Los arándanos mejoran las habilidades intelectuales

Investigadores de la Universidad de Ohio y de la Universidad de Kentucky han probado que el consumo de arándanos puede mejorar las facultades intelectuales.

arándanos
Unsplash

A partir de los 50 años muchas personas sienten que están perdiendo memoria y claridad mental. Temen con razón que puedan acabar desarrollando algún tipo de demencia, un problema que afecta cada vez a más personas mayores. Ante este panorama, la búsqueda de sustancias que puedan ayudar a conservar las facultades intelectuales debería ser una prioridad para las sociedades desarrolladas.

Los autores del estudio publicado en la revista Nutrients llaman la atención sobre el hecho de que actualmente no existe un tratamiento eficaz contra enfermedades como el alzhéimer y no se espera que en los próximos años mejore la situación. Por eso proponen implementar estrategias preventivas.

Los arándanos pueden proteger el cerebro

Como la obesidad es un factor de riesgo, los investigadores crearon un grupo de 33 personas de 50 a 65 años con obesidad (con un índice de masa corporal igual o superior a 30) y resistencia a la acción de la insulina. Estas personas habían percibido que sus facultades intelectuales habían empeorado en los últimos tiempos.

Los participantes tomaron extracto en polvo de arándanos, pues estudios anteriores habían señalado que podría tener efectos neuroprotectores para las personas de mediana edad que sufren de resistencia a la insulina.

El estudio se estableció con el máximo rigor científico: con prueba doble ciego (ni el paciente ni el investigador sabe lo que está tomando) controlada por placebo. El grupo de intervención recibió polvo de arándanos enteros liofilizados equivalente a una dosis diaria de media taza de arándanos frescos. Se proporcionó un placebo equivalente.

Los investigadores sometieron a los sujetos a una batería de pruebas cognitivas y midieron los niveles de insulina al inicio y después de 12 semanas de suplementación.

Las pruebas incluían un test de asociación de palabras orales controladas (a menudo abreviada como COWA o COWAT) en la que el participante proporciona tantas palabras como sea posible que comiencen con una letra determinada en un minuto.

Otra prueba fue la prueba de error de intrusión de recuerdo, en la que un sujeto recuerda una palabra u objeto que no formaba parte de una lista que se les pidió que recordaran.

Otras pruebas incluyeron la memorización de pares de palabras y una herramienta de medición más completa llamada "prueba de aprendizaje verbal de California". Los investigadores también midieron los niveles de insulina en sangre antes y después de la intervención.

Beneficios de los arándanos para el cerebro

Los autores encontraron que el polvo de arándanos mejoró las puntuaciones en la prueba COWAT y también redujo los errores de intrusión en el recuerdo de una manera estadísticamente significativa. No hubo cambios entre los grupos en las otras pruebas. El polvo de arándanos también mostró una marcada reducción de la insulina en sangre. El grupo de arándanos también informó una reducción en los problemas de memoria autoinformados.

El estudio demostró que la suplementación con arándanos tiene un beneficio neurocognitivo en personas de mediana edad con resistencia a la insulina y un riesgo elevado de demencia en el futuro. Se observó una mejoría selectiva de las habilidades ejecutivas.

Los hallazgos sugieren que la suplementación con extracto de arándanos o el consumo de las frutas frescas tiene potencial para la protección contra el futuro deterioro neurocognitivo en individuos vulnerables.

¿Por qué los arándanos son beneficiosos para el cerebro?

Los arándanos son extraordinariamente ricos en unos compuestos antioxiantes denominados antocianinas, que son los pigmentos que les confieren su atractivo color azul oscuro.

Estos compuestos antioxidantes podrían proteger a las células en general y especialmente a las delicadas neuronas de la acción de los denominados radicales libres. Estos aparecen como consecuencia del funcionamiento normal del metabolismo, pero están relacionados con el envejecimiento de los tejidos. Los antioxidantes que se consiguen de los alimentos pueden reducir el daño que los radicales libres hacen a las neuronas.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?