Dieta sin altibajos de glucosa

Cómo identificar una bajada de azúcar y cómo evitar la hipoglucemia

Francesc Fossas

La debilidad, los ataques de hambre y la irritabilidad son síntomas de una bajada de azúcar. Ciertos hábitos alimenticios pueden prevenirlas fácilmente.

La glucosa es la fuente principal de energía que utilizan las células de nuestro organismo.

Las células del cerebro dependen de forma casi exclusiva del suministro de glucosa, de modo que sufren de un modo especial su carencia. Por ello es preciso mantener una glucemia estable para conservar el aporte energético al sistema nervioso central.

Cuando escasea y las células del tejido nervioso no pueden ser abastecidas normalmente, el organismo activa una serie de mecanismos para protegerse de la situación de riesgo y para advertir a la persona de que debe actuar con rapidez.

En estas circunstancias se produce la elevación de una serie de hormonas como la adrenalina, el cortisol, el glucagón y la del crecimiento, cuya finalidad es movilizar las reservas de glucosa que existen sobre todo en el hígado.

¿Qué es una bajada de azúcar y qué síntomas produce?

La hipoglucemia (hipo: bajo; glucemia: glucosa en sangre) implica el descenso de la glucosa sanguínea por debajo de una cifra considerada mínima, que es la de 60 mg/dL.

Los síntomas de hipoglucemia se presentan de forma rápida y varían de una persona a otra.

  • Los más usuales son:
    • sensación de hambre
    • cambios de humor
    • debilidad
    • sudoración
    • palpitaciones
  • Si no se corrige la situación pueden aparecer:
    • visión borrosa
    • dificultad para hablar
    • confusión mental
    • pérdida de conocimiento.

¿Un bajón es señal de hipoglucemia?

Podemos estar fatigados por muy diferentes motivos, así que no se puede establecer esta relación de forma inequívoca.

A pesar de que la debilidad es uno de sus síntomas, estos pueden manifestarse de diferente manera según las personas e incluso pueden variar en la misma persona y modificarse a lo largo del tiempo.

Artículo relacionado

carbohidratos

Hablemos claro de los carbohidratos

¿Cómo evitar las bajadas de azúcar?

Aunque los responsables de mantener los niveles de glucosa en valores normales son procesos que se llevan a cabo de forma "automática", está en nuestras manos crear las condiciones para facilitar esta labor, empezando por la alimentación, que es su proveedor esencial.

Lo cual pasa por fraccionar las comidas a lo largo del día en unas cinco tomas para evitar sobrecargas cuando se come y que transcurran muchas horas sin ingerir alimentos. Y se deben potenciar los hidratos de carbono de absorción lenta (legumbres, pasta) frente a los de absorción rápida (bollería, azúcar).

Sin olvidar procurarse un descanso reparador, practicar ejercicio aeróbico y llevar una vida donde la serenidad y la sensación de control imperen sobre el estrés.

¿Son iguales todas las hipoglucemias?

Existen diversos tipos que se clasifican en función de su gravedad. Los episodios de hipoglucemia se suelen relacionar con personas que tienen diabetes, pero no siempre es así.

Cuando es leve o moderada la persona nota los síntomas y es capaz de tratarse ella misma, pero si es grave precisará que cuente con ayuda externa. Y existe el coma hipoglucémico, una situación muy grave, en la que la persona está inconsciente.

Artículo relacionado

azucares libres riesgos salud

Glucosa, sacarosa y fructosa: el efecto de los azúcares libres

¿Qué hacer cuando se baja el azúcar?

Es fundamental detener la actividad e ingerir algún alimento dulce.

Así, ante la aparición de los primeros síntomas se puede tomar un zumo de naranja u otra bebida rica en hidratos, galletas (3-5 unidades), una barrita energética o frutas desecadas.

Los síntomas suelen ceder en 5-10 minutos.

¿Se pueden tener bajadas de azúcar la noche?

Sí, y son más frecuentes de lo que se cree. Sus síntomas pueden llevar a despertarse o no, según la fase del sueño en que se produzca.

Son síntomas claros:

  • Pesadillas.
  • Sudoración.
  • Despertarse con dolor de cabeza o "atontado".
  • Caminar sonámbulo.
  • Cansancio al levantarse.
  • Despertarse con aumento de la frecuencia cardiaca.

¿Por eso es tan importante el desayuno?

Con él rompemos el ayuno nocturno. Lo esencial es reponer hidratos de carbono pues las reservas del hígado, encargadas de mantener el nivel de glucosa en la sangre por la noche, son escasas.

Debe aportar un 25% de la ingesta calórica del día, con mayoría de hidratos.

Artículo relacionado

merienda-para-hacer-frente-al-cansancio

La merienda, necesaria para hacer frente al cansancio

¿El ejercio genera hipoglucemia?

El ejercicio baja los niveles de glucosa pero no suele producir hipoglucemia en personas sanas.

Si aparecen síntomas durante el ejercicio, se aconseja tomar hidratos de carbono de absorción lenta antes de comenzar la actividad.

Durante el ejercicio se pueden tomar hidratos de carbono simples, como glucosa o azúcar.

¿Qué debería comer un diabético?

Basta seguir los consejos nutricionales de cualquier persona sin diabetes, pero adaptados a sus características personales y a su peso: un aporte de hidratos de carbono de en torno al 50% y menor consumo de grasa, con reducción de la grasa animal e incremento de la no saturada (aceite de oliva).

Según la Fundación Española del Corazón, uno de los aspectos fundamentales de la dieta del diabético es la distribución equilibrada de los alimentos ricos en hidratos de carbono a lo largo de la jornada. Con ello se evitan fluctuaciones de la glucemia y mejora su control.

Artículo relacionado

El íncide glucémico de la fruta

Índice glucémico: ¿qué frutas lo tienen más alto?

¿La carga glucémica alta es un riesgo?

Mientras más alta es la carga glucémica de un alimento más subirá las cifras de glucosa sanguínea y mayor será su efecto insulinogénico.

Un consumo a largo plazo de una dieta con una carga alta empieza a relacionarse con un riesgo mayor de diabetes tipo 2 y de enfermedad isquémica coronaria.

¿Beber alcohol es contraproducente si tienes bajo el azúcar?

El alcohol es un potente hipoglucemiante. Inhibe la producción de glucosa por parte del hígado, que es la principal fuente de esta entre las comidas.

Además anula los síntomas iniciales de hipoglucemia (temblor, sudoración).

Por ello debe consumirse de forma moderada y siempre como acompañamiento de la comida.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?