Tratamiento natural

Hemorragias nasales en niños: causas y tratamiento

De repente, la sangre sale a borbotones por la nariz y el pañuelo se pone rojo. Las hemorragias nasales en los niños suelen provocar estrés en los padres. Pero, ¿son realmente peligrosas? ¿Cuáles son las razones? ¿Y cuándo debes llevar a tu hijo al médico? Te damos respuestas y consejos útiles.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Las hemorragias nasales espontáneas que no se deben a ninguna causa externa también se conocen en lenguaje médico como epistaxis. Parecen alarmantes al principio, especialmente cuando la hemorragia de sangre la sufre un niño,

pero en la mayoría de los casos no tiene consecuencias ni una causa grave. Las hemorragias nasales en los niños suelen ser inofensivas, indoloras y desaparecen al cabo de unos diez minutos. Pero, ¿por qué se producen?

Artículo relacionado

¿Cuáles son las causas de las hemorragias nasales en los niños?

La epistaxis a menudo se desencadena por una lesión en el llamado locus Kiesselbachi. Esta es un área en el área frontal de la nariz de los niños, que está atravesada por muchas arterias y venas pequeñas. Si un niño se hurga la nariz, puede lesionar la sensible mucosa nasal.

También es posible lesionarlo porque el niño se ha metido un objeto extraño en la fosa nasal, como una perla, una canica o cualquier objeto pequeño.

Otras causas de sangrados nasales en niños son:

  • A veces, un crecimiento acelerado también puede causar una lesión en la mucosa nasal.
  • Si tu hijo está resfriado o sufre de alergia, estornudar con frecuencia o sonarse la nariz con fuerza también puede causarle hemorragias nasales.
  • Cuando un niño ha sido sometido a una operación en la garganta o la nariz, la epistaxis también puede ocurrir como resultado, por ejemplo, después de la extirpación de los pólipos nasales.
  • Las membranas mucosas nasales secas, y por lo tanto fácilmente vulnerables, pueden promover hemorragias nasales frecuentes en los niños. Un aire demasiado seco es una causa frecuente.
  • Un golpe en la nariz también puede provocar hemorragias nasales en los niños.

Un dato a tener en cuenta es que las narices de los niños sangran con más frecuencia durante los fríos meses de invierno. Así lo prueba el resultado de un estudio del especialista Matthew Purkey.

¿Es común la hemorragia nasal en los niños?

Las hemorragias nasales frecuentes se dan principalmente en niños y niñas de entre tres y ocho años. Parece ser que los niños se ven afectados con el doble de frecuencia que las niñas.

Algunos niños llegan a sangrar por la nariz una vez por semana. Por tanto si tu hijo sangra por la nariz de vez en cuando, no hay razón para preocuparse en principio.

Sin embargo, algunos niños experimentan hemorragias nasales hasta tres veces por semana o más. Si este es el caso de tu hijo, un otorrinolaringólogo debe examinar más de cerca la nariz del pequeño y podría usar un láser para cauterizar los vasos frágiles en la mucosa nasal.

Artículo relacionado

Cómo cortar las hemorragias nasales

En primer lugar, mantén la calma. Si está estresada o en pánico, esto puede transmitirse fácilmente a tu hijo. Ahora sigue estos siete pasos para detener las hemorragias nasales en los niños:

  • Ten a mano gasas o paños limpios para recoger la sangre de la epistaxis.
  • Sienta a tu hijo con la espalda recta y asegúrate de que su cabeza esté inclinada hacia adelante, no hacia atrás como a menudo se recomienda equivocadamente. Si la cabeza se mueve hacia el cuello, la sangre puede fluir fácilmente desde la nariz hacia el estómago.
  • Coloca una toallita fría en el cuello de tu hijo. También es adecuado un paquete frío del congelador envuelto en un paño de cocina, un remedio casero comprobado para las hemorragias nasales en los niños. El estímulo frío hace que los vasos sanguíneos de la nariz se contraigan repentinamente.
  • Deja que la sangre drene. Es importante que las fosas nasales permanezcan libres, no hay que taparlas con pañuelos o papel higiénico.
  • Puedes apretar ligeramente las fosas nasales mientras sangra. Esto puede ayudar a detener las hemorragias nasales en el niño.

El sangrado se detendrá antes de 15 minutos. Cuando ha finalizado la hemorragia debes quitar la sangre coagulada de la nariz del niño, con cuidado con un pañuelo húmedo. No dejes que el niño se suene la nariz, esto puede desencadenar otro episodio.

Las membranas mucosas nasales limpias finalmente pueden tratarse y calmarse con una pomada nasal especial. Esto protege los vasos sanguíneos sensibles.

Cómo prevenir las hemorragias nasales

Asegúrate de que tu hijo beba lo suficiente. El líquido garantiza la humedad de las membranas mucosas y, por lo tanto, evita el sangrado. Además, debe haber suficiente humedad en la habitación para que la nariz no se seque.

Recuerda a tu hijo que meterse el dedo en la nariz es una de las causas más comunes de epistaxis.

Una nariz ensangrentada es especialmente molesta por la noche, tanto para niños como para adultos. Las hemorragias nasales nocturnas pueden ser provocadas por alergias estacionales o inflamación, entre otras cosas.

Las hemorragias nasales ocasionales durante el sueño suelen ser igualmente inofensivas. En caso de duda, puedes ponerte en contacto con tu pediatra.

Hemorragias nasales en niños: ¿cuándo consultar a un médico?

¿Cuándo se vuelve peligrosa una hemorragia nasal en los niños? Si el sangrado no se detiene después de 15 minutos como máximo, debes consultar a un otorrinolaringólogo o pediatra lo antes posible.

Lo mismo se aplica si la hemorragia nasal es extraordinariamente fuerte o si el niño se encuentra mal (por ejemplo con mareos, náuseas o problemas circulatorios). Es muy raro, pero las hemorragias nasales también pueden ser causadas por enfermedades graves.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?