Nutrir y defender

Savias de plantas que curan y protegen

Las savias y los látex son jugos que generan las plantas, pero su poder nutritivo, tónico y protector es tan valioso para el hombre como para la planta.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Al pensar en las plantas medicinales nos vienen a la cabeza sus hojas, flores, frutos, semillas o raíces. Y son esas sin duda las partes más usadas.

Pero algunas atesoran virtudes medicinales en elementos mucho menos aparentes: los látex y las savias. Te contamos los beneficios de estos fluidos y las 5 savias que pueden ayudar a mejorar la salud.

Beneficios para la salud de la savia y el látex

Numerosas plantas se arman de espinas o exudan fluidos tóxicos o irritantes a fin de ahuyentar a sus enemigos.

  • ¿Qué es el latex? El látex es uno de esos fluidos, lechoso, espeso y generalmente blanco. Sella y cura las heridas de la planta, y está compuesto sobre todo por agua, en la que se hallan disueltas o suspendidas grasas, resinas, esterinas, enzimas y proteínas.
  • ¿Qué es la savia? La savia, rica en sales minerales y azúcares, es el jugo que la propia planta crea a partir del agua y las sales que absorbe por las raíces para alimentarse. Si los látex se emplean en heridas, verrugas y úlceras, las savias pueden usarse en curas depurativas y como tónicos energéticos.

5 savias y látex con propiedades medicinales

A continuación presentamos algunos de los látex y savias más interesantes para el ser humano.

1. Papaya para los parásitos intestinales

El látex que se obtiene de practicar una incisión en la piel de los frutos inmaduros del papayo (Carica papaya) contiene enzimas proteolíticas como la papaína que descomponen las proteínas.

Los extractos de papaína se usan en tratamientos adelgazantes y para mejorar las digestiones.

Propiedades:

  • Proteolítico
  • Digestivo
  • Antiinflamatorio
  • Adelgazante
  • Laxante
  • Antihelmíntico
  • Dermoprotector.

A quién conviene:

En caso de digestiones pesadas, estreñimiento crónico, colon irritable, colitis ulcerosa y gastritis por insuficiencia de jugos gástricos.

Ayuda a eliminar parásitos intestinales.

Por vía externa, mejora forúnculos, heridas, úlceras, infecciones por hongos como la candidiasis, eccemas y verrugas.

Artículo relacionado

Cómo se aplica:

  • La papaya fresca en alimentación.
  • El látex mezclado con miel y agua caliente, seguido de un laxante, para los parásitos.
  • El extracto seco del látex en cápsulas o comprimidos, de 3 a 7 unidades al día, según la dolencia.
  • Y el látex en uso tópico para problemas de piel.

2. Sirope de arce, un endulzante depurativo

De las seis especies de arces que crecen en los bosques del este de Canadá y noreste de Estados Unidos, el arce azucarero (Acer saccarum) es el que ofrece la savia de mejor calidad.

Estos árboles ofrecen en otoño un espectáculo incomparable con el tono bermellón de sus hojas, que atrae a multitud de visitantes a los bosques. Pero además existe una arraigada tradición de cosechar la savia que brota del tronco y una poderosa industria en torno al sirope que se obtiene de ella.

Existen dos calidades de sirope, que pueden contener hasta un 5% de sacarosa: el A, de color ámbar y muy dulce, y el C, más oscuro y menos dulce, rico en sales minerales como calcio, cinc y manganeso.

Propiedades del sirope de arce:

  • Endulzante
  • Desintoxicante
  • Remineralizante
  • Energético.

A quién conviene el sirope de arce:

Es un tónico energético ideal para etapas de debilidad, fatiga y estrés.

El sirope de grado C se usa en curas de desintoxicación y ayuno.

Y se emplea como sustituto del azúcar.

Artículo relacionado

Cómo tomar el sirope de arce:

El sirope puro o mezclado con sirope de palma, para tomar en tratamientos desintoxicantes de hasta diez días, mezclado con zumo de limón y polvo de guindilla o pimienta de cayena en agua mineral sin gas.

