Ejercicio fácil para estimular el timo, la glándula que reduce el estrés y mejora las defensas

Estimulando el timo contribuimos a potenciar nuestra salud por dos vías: favorecemos la relajación y activamos el sistema inmunitario. Es lo que persigue este sencillo ejercicio, que puedes practicar como una meditación.

ejercicio estimular timo
iStock

Son muchas las pequeñas cosas que podemos hacer para mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo. Una vida sana no solamente es comer equilibrado y hacer ejercicio, también significa vivir en comunión con el cuerpo y con la naturaleza. Por lo tanto, todos los hábitos y ejercicios sencillos, efectivos y basadas en la medicina natural que podamos aprender nos empoderan y nos recuerdan el cambio positivo que podemos llegar a tener en nuestra salud.

En esta época del año suelen estar al acecho los virus de la gripe y el resfriado. Afortunadamente, tenemos a nuestro alcance numerosos remedios y ejercicios que pueden ayudarte a mantener el sistema inmunitario fuerte y sano. Sufrir estrés, un mal muy común de nuestro tiempo, puede ser unas de las principales causas de un sistema inmunitario débil. 

Esto es debido a la afectación que sufre la glándula del timo durante periodos de tensión o agobio. La glándula del timo, también conocida como “la glándula de la felicidad”, se encarga de la producción y de la maduración de los linfocitos T, células indispensables para combatir los ataques de posibles patógenos.

Cuando estamos estresados, el timo se resiente y disminuye la producción de las células combatientes de las gripes y los resfriados. 

Ejercicio para estimular el timo

Las buenas noticias son que podemos aprender a estimular el timo con el objetivo de que fabrique más células “buenas” para mantener el sistema inmunitario fuerte y sano. 

  1. Primero, debemos saber dónde está el timo. Lo encuentras ubicado en el esternón (es el hueso plano que está en medio del pecho). 
  2. Ahora, pasaremos a su estimulación. Para estimular el timo simplemente necesito que te des ligeros golpecitos con el dedo anular, índice y/o corazón de tu mano derecha o izquierda en el timo. 
  3. Puedes estar entre treinta segundos y dos minutos dando los pequeños golpecitos. 
  4. También, podrías contar los golpecitos. Entre 30 y 40 sería suficiente. 
  5. Aprovecha para conectar con la respiración, sentir tu cuerpo y regalarte un momento de pausa a lo largo del ajetreado día. 

Puedes ver cómo hacer el ejercicio en este vídeo:

Beneficios de estimular el timo 

 

  • El simple hecho de tener consciencia y de saber que el timo existe ya te recordará la importancia de mantener los niveles de estrés bajos
  • Le darás a tu cuerpo un empujoncito para mantener el sistema inmunitario trabajando
  • Cuando estés en un lugar cerrado, frío o al lado de alguien enfermo, te ayudará combatir los posibles contagios. 
  • Al practicar este ejercicio, intenta regalarte un momento de meditación. Párate, conecta contigo y disfruta de tu cuerpo. 

Otras ayudas para estimular el sistema inmunitario

Según la medicina natural, hay una larga lista de alimentos que deberíamos consumir más en nuestro día a día cuando necesitemos estimular al sistema inmunitario. 

Infusiones inmunoestimulantes

Una recomendación básica es sumar a tus buenos hábitos el consumo de infusiones que tengan los siguientes ingredientes. Puedes hacer tu propia combinación de plantas o escoger cualquiera que tenga las siguientes plantas: 

  • Jengibre. 
  • Orégano. 
  • Tomillo. 
  • Canela. 
  • Anís estrellado. 
  • Regaliz. 
  • Equinácea.
  • Te verde.
  • Menta.

También, por supuesto, podrías añadir limón y/o miel como endulzante. Toma la infusión un par de veces al día para disfrutar de sus beneficios. 

Sopa de cebolla

Otros remedios naturales para subir el tono del sistema inmunitario son las sopas, por ejemplo, la sopa de cebolla. La cebolla tiene grandes propiedades antisépticas y diuréticas, limpiará el cuerpo de toxinas y posibles patógenos. También actúa como antibiótico natural. 

Preparar tu sopa de cebolla casera es muy fácil y, aunque la receta original lleve queso gratinado, si ya estás resfriado, es mejor no tomar lácteos, ya que estimulan la producción de mucosidad. 

Brócoli

Otro alimento muy adecuado para el sistema inmunitario es el brócoli, porque es muy rico en Vitamina C. Aunque no deberías hervirlo mucho para conservar todas sus propiedades. 

Probióticos

El kéfir, sopa de miso o cualquier alimento que te ayude a mantener la flora intestinal saludable. La salud inmunológica pasa también por la digestiva, por ese motivo es importante mantener la salud de los intestinos. Los alimentos fermentados nos ayudan a combatir las bacterias, reducen la inflamación y estimulan la acción antioxidante. 

Cítricos

Los alimentos cítricos como las naranjas, la granada, las fresas, el kiwi, las mandarinas, etc. Todas estas frutas, como ya sabes, son ricas en vitamina C y serán el aliado perfecto para unos inviernos saludables.  

Como ves, son muchas las cosas que puedes hacer para mejorar tu salud. No olvidemos el ejercicio físico, tomar el sol de forma moderada, un buen descanso, mantener el cuerpo caliente o estar de buen humor.

Solamente así, cuidándonos de forma holística, superaremos un invierno más sin enfermar de gripe o resfriados. 

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?