Ahorra comida

Cómo aprovechar los restos de pan y panecillos secos

Claudina Navarro

El pan es uno de los alimentos que con más frecuencia acaba en la basura porque se seca o se estropea antes de haberlo consumido. Por suerte existen muchas maneras de aprovechar ese pan que te ha sobrado.

No importa cuánto lo intentes, sucede una y otra vez, el pan y los panecillos envejecen, se secan y se acaban tirando. Sin embargo, el pan tostado viejo y seco, el pan integral y los panecillos se pueden aprovechar fácilmente y no solo para hacer pan rallado.

5 maneras de aprovechar el pan sobrante

El pan seco vuelve a ser estar sabroso si lo calientas en la tostadora o en el horno y luego lo untas tibio con un paté vegetal o aceite de oliva. Si te apetece probar otras cosas puedes inspirarte en las siguientes cinco recetas:

1. Picatostes hechos con pan duro

Los picatostes caseros tienen un sabor delicioso en una ensalada o en una sopa, y son muy fáciles de hacer.

Corta el pan blanco seco o el pan tostado en cubos y tuéstalos en la sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén crujientes.

2. Ensalada de pan ("panzanella")

No importa qué tipo de pan sea, cualquiera sirve para elaborar la ensalada italiana de pan llamada panzanella.

Para hacerla, corta el pan para la ensalada en cubos y tuéstalos en la sartén con ajo y aceite de oliva. Con tomate fresco, cebolla, albahaca y una vinagreta se convierte en un delicioso plato de verano. Hay muchas variedades de ensalada de pan:

  • Ensalada de pan mediterráneo con rúcula, tomate, piñones, cebolla, ajo, parmesano y albahaca.
  • Ensalada de pan oriental (fattouche) con pan plano, pepino, pimiento, tomate, cebolla, perejil, menta y ras el-hanout (mezcla de especies marroquí).
  • Ensalada de pan con tomates, cebolletas y queso.
  • Ensalada de pan griega con zanahorias, tomates, cebollas, alcaparras, aceitunas y queso de oveja.
  • Ensalada de pan otoñal con manzanas, nueces y ensalada de achicoria.

Artículo relacionado

gtres a00319127 1960

Haz pan casero en 3 pasos rápidos

3. Chips de pan tostado hechos con pan duro

Para los chips de pan necesitas rebanadas de pan muy finas, que luego colocas una al lado de la otra en una bandeja forrada con papel de hornear.

Unta las tostadas con aceite de oliva y espolvorea con hierbas y ajo. Hornea a 180 grados durante ocho a diez minutos. Los chips de pan combinan bien con varias salsas para un aperitivo.

4. Torrijas

Lo que solía ser "comida de pobres", ahora es una deliciosa forma de utilizar las sobras. Para los torrijas puedes cortar el pan de seco o el pan blanco por la mitad y remojarlo en una mezcla de 300 ml de leche, dos huevos, 20 g de azúcar y una pizca de vainilla. La mezcla es suficiente para unas seis rebanadas de pan. Fríe el pan en la sartén y disfruta las torrijas concanela, helado u otros acompañamientos.

5. Transforma el pan viejo en pan rallado

Corta el pan seco en rodajas y déjalo secar completamente al aire o en el horno. Luego mételo en la procesadora. Si lo almacenas herméticamente, el pan rallado te durará varias semanas.

Desecha el pan mohoso

El pan mohoso debe ir a la basura, sin peros ni penas. Debes desechar completamente el pan, y no solo cortar la esquina mohosa, porque las esporas de moho ya podrían haberse extendido por todo el pan aunque no las veas.

Cómo almacenar el pan correctamente

La mejor manera de evitar los restos de pan duro es comprar la cantidad justa. Antes de ir de compras, calcula cuánto pan comerás durante los próximos días. No lo compres a bulto o por intuición. Una vez que el pan está en casa, su duración también dependerá del correcto almacenamiento.

Artículo relacionado

pan en casa

Secretos para elegir un buen pan

Es mejor guardar el pan en una panera hecha de arcilla, madera o acero. Al adquirir una panera es importante que el material sea transpirable o que la caja tenga orificios de ventilación. Esto permite que se escape la humedad del pan y se retrasa la aparición del moho.

¿Por qué se pone duro el pan?

Que el pan se ponga duro rápidamente es un indicador de mala calidad. La causa es que estos panes de 24 horas como máximo son demasiado ricos en almidón y no se han horneado durante el tiempo suficiente, por lo que conserva un grado de humedad que al irse perdiendo provoca el endurecimiento del almidón.

En cambio, el pan integral, con una fermentación prolongada, está más seco cuando sale del horno, sin dejar de estar tierno, y permanece así durante mucho más tiempo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?