Belleza natural

Cómo peinarse para no estropear el pelo (5 errores frecuentes)

Peinarse es una de las rutinas diarias de cuidado personal que se llevan a cabo sin prestar demasiada atención. No es raro que se cometan errores que dañan el cabello de forma permanente. Puedes evitarlos.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

¿Puedes cometer errores al peinarte? Aunque parezca mentira, la respuesta es sí. Peinar el cabello es una tarea rutinaria que se realiza sin prestarle mayor atención. Sin embargo, a los pequeños errores les gusta colarse en nuestra rutina, y puede representar que arranquemos una cantidad innecesariamente grande de cabello, que pierda brillo o se rompa. Las siguientes cinco trampas en el camino hacia un cabello brillante y saludable son fáciles de evitar:

1. Peinar tu pelo estando mojado

Muchas personas se peinan el cabello justo después de lavarlo mientras aún está mojado y, sin saberlo, lo están dañando al mismo tiempo en el proceso.

Cuando el cabello está mojado, la capa de la cutícula se abre ligeramente, haciéndolo má vulnerable a la rotura. Por lo tanto, si es posible, no peines tu cabello cuando está mojado.

Siempre debes tratar el cabello mojado con mucho cuidado. Peina bien tu cabello antes de lavarlo, de esta manera puedes ahorrarte algunos productos de cuidado o acondicionadores. Si tu cabello tiende a tener pequeños nudos después del lavado, puedes desenredarlo suavemente con los dedos.

Si no puedes aguantar y sientes la necesidad de peinarlo estando mojado, debes usar un producto de cuidado para que sea más fácil de peinar, para evitar tirones y enredos y para protegerlo. Los acondicionadores suelen facilitar el peinado.

Artículo relacionado

2. Peinar dando tirones

Cuando tenemos que ser rápidos por la mañana, es fácil trabajar nuestro cabello de forma frenética y brusca con un cepillo o un peine. No solo arrancamos mucho pelo innecesariamente, también lo dañamos.

Hay que proceder con cuidado: el cabello no es una cosa inerte. Si tiendes a tener nudos en el cabello, debes sostener el cabello por la mitad para peinar las puntas sin darte tirones.

Si tienes el pelo largo, asegúrate de que realmente todo el pelo pase por el peine o el cepillo. Si dejas cabellos sin peinar y solo te peinas por encima, un día de te encontrarás nudos en el cabello.

Si trabaja con un cepillo redondo, elige un cepillo grande para cabello largo y no envuelvas demasiado cabello alrededor del cepillo; es mejor que peines mechón a mechón.

Artículo relacionado

3. Peinar muy poco o demasiado

"100 pasadas de cepillo al día", así rezaba el consejo de belleza que se atribuía a la mismísima emperatriz Sissi. ¿Pero es cierto este consejo real?

El peinado regular es importante para distribuir el sebo desde el cuero cabelludo hasta las puntas del cabello. El sebo asegura un cabello brillante que no se rompe fácilmente. Por lo tanto, debes peinarte por la noche y por la mañana. En cualquier caso, 100 pasadas de cepillo son demasiadas.

El cabello rizado debe peinarse lo menos posible y el cabello fino también es mejor no peinarlo demasiado. El peinado regular es importante, pero practícalo moderación.

4. No lavar cepillos y peines

No solo los accesorios de belleza, como las brochas y las esponjas de maquillaje merecen una limpieza regular, también debes limpiar tus cepillos y peines con regularidad.

Retira el cabello de tu cepillo todos los días. Una vez al mes es necesario lavar tus cepillos y peines; para ello simplemente remoja los utensilios en agua tibia con un poco de champú y luego enjuágalos bien.

Artículo relacionado

5. Usar un peine y cepillo incorrectos

Cuando se trata de elegir champú y productos de peinado, por lo general lo pensamos mucho, sin embargo cuando se trata de elegir cepillos y peines, a menudo somos demasiado descuidados. Elegir el cepillo adecuado es importante para la salud del cabello:

  • Para los rizos, lo mejor es un peine de púas anchas o un cepillo especial para rizos.
  • El cabello largo y liso se mantiene mejor con un cepillo plano.
  • Para el cabello seco, un cepillo con cerdas naturales es mucho más suave que uno con cerdas de plástico.
  • Para el cabello fino, la mejor opción es un cepillo redondo al utilizar el secador.

Los peines de madera son mejores para tu cabello que los de plástico: el material suave daña menos el cabello y no se carga estáticamente.

Por el bien de tu cabello, debes evitar el uso de un peines de cardado, ya que dañan la estructura del pelo.

Utiliza siempre productos de alta calidad y preferentemente de materiales naturales. Los productos convencionales de plástico y baratos presentan problemas con cerdas demasiado puntiagudas y aristas que hacen más daño que bien.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?