Una plaga silenciosa

12 medidas para liberarte de los disruptores endocrinos

Montse Cano

Numerosos productos de consumo contienen sustancias que alteran el sistema hormonal, pero puedes reducir el contacto con ellas.

Se hallan por doquier –en la casa, los alimentos, los cosméticos, la ropa, el aire– y se acumulan en el cuerpo. Lo preocupante es que numerosos estudios describen estas sustancias sintéticas y su comportamiento en el organismo humano como si se tratara de hormonas femeninas, de estrógenos: interaccionan en nuestro cuerpo bloqueando la acción de los propios estrógenos y otras hormonas naturales e inducen a alteraciones que pueden llevar a trastornos reproductivos, neurológicos y metabólicos.

Cómo reducir la exposición

Los disruptores endocrinos son muchos más de los que se creía hace solo diez años. La lista actual de los conocidos alcanza las 312 sustancias y no dejará de crecer a medida que se vayan realizando pruebas sobre las más de 100.000 moléculas químicas que la industria ha desarrollado.

Pese a lo extendidos que están, sin embargo, ciertos hábitos pueden ayudar a disminuir su impacto.

Artículo relacionado

Hay que evitar los disruptores endocrinos

Una vida sin disruptores endocrinos

En la dieta

1. Los productos lácteos enteros y en general la grasa animal acumulan muchos disruptores endocrinos.

2. Elige siempre que puedas alimentos bio, especialmente en el caso de fresas, lechugas, manzanas, peras, melocotones, espinacas, uvas, pimientos, naranjas, patatas, tomates, calabacines o pepinos.

3. No consumas los alimentos envasados en plástico, sobre todo los que tienen los códigos de reciclaje siguientes:

  • 1: liberan antimonio y ftalatos
  • 3: ftalatos
  • 6: estireno
  • 7: bisfenol A

Evita también las latas con recubrimiento interior.

Artículo relacionado

Chica bebiendo de una botella

El bisfenol A, más cerca de su prohibición

En la higiene

4. Utiliza jabón a base de glicerina y otros productos de cosmética natural y ecológica certificada, incluidos maquillajes y pintalabios.

5. Rechaza los productos con parabenos (etilparabeno, butilparabeno, metilparabeno y propilparabeno), triclosán, aromas y perfumes sintéticos o filtros solares químicos.

Artículo relacionado

champús naturales

Champús naturales: evita los derivados del petróleo

En la casa

6. Sustituye los productos de limpieza convencionales por detergentes con certificación Ecocert o por productos naturales como el bicarbonato, el vinagre, el limón, el jabón natural y el agua oxigenada.

7. Elige madera maciza, metal, cristal o cerámica en lugar de plásticos para todo tipo de usos: muebles, juguetes, utensilios de cocina… Evita las sartenes y ollas con plástico antiadherente tipo teflón.

8. Evita los insecticidas domésticos y utiliza repelentes naturales.

Artículo relacionado

«La Comisión Europea no sabe nada de disruptores endocrinos»

"La Comisión Europea no sabe nada de disruptores endocrinos"

Fuera de casa

9. Pide que utilicen papel para imprimir sin bisfenol en las tiendas.

10. Evita en la medida de lo posible la utilización de medios de transporte con motores de combustión.

11. No limpies la ropa en la tintorería o asegúrate de que no utilizan percloroetileno como disolvente para quitar las manchas.

12. Exige a los representantes políticos que se tomen medidas para controlar los disruptores endocrinos y participa en las campañas de las organizaciones ecologistas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?