Salud cardiovascular

El endurecimiento de las arterias comienza en la infancia

A partir de los 10 años de edad, las arterias de los niños ya pueden tener una capa de grasa y después de los 20 y 30 años se pueden ver los primeros síntomas de calcificación. El proceso de endurecimiento de las arterias comienza más pronto de lo que se cree y es una buena razón para extremar el cuidado de la alimentación.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

La arterioesclerosis, que se puede describir en pocas palabras como un endurecimiento de las arterias, no es una enfermedad que se presente de pronto en algún momento de la vejez.

Los científicos señalan que los depósitos en los vasos sanguíneos comienzan a formarse en la infancia y se desarrollan silenciosamente a lo largo décadas hasta que a los 40, 50 o 60 años de edad comienzan a notarse síntomas como dolor en el pecho o falta de aliento. En el peor de los casos, la arterioesclerosis está detrás de las muertes prematuras por infarto cardíaco o cerebral.

Los pediatras deben prevenir el endurecimiento de las arterias

Ya en 1998, en el American Journal of Cardiologyse podía leer: “Aunque sabemos que el endurecimiento de las arterias comienza en la niñez (sobre todo porque los niños engordan demasiado), los pediatras y nutricionistas no quieren saber nada acerca de una dieta baja en grasas para niños. Pero son precisamente estos especialistas quienes deberían motivar a sus pacientes a adoptar una dieta baja en grasas de base vegetal".

En 2012 el cardiólogo Steven Grundy, junto con el doctor Daniel Steinberg de la Universidad de California en San Diego, escribieron que la arteriosclerosis comienza en la infancia con la formación de unas vetas o líneas de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos.

Estas líneas de grasa no provocan síntomas, pero responden a una etapa preliminar de un proceso que se desarrolla a lo largo de los años y que posteriormente puede desembocar en trombosis e infartos.

La comida rápida es responsable de la aterosclerosis en los jóvenes

Solo uno de cada 2000 adultos cumple con los siete criterios de la Asociación Estadounidense del Corazón para un estilo de vida saludable para el corazón, según un estudio de 2011. Estos criterios son:

  • No fumar
  • Hacer deporte
  • Tomar al menos 3 porciones de frutas y verduras al día. Este es un consejo muy consevador. La recomendación mínima en el marco de la dieta mediterránea son 5 raciones de frutas y verduras, y muchos expertos actuales recomiendan llegar a las 10.
  • Tener el colesterol total por debajo de 200 mg/dL
  • Tener la resión arterial sistólica por debajo de 120 mmHg
  • Tener la presión arterial diastólica por debajo de 80 mmHg
  • Tener el azúcar en sangre en ayunas por debajo de 100 mg / dl (en cada caso, por supuesto, sin tratamiento farmacológico)

Artículo relacionado

La esperanza de vida podría volver a caer

El estudio publicado en la revista Circulation muestra que prácticamente ningún adolescente cumple con los siente criterios, sobre todo en lo relacionado con el consumo de frutas y verduras. Menos del 1% de los jóvenes siguen una dieta saludable y solo unos poco más realizan una actividad física. A medida que los jóvenes cumplen años aumenta la incidencia de obesidad, hipertensión arterial, etc.

Por lo tanto, la próxima generación podría ser la primera en mucho tiempo que sea menos saludable y tenga una esperanza de vida más corta que la de sus padres, como ha afirmado un artículo en el New England Journal of Medicine en 2005.

Artículo relacionado

Alimentación natural para prevenir la arterioesclersosis

Algunos investigadores proponen vigilar la salud cardiosvascular desde los dos años de edad, tratar los niveles de colesterol con dieta y ejercicio y, a partir de los 8 años, con estatinas si es necesario.

Pero, ¿quién quiere darles a sus hijos medicamentos con muchos efectos secundarios? Para evitarlo es necesario nutrir a los niños con alimentos naturales sanos que conformen un dieta con las proporcionen las cantidades adecuadas de fibra, macronutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono) y micronutrientes.

Artículo relacionado

Esto se puede conseguir con una dieta formada por alimentos esencialmente vegetales y elaborados de forma casera, libre de productos ultraprocesados. El ejercicio libre al aire libre, el descanso y el equilibrio emocional son los otros factores que favorecen la salud cardiovascular.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?