Para niños y no tan niños

4 postres con verduras: ¡una original forma de incluirlas en el menú!

Marketa Kadlecova
Marketa Kadlecova

Food Coach y nutricionista certificada

¿Has probado a hacer magdalenas de remolacha o un cheesecake de calabaza? Incluir verduras en el postre da mucho juego. ¡Y los niños se las comen encantados!

Todos deberíamos comer más verdura porque nos aporta vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes... Es muy nutritiva, eso lo sabemos todos. Pero la verdad es que incluir las cinco raciones recomendadas en nuestra dieta o la de los peques puede costar. Hay veces que estamos aburridos con las ensaladas de kale o los purés verdes, y los niños nada más ver un batido de color Hulk empiezan a protestar. O simplemente queremos probar algo nuevo.

Ya compartí con vosotros recetas originales con verduras que gustan a los niños. Pero ahora, tanto si necesitáis o queréis comer más verdura, como si buscáis otras formas de dar verduras a los niños, os propongo un nuevo enfoque: añadir verdura a los postres.

Por muy raro que suene, la verdura en los postres nos aporta jugosidad, cuerpo y con su sabor dulce natural podemos usar menos endulzantes. La tarta de zanahoria es ya un clásico, pero podemos usar otras verduras dulces como la calabaza, el boniato, las chirivías o la remolacha, e incluso verduras como la coliflor, el calabacín, la berenjena, las espinacas o la kale. ¿Os atrevéis a probarlo?

Magdalena de remolacha y chocolate

Magdalenas de remolacha y chocolate

Con estas magdalenas de doble chocolate nadie se da cuenta de que contienen un ingrediente secreto: la remolacha. La remolacha tiene un color precioso, pero si la queremos esconder, la podemos combinar con cacao.

Ingredientes (12 magdalenas):

  • 225 g de harina de trigo integral
  • 50 g de harina de almendras
  • 135 g de azúcar panela
  • 30 g de cacao en polvo
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharaditas de levadura para repostería
  • 300 g de remolacha cocida
  • 190 ml de bebida vegetal
  • 90 g de mantequilla o aceite
  • 1 cucharada de lino molido
  • Una pizca de vainilla
  • 100 g de chips de chocolate o chocolate picado

Preparación:

  1. Si la remolacha está cruda, cocínala en una olla con la piel unos 30-40 minutos hasta que esté cocida. Deja enfriar.
  2. En un bol pequeño mezcla 1 cucharada de lino molido con 3 cucharadas de agua y deja reposar.
  3. Precalienta el horno a 200 ºC.
  4. En un bol grande mezcla la harina de trigo, la harina de almendras, el azúcar, el cacao, la sal, la levadura y la vainilla.
  5. Pela la remolacha. En una batidora tritura la remolacha cocida con la bebida vegetal y el aceite. Mezcla con el lino. Añade la mezcla líquida al bol con los ingredientes secos. Mezcla bien.
  6. Añade los chips de chocolate y mezcla.
  7. Rellena los moldes para magdalenas y hornea a 200 ºC unos 25 minutos hasta que, al introducir un palo en la magdalena, este salga seco.

Tiempo:

Preparación: 20 minutos.

Cocción: 25 minutos

Cheesecake vegano de calabaza
Stockfood

Cheesecake vegano de calabaza

La cheesecake es uno de los postres más clásicos. En esta versión otoñal hemos añadido calabaza cocida a la mezcla para conseguir un color naranja precioso y un sabor irresistible.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 100 g de almendras
  • 100 g de copos de avena
  • 4 cucharadas de mantequilla o aceite de coco
  • 4 cucharadas de sirope de arce
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 150 g de anacardos crudos
  • 120 g de calabaza cocida (o al horno) – la mejor variedad es la cacahuete o potimarrón
  • 85 ml de sirope de arce
  • 60 ml de leche de coco de lata
  • 60 ml de aceite de coco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de vainilla, nuez moscada, clavo, jengibre y canela

Preparación:

