Depúrate

5 alimentos detox que ayudan al hígado

El hígado es el gran órgano depurador del organismo. Ponlo a punto con la ayuda de los alimentos que lo protegen y estimulan.

alcachofa. Alcachofa, favorece la digestión de las grasas

1 / 5

Alcachofa, favorece la digestión de las grasas

No hay alimento más indicado para el hígado que la alcachofa, gracias a su contenido en cinarina que estimula la producción de bilis y la digestión de las grasas. El ácido cafeico también es beneficioso para el hígado.

Riégalas con zumo de limón, introduce un diente de ajo, sazónalas, ponles aceite y prepáralas al vapor durante 30 minutos.

cardo mariano. Cardo mariano, la planta que regenera el hígado

2 / 5

Cardo mariano, la planta que regenera el hígado

Las semillas y en menor medida las hojas contienen silimarina, una sustancia que protege y regenera las células del hígado frente a tóxicos. En medicina natural es la planta de elección en muchos trastornos hepáticos.

Toma las hojas en ensalada o hazte infusiones con ellas.

lima. Lima, protectora frente al exceso de colesterol

3 / 5

Lima, protectora frente al exceso de colesterol

Estudios in vitro prueban que el limoneno –un terpeno que se encuentra en la cáscara– bloquea la producción de colesterol malo LDL en el hígado. Esta fruta se considera un protector del órgano depurador.

Condimenta las ensaladas con su piel finamente rallada.

Chlorella. Chlorella, desintoxica el organismo entero

4 / 5

Chlorella, desintoxica el organismo entero

Un estudio de la Universidad Tabriz (Irán) muestra que la chlorella mejora los síntomas del hígado graso. Se adhiere a los tóxicos y los elimina del intestino.

Toma 2 gramos con un vaso de agua para eliminar toxinas del intestino, el hígado y la sangre.

diente de leon. Diente de león, un toque de amargo sano en las ensaladas

5 / 5

Diente de león, un toque de amargo sano en las ensaladas

Esta planta medicinal que te encuentras por los caminos posee efectos depurativos gracias a los compuestos amargos como la taraxacina.

Puedes tomar las hojas crudas o cocidas como las espinacas. Puedes combinarlas con otras plantas silvestres como los berros y el mastuerzo.

Algunos alimentos como la lima, las alcachofas, el cardo mariano, el diente de león o la chlorella potencian y protegen el hígado y su función depurativa.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?