Proteínas vegetales

Haz tus propios nuggets veganos con garbanzos o tofu

Claudina Navarro, periodista especializada en salud y ecología

Si eres una fan de los nuggets de pollo, pero sabes que los productos preparados no son sanos, puedes preparar una versión vegetariana y saludable en casa.

Los nuggets de pollo son el clásico producto ultraprocesados, cómodo y sabroso que encanta a los niños y también a los adultos. Pero si lees la lista de ingredientes verás que en muchos casos incluyen una gran cantidad de aditivos y sustancias desconocidas. La alternativa vegetal y saludable que te proponemos se elabora con seitán, okara (la pulpa de soja que sobra cuando se elabora la leche), garbanzos y tofu.

Nuggets veganos de garbanzos

Estos nuggets contienen okara, la pulpa que sobra cuando se produce leche de soja (puedes hacerla en casa con una Chufamix o una licuadora) y es una manera de aprovecharla, pero si no dispones de este ingrediente, puedes aumentar la cantidad de garbanzos.

Artículo relacionado

proteína vegetal

Proteínas vegetales: beneficios, de dónde obtenerlas y cómo tomarlas

Ingredientes (para una bandeja de horno llena):

  • 100 g de garbanzos cocidos
  • 200 g de okara (si no tienes osara, puedes utilizar 300 g de garbanzos)
  • 100 g de gluten de trigo ecológico
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de mantequilla de almendras o anacardo (opcional para aportar más jugosidad)
  • 1-2 cucharadas de levadura de cerveza
  • Sal y pimienta

Para el empanado:

  • 50 g de pan rallado
  • 20 g de harina de soja o almidón de maíz
  • 70-80 ml de leche vegetal
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 2 cucharaditas de cebolla granulada o cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano

Elaboración:

  1. Mezcla el gluten con la levadura, la sal y la pimienta. Tritura los garbanzos y añádelos al gluten junto con la osara, el aceite y la mantequilla de almendras si has decidido usarla. Amasa todo vigorosamente hasta que se forme una masa uniforme.
  2. Divide la masa en trozos pequeños. La mejor manera de hacerlo es formar bolas de masa relativamente desiguales y luego irlas aplanando una tras otra entre las palmas de las manos.
  3. Prepara tres tazones con la harina de soja o fécula de maíz, la leche vegetal y pan rallado, que previamente habrás mezclado con las especias. Primero pasa los nuggets una tras otro por la harina, luego sumérgelos en la leche vegetal y finalmente cúbrelos por todos lados con el pan rallado sazonado.
  4. Coloca las nuggets empanados en una fuente para hornear engrasada y hornéalos en el horno precalentado a 200 °C, con calor superior e inferior, durante 30 a 35 minutos. A la mitad del tiempo de cocción, voltea todos las nuggets una vez y cúbrelos con un poco de aceite vegetal con un pincel si lo deseas. El aceite hace que las nuggets sean aún más crujientes.

Las nuggets se pueden consumir inmediatamente. Combinan bien con salsa barbacoa sin azúcar o salsa picante. Al mismo tiempo puedes preparar patatas y otras verduras en el mismo horno. lo que convertirá a los nuggets veganos en una comida completa.

Si quieres hacer nuggets en grandes cantidades, puedes empanar los nuggets y luego congelarlos en un tupper. Para evitar que se peguen entre sí, congélalos un poco, por ejemplo, en una plato con algo de distancia entre ellos y luego mételos en el tupper. Cuando los necesites simplemente sácalos del congelador y mételos en el horno, pero aumenta el tiempo de horneado en diez minutos.

Artículo relacionado

proteinas-vegetales

Por qué las proteínas vegetales son mejores para tu salud

Nuggets de tofu

Para las nuggets de tofu caseros, necesitas 500 g tofu, lo cortas en dados y sigues la misma receta que en los nuggets de garbanzos desde el paso 3.

Es importante que el tofu esté bien firme. Para exprimir el exceso de agua del tofu, haz lo siguiente:

  • Congela un bloque de tofu durante al menos seis horas.
  • Descongela el tofu y deja que escurra el agua.
  • Si el tofu aún no está lo suficientemente firme, puedes envolverlo en un paño y ponerle un peso encima por ejemplo (una sartén de hierro fundido) durante 10 a 20 minutos. Después ya lo podrás cortar en dados y empanar.

Independientemente de si deseas hacer nuggets veganos de garbanzos y gluten o de tofu, las piezas empanadas también se pueden freír en abundante aceite de oliva en la sartén o en una freidora. Asegúrate de que el aceite esté muy caliente cuando agregues los nuggets, de lo contrario, el empanado absorberá demasiado aceite.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?