Un verano natural

Vacaciones de verano con niños: por qué optar por ambientes naturales

Los expertos recomiendan proporcionar a los niños vacaciones que aúnen enseñanza, ambientes naturales y cuidados. Pasar el verano en un pueblo o en la montaña es el mejor regalo que les podemos hacer.

Dejar que los niños y adolescentes pasen sus vacaciones rodeados de naturaleza es la mejor opción para que los niños puedan sanar sus emociones durante las vacaciones

Beneficios de las vacaciones rurales para los niños

Los niños y adolescentes continúan llevando a sus espaldas las consecuencias de la pandemia, que les ha a diferentes niveles: en el físico, en el psicológico y en el socioemocional.

Las opciones que como progenitores se deben elegir para continuar sanando sus emociones son las que aúnan enseñanza, ambientes naturales y cuidados”, manifiesta Irene Rial, pedagoga y profesora de Primaria. El juego, la naturaleza, el aire libre y el deporte.

Artículo relacionado

Las mejores vacaciones para los niños

¿Qué opciones tenemos para poder disfrutar con los niños de las vacaciones de forma saludable?

  • Entornos rurales. “Los pueblos permiten todo esto con mayor facilidad: los niños pueden ir al río, montar en bicicleta y estar en grupos de gente reducidos y sin mascarilla. Se respira calma y pureza”, afirma María Jesús Conde Taboada, profesora de biología en E.S.O. y Bachillerato. Según la especialista en biología Elena Alcalá Sánchez, en la actualidad e iniciada la temporada estival, los niños deben poder realizar actividades satisfactorias para su desarrollo mental (capacidad de concentración, autoestima…) y físico. “Los cámpings, las casas rurales y las autocaravanas cumplen todos los requisitos para que nuestros pequeños disfruten de la naturaleza y sin lugar a dudas, lo hagan en un entorno que añada confianza”, explica Alcalá.
  • Dejarles disfrutar de la luz natural. Según la especialista Elena Alcalá Sánchez, “la exposición al sol –que puede causar un déficit de vitamina D– y a otros estímulos externos, también son esenciales para los niños.
  • Evitar las pantallas. Es positivo para ellos dejar de lado los videojuegos, la televisión y el móvil, que en muchos casos copan parte de su tiempo. “Comienza el verano para el niño, que lo pase bien, sin agobios y descansando. En septiembre veremos qué acontece”, asegura María Jesús. Los más pequeños de la casa necesitan salir y hacer ejercicio.
  • Campamentos urbanos. Los campamentos urbanos son una buena opción para que los niños ocupen su tiempo en verano. Viajar también es positivo para ellos. “Descubrir culturas y salir de la monotonía siempre ha sido enriquecedor para el niño. Resultará óptimo el contacto que este pueda tener con la naturaleza y que mejore su desarrollo óseo, la visión de lejos y la adecuada mineralización del hueso, asevera Elena.
  • Momentos de silencio en naturaleza. Dejemos que los niños disfruten del privilegio de no escuchar nada, ningún ruido humano ni de vehículos, que por algunos momentos los niños solo escuchen la naturaleza.

Artículo relacionado

La naturaleza, también en casa

Por el Dr. Pablo Saz

Amar la naturaleza forma parte del amarse a uno mismo. Hoy existe una nueva palabra médica, la biofilia, para referirse al contacto con la naturaleza como vía para recuperar la salud.

La biofilia va unida al vis medicatrix naturae de la medicina naturista, pero no alude solo a la gran capacidad curativa del cuerpo: sirve para entender cómo se estimula esa capacidad en contacto con la naturaleza. Por ejemplo, la importancia de los bosques como terapia o de introducir el clima del bosque en el clima urbano.

El mundo microbiológico del entorno que nos rodea –parques, jardines, bosques– cada día se revela más importante a la hora de equilibrar el organismo. Según el principio fundamental de la antigua medicina griega, "la naturaleza es el médico de todas las enfermedades"El organismo, con el fin de sobrevivir, tiene que anticiparse a la presión ambiental. Su reserva genética almacena los programas necesarios para resistir los problemas encontrados por la especie hasta el presente.

La enfermedad no es solo consecuencia de los agentes patógenos, sino también una estrategia del organismo para defenderse de ellos. Y parte de esta estrategia sería el establecer un buen contacto con el medio ambiente.

Que nuestro medio, sobre todo nuestra casa, tenga un buen contacto con el aire y el agua limpios, con las energías de la tierra y el sol, ha sido una preocupación de todos los sistemas médicos. El feng shui, dentro de la medicina tradicional china, es uno de los más conocidos.

Hoy día esta manera de entender la salud nos hace llevar la naturaleza a las ciudades e incluso darle un espacio propio en casas y hospitales.

Salud, energía y belleza es lo que busca transmitir el diseño biofílico de las casas, que aúna alta tecnología y alta naturaleza, fomentando el ahorro energético, el uso de materiales inocuos y una mayor conexión con el entorno.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?