Imprescindible

Cúrcuma poderosa: 10 datos que debes conocer

Mercedes Blasco

Los estudios confirman su gran poder terapéutico, pero para obtener el máximo de beneficios mézclala con otras especias y aceite.

La cúrcuma es una raíz emparentada con el jengibre muy utilizada en las medicinas tradicionales china y ayurvédica por sus propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes sobre el hígado. Su principal componente es la curcumina.

Se han realizado más de nueve mil estudios experimentales y revisiones sobre la curcumina y todos coinciden en mostrar la capacidad antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana de los polifenoles curcuminoides, así como su seguridad, ya que apenas se han observado contraindicaciones.

Cómo potenciar la cúrcuma

Tan solo se ha cuestionado su eficacia real por su limitada biodisponibilidad. La sorpresa surge cuando se demuestra que la combinación de cúrcuma con otros componentes permite superar esta restricción. Justamente, compuestos orgánicos como piperina, resveratrol, catequinas, quercetina, capsaicina y genisteína crean sinergias que multiplican la acción de la curcumina.

De hecho, desde tiempo inmemorial la cúrcuma se ha consumido mezclada con otras especias ricas en estos componentes, mezclas donde la confluencia con estos otros polifenoles estaba asegurada. Por otra parte, la curcumina es liposoluble, por lo que se absorbe mejor si se diluye en aceites vegetales.

Su uso es sencillo: se consume en polvo, sola o formando parte del curry, añadida al final de los guisos, para potenciar sus propiedades; o la raíz fresca, más aromática y penetrante, que se suele tomar rallada en crudo sobre los platos o en infusiones.

Artículo relacionado

Beneficios curcuma

Cúrcuma medicinal: más propiedades demostradas

1. ¿Qué propiedades tiene la cúrcuma?

Su principio activo es la curcumina, un agente con una marcada actividad antiinflamatoria a través de las vías de señalización celular. Su capacidad antioxidante previene el deterioro y la activación de células tumorales, según estudios realizados con animales. Se estudia su eficacia en el tratamiento preventivo y complementario del cáncer.

2. ¿En qué enfermedades está indicada?

Es muy útil en enfermedades crónicas como la artrosis, trastornos neurológicos, autoinmunes, depresivos y cánceres, pues inhibe su desarrollo y el dolor. Igualmente es benéfica en dolencias como diabetes, cardiopatías, síndrome metabólico y psoriasis.

Es desintoxicante y protectora del hígado. Se utiliza contra alzhéimer y párkinson.

3. ¿Qué dosis tienen efectos terapéuticos?

La OMS recomienda no sobrepasar 1,5 g de extracto seco al día (media cucharadita, o una entera si es cúrcuma fresca rallada). Para acostumbrarse, se puede comenzar por una cuarta parte e ir incrementando la dosis.

A altas dosis puede provocar sensibilidad a las radiaciones solares.

Artículo relacionado

Propiedades de la cúrcuma

Cúrcuma, el ibuprofeno natural

4. ¿Con qué alimentos podemos combinar la cúrcuma?

Para lograr su máxima biodisponibilidad, úsala en crudo y mezclada con afines como la pimienta negra, una grasa vegetal saludable (aceite de oliva, coco o aguacate) y un alimento rico en quercitina (ajo, cebolla, col o manzana).

En los guisos, se añade al final, sin que llegue a hervir.

5. ¿Qué diferencia el polvo seco y la raíz fresca?

Fresca no es tan concentrada como en polvo, por lo que necesitamos entre el doble y el triple de cantidad para lograr el mismo efecto. Si habitualmente aderezamos con 1 g de cúrcuma en polvo, necesitaremos 2 o 3 g de fresca (equivale a 1 cm de raíz).

6. ¿Cómo se utiliza la cúrcuma en la cocina?

La cúrcuma fresca se puede usar pelada, en trocitos o rallada sobre la ensalada o cualquier plato. También en guisos y caldos con pimienta negra.

En los batidos con leches vegetales e infusiones se combina con canela o cardamomo. Conviene manejarla con guantes por lo que mancha.

Artículo relacionado

Veganesa a la curcuma

Veganesa de ajo a la cúrcuma

7. ¿Cómo conservar la cúrcuma fresca?

Se conserva bien, aunque es un alimento vivo y puede germinar. Mantenla a salvo de la luz, la humedad y el calor. En la nevera puede estar en el lugar menos fresco, junto con las verduras, en un recipiente hermético o envuelta en film trasparente. Se puede congelar, pero cambia su textura.

8. ¿Es mejor tomar la cúrcuma sola o en curry?

El curry es una mezcla de especias tradicional que aúna gastronomía y medicina. Su utilidad se ha demostrado en los recientes estudios científicos como potenciador de la biodisponibilidad de la curcumina.

Cuando la cúrcuma se consume aislada, sus efectos terapéuticos quedan muy reducidos.

9. ¿Cómo se elabora el curry?

En una sartén sin aceite, pon una cucharada de semillas de cilantro y comino, y media cucharadita de pimienta negra, mostaza, fenogreco y cardamomo. Tuesta 5 minutos y enfría antes de triturarlas en un molinillo.

Añade una cucharada de cúrcuma en polvo y media cucharadita de jengibre, canela y pimienta de cayena.

10. ¿Cómo se prepara una leche dorada?

Mezcla una cucharada de cúrcuma y media cucharadita de pimienta negra molida con dos cucharadas de agua caliente. Echa media cucharadita de esta pasta en medio litro de leche vegetal y guarda el resto.

Añade una cucharada de aceite de coco o almendras y (opcional) jengibre o canela. Remueve y endulza.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?