Recetas rápidas

3 recetas de verano que se hacen en 15 minutos

Aunque solo tengas 15 minutos de tiempo puedes poner sobre la mesa platos deliciosos. Te presentamos ideas de lo que puedes cocinar en ese tiempo o incluso en menos.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Aunque tengas muy poco tiempo, cocinar tú misma es más sostenible y saludable que las comidas preparadas o los servicios de entrega a domicilio.

Con estas recetas de 15 minutos puedes llevar platos deliciosos a la mesa y elegir ingredientes que sean de cultivo ecológico, producidos regionalmente y que vengan sin envases de plástico.

Los ingredientes ecológicos no se tratan con pesticidas químicos sintéticos, por lo que al consumirlos apoyas una agricultura que es mejor para las personas y el medio ambiente. Además si compras a nivel local, reduces la emisión de gases de CO2 dañinos.

1. Ensalada de calabacín

Una ensalada de calabacín es un acompañamiento o entrante fresco y ligero, especialmente en verano. Te mostramos una receta que solo requiere unos pocos ingredientes y muy poco tiempo.

Ingredientes (para 6 personas):

  • 4 calabacines medianos
  • 1 limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • pimienta
  • 1 puñado de albahaca y perejil frescos

Elaboración:

  1. Lava los calabacines y córtalos en rodajas finas. Luego corta las rodajas en palitos estrechos.
  2. Lava el limón con agua caliente y ralla alrededor de media cucharadita de la cáscara del limón. Luego exprime el zumo.
  3. Mezcla el zumo y la ralladura de limón con aceite, sal y pimienta para hacer el aderezo.
  4. Lava las aromáticas, sacúdelas para secarlas y pícalas bien finas.
  5. Ahora mezcla el calabacín, el aderezo y las aromáticas en un bol.
  6. Puedes servir la ensalada de calabacín de inmediato o dejarla reposar en la nevera durante unas horas.

Variaciones

Puedes darle fácilmente a la ensalada de calabacín un sabor o consistencia diferentes con diferentes aderezos y otros ingredientes:

  • Para una nota afrutada, puedes agregar arándanos secos.
  • Si quieres un toque más crujiente puedes agregar nueces picadas o semillas de girasol y calabaza.
  • También puedes añadir otros condimentos como ajo o chile al aderezo.
  • Es posible agregar otras verduras como remolacha o zanahorias. Éstos deberían tener la misma forma que el calabacín .
  • Para convertir la ensalada de calabacín en una comida principal, puedes servirla con cuscús, bulgur, espelta o garbanzos, entre otras cosas.
  • Los cubitos de queso feta o tofu frito finamente picados también son adecuados como aderezo.

2. Sopa de espinacas

Esta sopa de espinacas sabe bien tanto a los fanáticos de las espinacas como a los escépticos, a los que seguro que convence. La puedes consumir tanto caliente como tibia o incluso fría.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 kg de hojas frescas de espinaca
  • 200 g de queso fresco granulado tipo cottage
  • 200 g de crème fraîche (o sustituto vegano)
  • 1 l de caldo de verduras
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  1. Lava las hojas de espinaca y cocínalas en el caldo hasta que hayan perdido la consistencia crujiente. Convierte el caldo y las espinacas en puré.
  2. Agrega la crème fraîche y el queso fresco y sazona la sopa con sal y pimienta.

3. Spaghetti aglio e olio

"Spaghetti aglio e olio" no significa más que espaguetis con ajo y aceite. Es un sencillo plato de pasta de la cocina del sur y centro de Italia que no contiene productos de origen animal.

Si quieres cocinar muy rápido o si no tienes muchos comestibles en casa, los espaguetis aglio e olio son el plato adecuado.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 5 litros de agua
  • 5 cucharaditas de sal
  • 500 g de espagueti
  • 4 a 8 dientes de ajo
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Chile en polvo
  • Algunas hojas frescas de albahaca (opcional)
  • Unos tomates cherry (opcional)
  • Pimienta negra recién molida (opcional)

Elaboración:

  1. Llena una cacerola con agua y ponla a hervir.
  2. Agrega suficiente sal al agua hirviendo.
  3. Deja que los espaguetis se cocinen durante el tiempo indicado en el paquete.
  4. Vierte los espaguetis cocidos en un colador grande y déjalos escurrir brevemente.
  5. Pela los ajos.
  6. Vierte el aceite de oliva en una segunda cacerola y caliéntelo un poco.
  7. Pasa los ajos a través de la prensa de ajo y agrégalos al aceite de oliva tibio (si no tienes prensa de ajos puedes cortarlos en trozos pequeños)
  8. Deja el ajo a fuego medio durante 2-3 minutos. Sigue revolviendo para que no se ponga marrón.
  9. Agrega un poco de chile en polvo al ajo.
  10. Agrega los espaguetis escurridos y mézclalos con el ajo y el aceite de oliva. Sirve inmediatamente.
  11. Puedes decorar los espaguetis en el plato con albahaca fresca o dos o tres tomates cherry en rodajas. En Italia, la pimienta negra recién molida también es popular en los espaguetis aglio e olio.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?