Come con ciencia
Lucía Martínez
Dietista-nutricionista
Lucía Martínez
Dieta ovario poliquistico

Salud hormonal

Síndrome de ovario poliquístico: tu dieta es la clave

El SOP es el mal silencioso de muchas mujeres. Este desajuste hormonal puede aliviarse y se pueden paliar sus efectos a través de la alimentación.

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un desequilibrio hormonal que en las mujeres que lo sufren dificulta que los ovarios liberen los óvulos correctamente. Estos quedan atrapados dentro del ovario rodeados de una pequeña cantidad de líquido que pueden causar quistes, de ahí el llamarlos “poliquísticos”.

Se calcula que tienen SOP alrededor del 10% de las mujeres. Es una patología que tiene a menudo un componente genético.

Además es una de las primeras causas de infertilidad en mujeres jóvenes, ya que no se liberan óvulos o no con la frecuencia que debieran y evidentemente esto condiciona muchísimo las posibilidades de que se produzca un embarazo.

Suelen estar alterados los niveles de andrógenos, hormonas masculinas, que aunque están presentes en pequeña proporción en todas las mujeres, en los casos de SOP aparecen en niveles muy elevados. Esto puede acompañarse de acné, hirsutismo, alopecia y obesidad. También suele aparecer alterada la insulina, lo que hace a estas mujeres más propensas a sufrir diabetes.

La resistencia a la insulina es un síntoma habitual, y una dieta adecuada puede paliar este desarreglo hormonal y evitar que derive en diabetes tipo 2. Llamamos resistencia a la insulina la situación en la que las células no responden adecuadamente a la acción de esta hormona y no permiten la entrada de glucosa a su interior, dejándola en la sangre y elevando por tanto la glucemia.

Tratamento dietético del Síndrome del ovario poliquístico

La dieta puede ser un factor muy importante a la hora de controlar la sintomatología del SOP. Sabemos por ejemplo que las mujeres que sufren obesidad tienen más probabilidades de desarrollarla, con lo que mantener un peso adecuado sería un factor protector.

Una revisión de 2013 sobre el tratamiento dietético de este síndrome aconseja en primer lugar la pérdida de peso en estas pacientes, si presentan sobrepeso, lo cual es muy habitual. Y parece que eso es más importante que la composición de la dieta en sí, siempre que sea saludable, aunque si parece que una dieta baja en carbohidratos puede aportarles ventajas mayores tanto en la pérdida de peso como en el control de las glucemias y por tanto en la mejora de la resistencia a la insulina.

Hay estudios que confirman que una dieta de bajo índice glucémico podría ser un enfoque adecuado. E incluso el ayuno intermitente sale muy bien parado en otros trabajos mejorando los niveles de insulina y ayudando a reducir otros síntomas del SOP y mejorando los niveles hormonales.

El estilo de vida es también muy importante, la práctica regular de actividad física parece crucial para mantener el SOP a raya, ya que mejora el metabolismo de la glucosa y aumenta la sensibilidad a la insulina de las células. Esta mejora favorece además la pérdida de peso que hemos comentado que aportaba numerosos beneficios en el control del síndrome.

En cuanto a suplementos, parece que hay evidencia para recomendar tanto vitamina D como myo-inositol. El myo-inositol parece incluso más efectivo que la metformina en estas pacientes, bajando los niveles de testosterona que suelen tener elevados y les causan problemas como la alopecia, el acné o el hirsutismo que comentábamos.

Cómo mejorar nuestra dieta si sufrimos de ovario poliquístico

  • Lo primero, si tenemos sobrepeso u obesidad, acudir a un dietista-nutricionista para iniciar un plan de pérdida de peso adaptado a nuestras necesidades. Y si tenemos un peso saludable intentar mantenerlo y que no aumente, ya que el SOP hace que la ganancia de peso sea más fácil de lo habitual.
  • Practicar deporte de manera regular, si no lo estamos haciendo ya.
  • Llevar una dieta baja en hidratos de carbono, es decir, sin dulces ni azúcar y con un contenido bajo en cereales y pan (y los que consumamos, que sean integrales) y tubérculos. Basando nuestra alimentación en verduras, frutos secos, semillas, tofu, legumbre, soja texturizada y alimentos de origen animal si los consumimos como huevo, lácteos enteros, carnes y pescados. Ojo, no estamos hablando de una dieta cetogénica, solo una dieta low carb y con alimentos de bajo índice glucémico.
  • Controlar nuestros niveles de vitamina D y suplementarla si es necesario.
  • Valorar tomar un suplemento de myo-inositol, dados los beneficios que ha demostrado en los estudios realizados al respecto.
  • Valorar junto a un dietista-nutricionista si realizar ayuno intermitente podría ser adecuado en nuestro caso, ya que no es una práctica apta para todo el mundo. Se trata por ejemplo de ayunar 12-18h al día, y no necesariamente todos los días. Podemos por ejemplo cenar temprano, sobre las ocho de la tarde, y no comer nada hasta las 12h del día siguiente. Pero en cualquier caso, siempre con consejo profesional.
  • Parece que el consumo de omega 3 también ayuda, aunque la evidencia es más limitada que en el caso del myo-inositol. Si consumes pescado, toma pescado azul de pequeño tamaño en cocciones suaves todas las semanas, y si no lo consumes toma nueces o semillas de lino.

El cambio dietético y de estilo de vida, es un tratamiento de primera línea para el SOP, al mismo nivel que el tratamiento farmacológico u hormonal, de uso habitual en esta patología. Especialmente si queremos aumentar las opciones de embarazo, por lo que todas las mujeres que padezcan síndrome de ovario poliquístico deberían prestar especial atención a su dieta y sus hábitos, ya que pequeños cambios pueden significar mejoras importantes.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?