Residuo cero

6 consejos para producir menos residuos durante las vacaciones

Si estando en tu casa apuestas por no generar residuos innecesarios, haz lo mismo durante tus vacaciones allí donde estés. Con los siguientes consejos podrás conseguirlo.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Tanto si eres amante de la playa o la montaña como si te gusta perderte por las ciudades, con estos 6 consejos “residuo cero” ahorrarás muchos desperdicios durante tus vacaciones, disminuirás tu impacto ambiental y de paso también ahorrarás dinero.

Consejos para conseguir no generar desperdicios

1. Compra en tiendas “residuos cero”

Empieza por llevar siempre contigo una o varias bolsas de tela. No las olvides al hacer tu equipaje. Incluye algunas para frutas y verduras frescas. Estas bolsas apenas ocupan espacio en la maleta o mochila.

Con estas bolsas podrás llevar tus bebidas y tentempiés a la playa o ir de compras a las tiendas en tu destino de vacaciones. Si llevas tu bolsa de tela ya no necesitarás pedir bolsas de plástico.

Buscan en las poblaciones que visites las tiendas que venden a granel. Puedes encontrar sus direcciones en Internet buscando “tienda”, “residuo cero” o “zero waste” y el nombre de la ciudad. Una visita a estas tiendas brinda inspiración sin desperdicio y hace que desees utilizar menos envases.

2. Sacia tu sed gratis y sin generar basuras

Cuando aprieta el calor compramos con alegría en nuestro destino de vacaciones agua envasada en botellas de plástico.

Si veraneas en lugares con agua potable, puedes llevar contigo una botella liviana de acero inoxidable y rellenarla en las fuentes públicas; es la manera más inteligente y sostenible de saciar la sed y no generar desperdicios.

Si no te fías de la calidad del agua, puedes utilizar botellas que incorporan un filtro.

Artículo relacionado

sin-residuos

Súmate al plan 'Cero Residuos' con estas 9 estrategias

3. Higiene con productos sólidos

Para sus vacaciones, muchos turistas compran pequeñas botellas de plástico con champú, gel de ducha, crema solar, etc. Otros se llevan botellas medio llenas. El objetivo es dejar las sobras, especialmente las botellas de plástico, en el destino de vacaciones. Esa es una muy mala solución.

Si llevas una pastilla de jabón para manos y un champú sólido para el cabello contigo de vacaciones, viajarás con equipaje liviano y menos botes de plástico. Conseguir el desperdicio cero en el baño es fácil, incluso durante las vacaciones.

Recuerda que la producción y el transporte de productos de higiene sólidos es mucho más sostenible que los de los productos líquidos, que son sobre todo agua.

4. Evita los recuerdos innecesarios

En la era digital, los recuerdos de las vacaciones están un poco pasados de moda. Lo que eliges para amigos o familiares y para ti mismo suele acabar acumulando polvo en algún rincón. Son recuerdos que se olvidan muy rápido.

En aras del desperdicio cero y para ahorrar, es mejor que estos artículos se queden en la tienda. Un recuerdo mucho mejor puede ser invitar a amigos o familiares después de las vacaciones y cocinar algo típico del país o de lugar en el que has pasado las vacaciones.

5. Viajar sin papel

Con muchas aerolíneas y proveedores de transporte puedes llevar tu tarjeta de embarque o billete digitalmente en tu smartphone. Si usas esta posibilidad, no ahorrarás personalmente montañas de papel, pero si cada vez más turistas utilizan estos billetes, si que se evitará un gran desperdicio de papel.

6. Hacer “plogging” y “plalking” en vacaciones

¿Un paseo por la playa o por el bosque o una hora de jogging cerca del hotel? Está bien, pero las personas que se preocupan por el medioambiente pueden hacer ejercicio y limpiar el entorno al mismo tiempo.

El plogging se compone de la palabra "jogging" y la palabra sueca "plocka", que significa como recoger o seleccionar. La nueva tendencia de recoger basuras mientras corres es fácil de implementar y es adecuada tanto para principiantes como para corredores profesionales. Además de los zapatos para correr, solo se necesitan una bolsa de basura y unos guantes.

El plalking también consiste en recoger basura, pero esta vez caminando. El término surge del vocablo sueco "plocka" y de "walking (caminar).

En muy poco tiempo, estas prácticas se han extendido por todo el mundo. Armada con una bolsa y unos guantes, sales a caminar o correr manteniendo los ojos abiertos y recogiendo la basura que encuentras en el camino.

Ten en cuenta que no solo vas a limpiar el entorno sino que vas a concienciar a cada persona que te vea.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?