  1. Si no tienes la calabaza cocida, la puedes cocer o preparar al horno. Para hacerla al horno, precaliéntalo a 200 ºC. Corta la calabaza por la mitad, rocía con aceite, pon en una bandeja con la piel hacia abajo y hornea 45 minutos, hasta que esté cocida.
  2. Pon los anacardos en remojo con agua caliente durante una hora.
  3. Prepara la masa. Precalienta el horno a 180 ºC. Tritura las almendras y los copos de avena hasta obtener una harina. Derrite la mantequilla o el aceite. En un bol mezcla la harina de almendras y la avena con la sal, el aceite y el sirope.
  4. Unta un molde redondo de 22 cm de diámetro con un poco de aceite. Echa la masa, aplasta bien con las manos y hornea 20 minutos, hasta que esté firme al tacto y dorado en las esquinas. Deja enfriar.
  5. Prepara el relleno. Quita la pulpa de la calabaza y pesa 120 gramos. Si te sobra pulpa, la puedes añadir a un puré de verduras, a una salsa de tomate o preparar hummus.
  6. Quita el agua de remojo de los anacardos.
  7. En una batidora de vaso tritura los anacardos, la calabaza, el sirope, la leche de coco, el aceite, el zumo de limón y las especias. Comprueba el sabor.
  8. Vierte por encima de la masa y deja en el congelador unas 3 horas o incluso toda la noche.
  9. Saca del congelador 30 minutos antes de servir.
  10. Guarda los restos en la nevera.

Tiempo:

Preparación: 20 minutos.

Cocción: 65 minutos.

Enfriado: 3 horas.

Receta magnum de vainilla e ingrediente secreto (coliflor)

Magnums de vainilla (con un ingrediente secreto)

Estos magnums de vainilla con cobertura de chocolate contienen un ingrediente secreto: la coliflor. Sí, habéis leído bien. Con la coliflor se puede preparar un helado ultracremoso que no sabe a coliflor en absoluto. La coliflor se cuece al vapor y después se tritura con el resto de los ingredientes para crear un helado cremoso. Eso sí, te recomiendo que no les digas a los peques que los van a probar lo que contiene.

Ingredientes (8 magnums):

  • ¼ coliflor pequeña
  • 100 g de anacardos
  • 200 ml de leche de coco de lata
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 4 cucharadas de sirope de arce u otro endulzante
  • Vainilla
  • Una pizca de sal

Para la cobertura:

  • 75 g de chocolate negro
  • 1 cucharada de aceite de coco

Preparación:

  1. Corta la coliflor en ramilletes. Cocina la coliflor al vapor unos 10 minutos hasta que esté cocida. Deja enfriar.
  2. Deja los anacardos en remojo con una pizca de sal unas 4 horas. Quita el agua de remojo.
  3. En una batidora de vaso tritura todos los ingredientes.
  4. Rellena los moldes para hacer magnums o polos y deja congelar en el congelador unas 3 horas. Si no tienes moldes en casa, puedes usar tazas pequeñas o envases de yogur y una cucharadita de café como palo.
  5. Para hacer la cobertura, derrite el chocolate y el aceite al baño maría. Baña los helados en el chocolate y congela otra vez.

Tiempo:

Preparación: 15 minutos.

Remojo: 4 horas.

Cocción: 15 minutos.

Gominolas saludables de verduras

Gominolas veganas supersaludables

Gominolas y saludables suena como antónimo, pero en realidad podemos preparar gominolas en casa con fruta o verdura y un par de ingredientes más. Además de ser saludables, son muy fáciles de hacer y los más pequeños seguro que nos ayudarán encantados.

Ingredientes:

Para las gominolas verdes:

  • 125 ml de zumo de manzana
  • 1 puñado de hojas de kale o espinacas
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharada de agar agar

Para las gominolas rojas:

  • 125 ml de zumo de naranja
  • Media remolacha pequeña cocida
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharada de agar agar

Para las gominolas naranjas:

  • 125 ml de zumo de naranja
  • ¼ de boniato pequeño cocido
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 1 cucharada de agar agar

Preparación:

  1. Tritura en una batidora el zumo con la verdura.
  2. Añade el sirope y el agar agar.
  3. Vierte en una olla pequeña y cuece removiendo unos 3 minutos.
  4. Rellena los moldes para gominolas.
  5. Deja enfriar en la nevera.

Si no tienes moldes para gominolas, puedes verter la mezcla en un táper, dejar enfriar en la nevera y después cortar en formas diferentes.

Tiempo:

Preparación: 10 minutos.

Cocción: 3 minutos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?