Cocina italiana

5 platos de pasta deliciosos para el verano

La cocina italiana es una de las más versátiles, sobre todo en los meses de calor. ¡Estas son algunas de nuestras propuestas veganas!

La pasta es uno de los ingredientes que más nos gustan, sobre todo en verano, aunque no nos libre de tener que cocinarla y pasar algo de calor. Pero compensa, sobre todo cuando creamos platos supersabrosos y completos en muy poco tiempo.

Hoy os doy algunas ideas para que hagáis cenas con pasta que dan mucho de sí. Se pueden hacer en más cantidad y tener para otros días o usar las salsas en otros platos. Por supuesto puedes experimentar y cambiar ingredientes al gusto o añadir otros que te apetezcan.

1. Pasta con salsa fresca de tomate

Cualquier pasta nos sirve, pero si usamos una pasta larga (espaguetis, tallarines, mafalde largos, etc.), quedará mucho mejor. La clave para este plato es dejar macerar la salsa durante al menos unas horas en la nevera. Puedes dejarla de un día para otro si quieres.

Ingredientes para la salsa fresca de tomate:

  • 4 tomates de pera u otros tomates bien maduros (que sean especialmente sabrosos)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 hojas de albahaca fresca
  • Un puñado de perejil fresco (un ramillete pequeño)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Una pizca de ralladura de limón
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Ralla los tomates con un rallador de agujeros grandes.
  2. Pica fino la albahaca, el perejil y los dientes de ajo.
  3. En un bol mezcla todos los ingredientes. Pruébalo y rectifica de sal.
  4. Guárdalo en un envase cerrado en la nevera al menos 4 horas antes de usar.
  5. Cuando hagas la pasta, si quieres que sea un plato bien fresquito, enfríala con agua corriente del grifo en el propio colador de pasta. Escúrrela bien y sírvela.

Artículo relacionado

variedad-pasta

¿Por qué necesitamos tanta variedad de pasta?

2. Ensalada de pasta-pizza

O cómo combinar dos cosas que seguro que nos apetecen en un plato muy completo y fácil de preparar. Utiliza pastas cortas como espirales, conchas o tiburones.

Ingredientes:

  • Un puñado de croutons integrales (o tostas integrales)
  • 4 mitades de tomate seco rehidratadas en agua templada
  • 10-12 tomates cherry
  • 100 g de tofu duro
  • 1 cucharada de levadura de cerveza desamargada
  • ¼ de pimiento verde italiano
  • ¼ de pimiento rojo italiano
  • ¼ de cucharadita de orégano
  • ¼ de cucharadita de pimentón ahumado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (usa un AOVE de sabor suave)
  • 2 cucharadas de nata de soja para cocinar
  • Pizca de sal (al gusto)

Preparación:

  1. Corta los tomates cherry por la mitad y ponlos en un bol para mezclar (que sea grande, ahí pondremos también la pasta cuando esté lista).
  2. Corta el tofu en daditos y añádelo también.
  3. Corta los pimientos en tiras finas o en dados, y agrégalos.
  4. Añade los tomates cortados en cuartos.
  5. Agrega el resto de ingredientes excepto los croutons y mézclalo bien.
  6. Cuando la pasta esté hecha al dente escúrrela bien y mézclala en el bol. Pruébalo y rectifica de sal y orégano si fuese necesario. Añade los croutons en el momento de servir.
  7. Si quieres que la pasta esté fría, enfríala con agua del grifo en el propio colador. Para evitar que quede caldillo en el bol, asegúrate de escurrirla muy bien y si es necesario sécala un poco con papel de cocina antes de mezclarla con el resto de ingredientes.

Artículo relacionado

Pasta sin gluten

Acierta siempre con pasta... ¡sin gluten!

3. Pasta con garbanzos a la crema de espinacas

Con este plato podemos sacar varios más. Al hacer las espinacas a la crema podemos usar cantidades grandes y dejar hecho para otros platos o preparaciones, o para comer como acompañamiento. Utiliza cualquier pasta corta que te guste, como macarrones, espirales, lazos o cresta de gallo.

Ingredientes:

  • 200 g de espinacas frescas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Pizca de sal
  • 1 taza de bechamel vegana
  • 200 g de garbanzos cocidos y escurridos
  • Pimienta negra molida al gusto

Preparación:

  1. Lava y pica las espinacas. Hazlas a fuego fuerte con una pizca de sal y el aceite de oliva hasta que estén fragantes.
  2. Baja el fuego y añade la bechamel. Mézclalo bien y apártalo.
  3. Cuando la pasta esté al dente sácala y escúrrela muy bien.
  4. Mézclala en un bol con los garbanzos y las espinacas, y añade pimienta molida al gusto. Pruébalo y rectifica de sal.

Artículo relacionado

Pasta fresca sin gluten

Receta de pasta fresca sin gluten

4. Pasta al curry de guisantes

Para este plato recomiendo pastas de tamaño pequeño, como piñones, orzo, cuscús grueso, conchiglie, macaroni, etc.

Ingredientes:

  • 250 g de guisantes congelados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tomates rallados
  • 50 g de anacardos crudos
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • ¼ de cucharadita de cúrcuma
  • ¼ de cucharadita de cominos (semilla entera)
  • ¼ de cucharadita de garam masala
  • ½ cucharadita de sal (al gusto)
  • Cilantro fresco picado para servir

Preparación:

  1. En una sartén honda pon el aceite de oliva a fuego medio. Cuando esté caliente añade los anacardos, el jengibre, la cúrcuma, los cominos y el garam masala y mézclalo bien.
  2. Agrega el tomate rallado y los guisantes, y mézclalo muy bien.
  3. Añade 1 taza de agua y deja que hierva unos 15 minutos a fuego medio-bajo, hasta que espese un poco.
  4. Cuando la pasta esté hecha, escúrrela y añádela a este curry. Mézclalo bien y sírvelo con cilantro fresco picado por encima.
  5. Puedes hacer más cantidad de curry y guardarlo para cualquier otro momento.

Artículo relacionado

recetas hummus

10 recetas de hummus que todavía no has probado

5. Pasta hummus

Este plato queda mucho mejor con pastas largas frías, así que cuando termines de cocerla enjuágala con agua fría en el colador y escúrrela bien. Recomiendo usar espaguetis finos, tallarines, noodles, soba u otras pastas largas y finas que se hagan rápido.

Ingredientes:

  • 1 cebolla rallada
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 50 g de garbanzos cocidos y escurridos
  • 2 pimientos de piquillo asados
  • Sal al gusto
  • ½ taza de hummus casero

Preparación

  1. En una sartén alta calienta el aceite a fuego medio-alto. Dora ligeramente los garbanzos y añade la cebolla y el ajo.
  2. Corta los pimientos de piquillo en tiras o en cuadritos y añádelos también.
  3. Agrega el hummus a la sartén junto con 3-4 cacitos de agua de cocer la pasta (o agua templada).
  4. Remuévelo muy bien y baja el fuego. Apágalo cuando la salsa empiece a ponerse espesa.
  5. Pon la pasta en la sartén y mézclalo todo muy bien antes de servir.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?