Repostería sana

Cómo hacer galletas rápidas con mil variaciones

Es más fácil preparar un rollo de masa para hacer galletas que utilizar los moldes tradicionales. Esta receta hace que el proceso sea mucho más sencillo y permite mil variaciones deliciosas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Con la llegada del otoño apetece volver a hornear deliciosa repostería casera. Preparar un rollo de masa para hacer galletas permite que la elaboración sea mucho más sencilla que con los tradicionales moldes.

Masa básica para galletas en rollo

Una masa de base simple para “galletas en rollo” es rápida de preparar y contiene solo unos pocos ingredientes.

Se puede procesar tal cual o con cualquier ingrediente añadido que se te ocurra, como nueces, frutas secas, patés de frutos secos o especias.

Los rollos de masa tienen que reposar en el frigorífico un rato, por eso tiene sentido prepararlos el día anterior. Así se ahorra mucho tiempo el día de horneado.

Ingredientes para 30 galletas:

  • 200 g de harina integral (espelta o trigo)
  • 125 g de mantequilla o una alternativa a la mantequilla vegana
  • 80 g de azúcar o un sustituto del azúcar
  • 20 g de maicena
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de ácido cítrico
  • 1 pizca de sal
  • 40-60 g de nueces picadas, frutas secas, pastas para untar o especias (opcional)

Artículo relacionado

Galletas sin gluten

Galletas sin gluten, ¡hazlas en casa!

Elaboración:

  1. Bate la mantequilla y el azúcar hasta que estén espumosos. Mezcla la harina con maicena, el bicarbonato de sodio, el ácido cítrico y la sal y agrega la mezcla de mantequilla y azúcar. Amasa todo en una bola de masa y córtala por la mitad para obtener dos rollos.
  2. Para galletas con forma de caracol: Primero extiende la mitad de la masa en un rectángulo de unos 25 x 15 centímetros, añade por encima los ingredientes adicionales de tu elección (por ejemplo, mermelada) y luego enrolla el rectángulo.
  3. Para todas las demás galletas: Amasa los ingredientes opcionales como nueces picadas, frutos secos o especias en cada mitad de la masa y forma dos rollos con un diámetro de unos cinco centímetros y una longitud de unos 15 centímetros.
  4. Coloca los rollos en un envase con tapa en el refrigerador durante al menos cuatro horas.
  5. Una vez fría corta en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor. Coloca las rodajas en una bandeja para hornear que haya sido engrasada o cubierta con papel de horno. Deja un poco de espacio entre las galletas, ya que se hincharán un poco al hornear.
  6. Hornéalas en el horno precalentado a 180 °C de temperatura superior e inferior durante 15 a 17 minutos. Si las galletas todavía están un poco blandas, no pasa nada, al enfriarse se volverán más firmes.

En un tarro hermético, las galletas aguantarán varias semanas. Si lo deseas puedes regalarlas colocándolas dentro de un bonito frasco con tapa metálica de rosca.

Artículo relacionado

Niño pequeño con su padre

Galletas, palitos y panecillos para bebés y niños pequeños

Cómo personalizar las galletas

La masa básica para galletas de rollo se puede modificar con cualquier ingrediente. Utiliza por ejemplo:

  • 40-60 g de nueces picadas o frutos secos y semillas como almendras, nueces, anacardos, pistachos, avellanas, semillas de girasol, copos de avena, semillas de calabaza, semillas de amapola o paletas de amaranto... Muchos de estos ingredientes también son adecuados para recubrir el rollo de galletas. Para hacer esto, haz el rollo con dos a cuatro cucharadas del ingrediente y luego colócalo en la nevera.
  • 40-60 g de frutas desecadas picadas, como albaricoques, pasas, cerezas, manzanas, ciruelas, moras, jengibre confitado o dátiles. La fruta fresca que no es demasiado jugosa y bien picada también se puede mezclar con la masa en pequeñas cantidades.
  • 2-4 cucharaditas de especias como cacao (marrón), cúrcuma (amarillo), canela, clavo, matcha (verde), pimienta de cayena o jugo de remolacha (rojo).
  • 3-4 cucharadas de cremas dulces para untar como chocolate para untar, mermelada, o mantequilla de frutos secos.

6 tipos diferentes de galletas basadas en la receta básica

  • Galletas de nueces y cerezas con 30 g de nueces picadas, 30 g de cerezas desecadas picadas y 2 cucharadas de zumo de remolacha
  • Galletas de albaricoque y amaranto con 60 g de albaricoques secos picados, enrollados en 4 cucharadas de amaranto hinchado
  • Galletas caracol de ciruela con semillas de amapola con 4 cucharadas de semillas de amapola y 4 cucharadas de mermelada de ciruela (recubiertas y enrolladas)
  • Galletas de chocolate con chile con 40 g de chocolate picado, 20 g de cacao en polvo y 2 cucharaditas de pimienta de cayena
  • Galletas de jengibre y cúrcuma con 60 g de jengibre confitado picado y 4 cucharaditas de cúrcuma.
  • Galletas de manzana-avena y canela con 30 g de manzana picada, 30 g de copos de avena y 2 cucharaditas de canela.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?