Consumo responsable

Cómo planchar sin tóxicos y ahorrando

María del Mar Jiménez

Con pequeños gestos como planchar rápido el máximo de ropa posible y hacerlo con una buena plancha protegemos nuestra salud y contribuimos a reducir el uso de recursos del planeta.

"Después del éxtasis, la colada", advertía el autor budista Jack Kornfield en el título de uno de sus libros más famosos. Señalaba así la importancia que tienen los pequeños detalles y la cotidianeidad tras la "iluminación".

En el camino de la vida sana y consciente también conviene recordar esa advertencia, porque en muchas ocasiones nos ocupamos de lo "grande", como la alimentación o la ropa ecológica, pero olvidamos que todas las tareas domésticas pueden ser más naturales, entre ellas la colada y su colofón, la plancha.

Una colada sostenible empieza por el uso de un jabón natural y biodegradable u otras opciones de lavado ecológicas; sigue con tender la ropa y recogerla, y culmina en el planchado, en el que también podemos aplicar criterios eco y saludables.

Reducir el consumo de electricidad

Elegir una plancha adecuada será esencial en este sentido. La plancha es uno de los electrodomésticos que más energía consumen. Una hora de plancha consume tanta energía como 20 horas de televisión o 7 de ordenador. Así que ¡nada de procrastinar!

Cuando planches, pon foco y acaba cuanto antes. También puedes acumular ropa para planchar, porque resulta más económico (y sostenible) planchar mucho de una vez que dividir el trabajo en varias sesiones. Aparte de no entretenerte planchando, puedes optar por modelos que ahorran energía gracias al diseño de la suela y la posición de vapor.

Cómo elegir la plancha

Existen las planchas de vapor y los centros de planchado. Los centros suelen ser más caros, pero son muy eficaces para coladas abundantes o frecuentes. Tienen más potencia y se calientan muy rápido, pero también ocupan más espacio, pesan más y necesitan una tabla o mueble de planchar más resistente.

Para satisfacer las necesidades de una familia media o planchar de vez en cuando, una plancha de vapor es más que suficiente. Pero aún hay otros elementos que podemos valorar.

  • Potencia. La potencia de la plancha influye en su eficacia y el consumo eléctrico. Una de 1.800-2.000 vatios es adecuada para un uso familiar.
  • Salida de vapor. Una buena salida de vapor es la base para que el planchado sea óptimo: el vapor suaviza los tejidos y elimina las arrugas difíciles. La potencia de salida de vapor es proporcional a la potencia de la plancha. Y, en general, cuantos más orificios tenga la suela, más efectivo será el vapor.
  • Autolimpieza y filtro antical. La cal afecta a la eficacia del planchado y, por tanto, al consumo. Un buen mantenimiento implica descalcificar. Las planchas de alta gama te avisan cuando llega el momento y disponen de un programa especial para eliminar cal y suciedad. Así evitas posibles atascos de vapor por los orificios obstruidos, además de fugas que te manchen la ropa.
  • Tamaño, cantos y punta de la suela. Cuanto más grande es la suela, más rápido se plancha. Los cantos redondeados suaviza el deslizamiento y una punta de precisión llega mejor a zonas de difícil acceso como botones, pliegues o mangas.

¡También hay tóxicos en la plancha!

Las suelas de las planchas suelen estar hechas de cuatro tipos de materiales o mezclas de ellos: aluminio, acero inoxidable y cerámica. Cada uno tiene características de peso, conductividad térmica, resistencia a los arañazos y suavidad al planchar. A su vez pueden tener otros acabados, como el láser, el zafiro ultra resistente o el titanio, casi imposible de rayar.

  • De aluminio. Las suelas de alumino son baratas, ligeras y se calientan rápido, pero este material no ofrece una buena conductividad térmica y es bastante frágil. Se raya fácilmente y, poco a poco, se va estropeando y manchando y puede quemar las prendas. Para evitarlo, se usan diferentes recubrimientos, siendo el más común el teflón.
  • Recubrimientos de teflón. El teflón permite un mejor deslizamiento y evita los daños del aluminio y los brillos en tejidos oscuros y delicados, pero algunos de sus componentes son tóxicos y deben evitarse en la vida diaria. Aunque no sea como en las sartenes, cuyo teflón puede ingerirse si se raya o con el calor, en algunas planchas y tablas de planchar este compuesto y otros plásticos se volatilizan a temperatura alta y podemos respirarlos, lo que puede causar irritación en ojos, nariz y garganta y problemas respiratorios.Se recomienda evitarlo en la plancha y en la tabla.
  • De acero inoxidable. Es mejor conductor de calor que el aluminio, se desliza muy bien, es duradero e higiénico y su resistencia a arañazos es mayor, pero pesa algo más y tarda más en calentarse y enfriarse.
  • De cerámica. Es una buena opción por su excelente deslizamiento, antiadherencia para evitar estropear la ropa con agujeros o roturas, conductividad y facilidad de limpieza con un paño húmedo. Como desventaja, es bastante frágil y puede desgastarse o descascarillarse con el tiempo. No existen planchas de cerámica 100%, sino que debajo encontramos acero inoxidable, aluminio o mezcla de ambos.
  • En la tabla de planchar. Puedes tener en cuenta el material tanto de la estructura como de la funda. Evita el teflón y partes plásticas y elige fundas de algodón orgánico.

¿Cuánto durará tu plancha?

Una de las trampas de la sociedad actual es que se fabrican productos con una vida potencial corta, para que mantengamos la rueda del consumo. Por suerte, ya hay marcas más sostenibles que se enfrentan a esta obsolescencia programada y te garantizan durabilidad y stock de piezas durante al menos 10 años para que se puedan reparar.

Elige planchas y tablas eficientes y seguras

Antical y duradera. Plancha Antical Everlast de Rowenta, con recubrimiento láser, autolimpieza y 10 años de recambios.
Comprar en Amazon

Con suela acabada en titanio. Plancha Force 520 Cecotec, muy resistente y antiadherente. Con sistema de ahorro de energía.
Comprar en Amazon

Para prendas delicadas. Centro de planchado compacto Solac, con suela de cerámica y dos caudales de vapor (Eco y Max).
Comprar en Amazon

Vapor vertical. Plancha vertical Access Steam+ de Rowenta, con pieza para prendas delicadas y cable de 3 m.
Comprar en Amazon

Antical y cerámica. Centro de vapor con función antical, planchado vertical y suela de cerámica de H. Koenig.
Comprar en Amazon

Tabla de planchado de madera maciza. Modelo Astir (135 x 45 cm) de la marca Arredamenti. En madera de haya, con tacos de goma en la base y funda de algodón.
Comprar en Amazon

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?