Ocena: cuando es tu nariz la que huele mal. Hay tratamiento natural

La multiplicación de bacterias en la mucosa de la nariz puede causar mal olor (y no te das cuenta). .

Ojos y nariz de chica rubia
Pixabay

Si sufres de ocena, tu nariz desprende un hedor desagradable, aunque tú no te des cuenta. El mal olor se libera con cada espiración y es causado por bacterias que se han asentado en las mucosas secas de las fosas nasales.

Si las membranas mucosas nasales están muy secas, se forman costras en que bacterias como la Klebsiella ozaenae pueden multiplicarse sin obstáculos. Te explicamos las causas exactas y las opciones de tratamiento.

nariz

LECTURA RECOMENDADA

¿Qué dice la nariz sobre ti?

¿Qué es la ocena o rinitis atrófica?

Existen tres cornetes nasales en cada uno de los senos nasales y se apilan uno encima del otro. Hay pasajes estrechos entre los cornetes a través de los cuales puede fluir el aire aspirado por la nariz, que se calienta y humedece en el proceso.

Los cornetes de los senos paranasales son un tejido eréctil. Regulan el flujo de aire a través de los senos paranasales aumentando y disminuyendo la hinchazón.

Dado que su función principal es humedecer y calentar el aire, sus propias mucosas, deben estar siempre suficientemente húmedas. Durante el transcurso de un día normal, los cornetes individuales se hinchan de vez en cuando para dirigir las corrientes de aire a otros cornetes, y así protegerse de la desecación.

La ocena o rinitis crónica atrófica se desarrolla cuando los cornetes permanecen hinchados durante mucho tiempo. Como resultado, los pasajes realmente estrechos de los senos paranasales se ensanchan y aumenta el flujo de aire, lo que reseca las sensibles membranas mucosas de la nariz.

Luego se forman placas duras y costrosas de secreción nasal en las membranas mucosas secas. Estas cortezas sirven como un caldo de cultivo ideal para que las bacterias se multipliquen.

El resultado es un hedor desagradable que emana de la nariz con cada respiración.

Causas de la ocena

Puede haber varias razones por las cuales los cornetes se expanden y secan las fosas nasales.

  • Ocena primaria: los cornetes no solo se hinchan, sino que retroceden. Los vasos sanguíneos y las glándulas nasales también se encogen. En algunos casos, incluso retroceden los huesos de la cavidad nasal. Esta contracción de los cornetes hace que los senos paranasales se agranden mucho.
    El aire circula más libremente, se redirige con menos eficacia y provoca una sequedad severa de las membranas mucosas nasales. La regresión de las membranas mucosas y los cornetes sin causas reconocibles se denomina ocena primaria.
    Las mujeres la sufren con más frecuencia que los hombres.
  • Ocena secundaria: el problema aparece como consecuencia de algún trastorno. Las causas típicas de una ocena secundaria incluyen daños en los cornetes nasales (por ejmplo causados ​​por un accidente); extirpación de uno o más cornetes (como cuando se extirpa un tumor; cuerpo extraño en la nariz, inflamación de los senos paranasales con formación de pus, granulomatosis de Wegener, y uso frecuente de aerosol nasal basado en fármacos simpaticomiméticos para combatir los síntomas de los resfriados.

Los afectados no huelen la ocena

Por si no fuera suficientemente malo que la nariz desprenda un mal olor al exhalar, los afectados por una ocena normalmente no pueden oler lo que se les escapa por la nariz.

Las bacterias que causan el hedor también irritan y dañan los sensibles vellos olfativos que se encuentran sobre las fosas nasales. Como resultado, la percepción del olfato se restringe significativamente.

Es mejor no hurgarse la nariz

Las costras pueden sentirse como cuerpos extraños en la nariz. Algunas personas tienen la tentación de quitárselas, pero esto solo favorece la formación de nuevas costras. Al mismo tiempo, nuevas bacterias de los dedos pueden penetrar en el tejido de la nariz, empeorando el problema.

Tratamiento de la ocena

Los otorrinolaringólogos te ayudarán a tratar la ocena. Las bacterias generalmente se abordan con antibióticos.

En la mayoría de los casos, la eliminación de las bacterias sirve para acabar con el olor desagradable. Las duchas nasales y los ungüentos nasales ayudan a eliminar la corteza y la formación de costras en las cavidades nasales.

Remedios caseros y naturales contra la ocena

Puedes utilizar algunos remedios caseros para hidratarse uno mismo las mucosas. Estos consejos también ayudan a prevenir la sequedad de las membranas mucosas nasales y el desarrollo del problema.

  • Vahos: la inhalación clásica de vapor con sal marina o manzanilla es una excelente manera de hidratar las cavidades nasales y las membranas mucosas y suavizar las costras. Ten cuidado de no quemarte.
  • Ungüento para la nariz: Los ungüentos humectantes o los aceites hacen que la piel alrededor de la nariz sea flexible y contribuyen a que se conserve la humedad natural del tejido.
  • Los aerosoles de agua de mar son eficaces para hidratar sin producir efectos secundarios. En este artículo aprenderás la técnica correcta del lavado nasal.
  • Presta atención a la ingesta de líquidos: tus mucosas necesitan agua. Por lo tanto, bebe al menos dos litros de líquido al día para permitir que las membranas mucosas nasales funcionen normalmente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?