Precauciones en el tratamiento con sirope de arce:

Es preferible hacer los tratamientos de ayuno con el seguimiento de un médico especialista.

3. Sangre de drago: para curar heridas y herpes

El sangre de drago (Croton Iechleri) es un árbol de la Amazonia, usado por los nativos para curar heridas y detener hemorragias, para la tuberculosis y la infertilidad. El látex se extrae del tronco.

Propiedades:

  • Astringente
  • Hemostático
  • Antihemorrágico
  • Cicatrizante
  • Antiinflamatorio
  • Antiséptico
  • Antivírico
  • Antibacteriano
  • Antioxidante.

A quien conviene:

Su uso principal es externo, para cicatrizar heridas, quemaduras, dermatitis, acné, úlceras cutáneas y aftas bucales, y para combatir infecciones víricas y bacterianas en herpes, verrugas y hongos.

Por vía interna, ataja la diarrea en caso de colitis ulcerosa y el síndrome de colon irritable, y alivia úlceras estomacales y gastroduodenales, gastroenteritis y gastritis leves.

Se ha ensayado en tratamientos antitumorales.

Cómo se toma:

  • El látex fresco, de color rojo, que al friccionar se convierte en blanca y se deja que se absorba.
  • Un extracto fluido a partir del látex, aplicado con un algodón sobre el área afectada, y un elixir para enjuague bucal.
  • El extracto fluido en gotas, diluidas en agua o zumo de fruta, de 10 a 15 diarias en tres dosis, para uso interno.
  • También se encuentra en cápsulas y como componente de dentífricos.

Precauciones:

No se debe tomar durante el embarazo y la lactancia, ni administrar a niños menores de 6 años.

Artículo relacionado

4. Savia de ágave

De las enormes hojas del ágave o pita (Agave americana) se obtiene un jugo azucarado, extraído de la savia, que en México se emplea para elaborar dos bebidas alcohólicas (el pulque y el mezcal) comunes en fiestas y bodas.

Propiedades:

  • Demulcente
  • Emoliente
  • Dermoprotectora
  • Antiséptica
  • Antiinflamatoria
  • Hepatoprotectora
  • Digestiva
  • Laxante.

A quién conviene:

Se ha usado como regulador digestivo y protector hepático en trastornos digestivos, empachos, intoxicaciones, infecciones gastrointestinales e inflamación del hígado.

Ayuda en caso de estreñimiento y se ha indicado para la ictericia, la tuberculosis y la sífilis.

Cómo se toma:

El jugo fresco y en extracto líquido, disuelto en agua o yogur.

Precauciones:

Debe evitarse en el embarazo y la lactancia.

Y no es prudente rebasar las dosis pues puede ser irritante.

Artículo relacionado

5. Savia de abedul

Los abedules son bellos árboles de zonas frías que llaman la atención por el color blanco plateado de su corteza. En Europa crecen dos especies afines: Betula pendula y Betula alba.

La savia que se vende procede de la primera, propia de bosques escandinavos. Contiene un 2% de materia sólida, que incluye fructosa, glucosa y sales minerales.

Con esta savia, por fermentación, se elabora una cerveza que en el norte de Europa se toma como aperitivo.

Propiedades de la savia de abedul:

  • Aperitiva
  • Digestiva
  • Diurética
  • Depurativa
  • Desintoxicante
  • Antirreumática.

A quién conviene:

Es un buen diurético natural, ideal para eliminar toxinas por la orina. Se indica en caso de sobrepeso por retención de líquidos, para prevenir cálculos renales, en afecciones genitourinarias, dolores reumáticos e impurezas de la piel.

Cómo se toma:

En jarabe, a veces combinado con zumo de limón o agua, una cucharada al día, en ayunas.

Asesora: Josep María Teixé, herborista de El manantial de salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?