza!

receta-chai-masala-latte

2 / 3

Chai masala casero y vegano

Puedes hacer tu combinación propia de chai masala y convertir este típico late indio en tu bebida casera favorita del otoño. Vamos a utilizar té negro descafeinado, pero puedes utilizar la variedad de tu preferencia. Eso sí, te recomiendo que sea té a granel, de hoja suelta y no en bolsitas.

Aunque puedes comprar la mezcla de té chai también puedes hacerla en casa. Para ello necesitas:

  • Té negro desteínado
  • Anís estrellado
  • Canela
  • Clavo
  • Cardamomo
  • Jengibre en polvo
  • Pimienta negra

Ingredientes para 1 taza de chai masala:

  • 2 cucharaditas de té negro
  • 1 cucharadita de especias de té chai
  • 125 ml de leche de soja u otra de tu elección
  • 125 ml de agua
  • Endulzante al gusto
  • Canela o cardamomo

Preparación:

  1. Calentamos el agua y ponemos las especias y el té sin que en ningún momento llegue a hervir. La cocción habitual suele estar entre los 3 y los 4 minutos, dependiendo del té negro escogido. Cuélalo y reserva.
  2. Calentamos la leche vegetal y añadimos el endulzante elegido.
  3. Podemos espumar toda la leche vegetal o reservar solo una parte para este cometido.Como en el caso anterior, serviremos primero el té, posteriormente la leche y finalmente la espuma sí la hemos hecho aparte.
  4. Decoramos con canela o cardamomo molido.

Puedes elegir la leche vegetal que más te guste, pero recuerda que no todas hacen la misma espuma. Igualmente, no es necesario para poder disfrutar de esta bebida que la leche vegetal esté espumada.

receta-latte-caramelo

3 / 3

Latte de caramelo

Esta receta es muy sencilla si tenemos todos los ingredientes. Pero vamos a preparar también nosotros nuestra propia salsa de caramelo salado.

Con una lata de leche de coco tendremos para 8 raciones, algo muy conveniente, ya que se tarda casi una hora en tenerlo preparado. Después podemos guardarlo y utilizarlo cuando más nos convenga.

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 ml de leche de avena
  • 120 ml de café recién hecho, unos 30 ml por persona
  • 4 porciones de caramelo salado

Esta receta es como la primera. Se mezcla bien el caramelo salado y la leche caliente con unas varillas. Podemos espumar toda la mezcla o tener una parte de la leche reservada para hacer espuma. Serviremos igual: primero el café, luego la mezcla con el caramelo y finalmente un toque de espuma o crema y un poco de caramelo por encima.

Para hacer el caramelo salado (salen 8 raciones):

  • 400 g de leche de coco con su nata
  • 400 g de azúcar de coco
  • 1 cucharadita rasa de sal marina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Preparación:

  1. Mezclamos la leche de coco, el azúcar de coco y la sal en un cacito a fuego alto. Lo llevamos a ebullición, bajando en este mismo momento a fuego bajo.
  2. La salsa se cocina a fuego lento durante unos 30 o 40 minutos. Los últimos 10 minutos tendremos que remover, cada vez con más frecuencia, para que los trozos más oscuros del fondo se incorporen a la salsa de caramelo.
  3. Una vez esté bien espesada, apagamos el fuego y añadimos el extracto de vainilla.
  4. Retiramos del cazo y reservamos en vidrio, o esperamos que se atempere para utilizarla.

La salsa de caramelo salado se conserva bien en la nevera durante unas dos semanas, en un tarro cerrado.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?