Remedios naturales halitosis

Adiós a la halitosis

9 ayudas naturales para refrescar el aliento

En lugar de recurrir a chicles y enjuagues agresivos, puedes combatir el mal aliento con sencillos remedios naturales que te aportarán frescor y reequilibrarán tu flora bucal.

Dra. Ana Delgado

La halitosis o mal aliento se produce por el desarrollo de bacterias en la cavidad bucal. Es muy habitual y aparece con más frecuencia por la mañana, ya que de noche la boca ha estado en reposo y se produce menos saliva, aunque puede darse en cualquier momento del día.

El hecho de que nos huela el aliento puede ser una señal del cuerpo para que pongamos más atención en él. Puede corregirse abordando sus causas, pero además existen ayudas naturales efectivas para combatir el problema.

Remedios naturales contra la halitosis

Si sabes qué está causando el mal aliento, te será mucho más fácil ponerle remedio. Una de las causas más habituales es una higiene insuficiente: hay que hacer un buen cepillado de dientes y lengua y usar hilo de seda o cepillo interdental.

Sin embargo, el mal aliento también puede deberse a causas muy diversas. Desde algo tan sencillo como haber comido ajo o cebolla, haber bebido alcohol o fumar tabaco a problemas de salud como una caries, una prótesis mal ajustada, una amigdalitis, reflujo gastroesofágico, una infección nasal o sinusitis, una disfunción hepática, una flora intestinal alterada, una insuficiencia renal o una diabetes.

Seguir una dieta hiperproteica o ayunar por un tiempo prolongado también puede favorecer la halitosis.

Además de abordar estas causas, te puedes ayudar de los siguientes remedios naturales para combatir el mal aliento:

1. Plantas aromáticas en infusión

Puedes tomar menta, romero, hinojo o anís en infusión varias veces al día.

También te puede ser útil el tomillo, que es antiinfeccioso y antiinflamatorio. Además de beberte la infusión, se recomienda hacer enjuagues con ella.

2. Pon perejil en tus platos

Gracias a sus polifenoles y clorofila, el perejil es antibacteriano y mejora la digestión del ajo. Se mastica fresco.

3. Especias para después de comer

Masticar clavo de olor y cardamomo después de las comidas te ayuda a combatir el mal aliento.

4. Mascar bayas, mejor que un chicle

Otra opción es mastica unas bayas de enebro un rato antes de comer.

5. Alga chlorella

El alga chlorella es rica en clorofila y ayuda a eliminar metales pesados. Se toma en polvo con líquidos o en suplemento.

6. Prebióticos y probióticos

Tanto las fibras fermentables como las bacterias probióticas te ayudan a mejorar el equilibrio de la flora intestinal y oral, lo que reduce la proliferación de bacterias que provocan mal aliento.

7. Unas gotitas de aceite esencial

Se diluyen 2 o 3 gotas de menta piperita, albahaca exótica o árbol de té en una cucharadita de aceite de oliva y se toman después de comer.

8. Aumenta tu consumo de ensaladas

Deben ser frescas y ricas en clorofila, con perejil, apio, menta y aguacate, por ejemplo.

9. Homeopatía

En ciertos casos también puede resultar útil la homeopatía. Se toman 3 gránulos 3 veces al día de:

  • Mercurius solubilis 7CH: si hay gusto metálico en la boca.
  • Phytolacca 7CH: en caso de lengua saburral (blanquecina) o dolor de garganta.
  • Nitricum acidum 7CH: si se tiene gingivitis.
  • Nux vomica 7CH: indicado cuando se padecen problemas de estómago.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?