Cómo elegir bien

Juguetes para niños que ayudan al desarrollo emocional

La infancia es el mejor momento para aprender a gestionar y comprender las emociones de forma saludable. Para ayudarnos al desarrollo emocional saludable de nuestros hijos, algunos juegos y juguetes, pueden servirnos como base de experimentación emocional.

Ramón Soler
Ramón Soler

Psicólogo

Las bases de la salud mental de la vida adulta se construyen en la infancia. El papel de madres y padres, resulta fundamental en el aprendizaje de un manejo saludable de las habilidades emocionales. Para esta tarea, algunos juegos y juguetes se convierten en nuestros mayores aliados.

Como escribí en otro artículo, a la hora de hablar del desarrollo emocional de los niños hay que tener en cuenta, siempre, que las emociones y las habilidades emocionales no se educan, sino que se acompañan.

El desarrollo emocional en la infancia

Los niños aprenden a manejar sus emociones experimentándolas. Nuestra labor consiste en apoyarles e ir ofreciéndoles, diferentes herramientas para aprender a gestionar sus emociones de forma saludable.

Además, debemos acompañarles en su aprendizaje sin juzgar sus emociones y sin utilizar elementos de represión como premios, castigos o chantajes varios.

Tenemos que tener esta idea muy presente. Para criar a nuestros hijos con respeto y que ellos desarrollen una salud mental sana no podemos imponerles, por nuestra comodidad, un manejo arbitrario de sus emociones. Tampoco podemos mostrarnos como adultos irracionales, incapaces de asumir y gestionar de forma coherente, nuestras propias emociones o las suyas. Somos su principal ejemplo.

Si este aprendizaje emocional se realiza en familia, en un entorno de apoyo, ternura y comprensión, en el que los padres le ofrezcan a sus hijos, sin forzarles, las habilidades emocionales que necesitan, los pequeños se convertirán en niños y adultos con un desarrollo emocional sano.

De esta forma aprenderán a gestionar correctamente todas sus emociones, sabrán la razón por la que las sienten, las comprenderán y buscarán solución a sus problemas emocionales, cuando los sufran.

Artículo relacionado

Juegos y jugetes para experimentar emociones

Para ayudarnos al desarrollo emocional saludable de nuestros hijos, algunos juegos y juguetes, pueden servirnos como base de experimentación emocional. Veamos algunos de ellos:

1. Juegos de mesa

Existen muchos tipos de juegos de mesa, desde para niños más pequeños, hasta para adolescentes y adultos. El aprendizaje de estos juegos es muy importante.

  • Con ellos, nuestros hijos, además de afrontar su frustración, aprenderán, entre otras cosas, a respetar turnos, a planificar, a ponerse en el lugar de los otros jugadores, a aceptar sus equivocaciones y a ser pacientes.

2. Juegos al aire libre

Los entornos naturales les proporcionan una inmensa felicidad a los niños. En ellos se sienten más fuertes, libres y valientes.

  • Por supuesto, cuidando que no se hagan daño, si dejamos que se manchen, trepen, salten y jueguen a todos los juegos que se inventen, nuestros hijos sentirán alegría, se desafiarán a ellos mismos y aprenderán a confiar en su juicio y a superar sus errores.

3. Juegos en grupo

Jugar en grupo supone un gran aprendizaje social y emocional.

  • Si los adultos acompañamos a los niños para que no se den abusos de poder, nuestros hijos aprenderán a confiar en los demás, a tomar decisiones por el bien del grupo, a integrarse, a empatizar, a dialogar, a negociar y mucho más.

4. Juegos de construcción y puzzles

Este tipo de juegos son muy interesantes porque enfrentan al niño a sus propias emociones. Cuando comienzan el juego parten de cero, ellos mismos deben realizar la construcción y, para ello, además de planificación y paciencia, necesitan confiar en ellos mismos.

  • Además de reforzar la autoestima y la confianza, construcciones y puzzles ayudan a desarrollar el poder de decisión de los niños.

5. Regalos hechos a mano

Pensar y crear algún tipo de manualidad, puede ser una estupenda manera de potenciar los vínculos emocionales con sus amigos y familiares.

  • Frente al consumismo y el bombardeo publicitario habitual de estas fechas, podemos ayudar a los pequeños a apreciar el valor del trabajo y de las cosas hechas a mano.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?