Para cualquier momento del día

3 recetas de porridge sorprendentes (¡incluido uno salado!)

¿Cansada de hacer porridge siempre igual? Te puede quedar delicioso con avena u otros cereales, ingredientes dulces o salados. Y, si no, prueba estas originales recetas.

El porridge es uno de los desayunos más típicos de Instagram. Puede ser que sea familia de nuestras gachas dulces, pero las que que se cuelan en todos los tableros de Pinterest son las escocesas a base de avena, de origen celta.

En la península Ibérica, como en todo el sur de Europa, el cereal dominante durante siglos ha sido el trigo. Sin embargo, la avena ha ido ganando terreno en los últimos años por su interesante contenido nutricional.

Además, ahora disponemos de copos de avena de diferentes grosores, también ultrafinos, por lo que ya no tenemos que cocer los granos de avena durante tanto tiempo como se hacía antaño. Los porridges se hacen mucho más rápidamente desde que tenemos copos que se reblandecen fácilmente en agua o una bebida vegetal.

¡Pero no solo de avena se hace el porridge! Si lo tomamos con una técnica, podemos variar la avena por otros cereales para, por ejemplo, evitar el gluten de la mayoría de avenas comerciales. Eso sí, algunos cereales tiene tiempos de cocción muy elevados y es posible que incluso tengas que ponerlos a remojar. Tenlo en cuenta si los eliges para hacer una receta de porridge, porque desayunar desayunarás, pero al día siguiente.

Ahora sí, lo bueno del porridge es que te vale para cualquier momento del día, y es por esto mismo por lo que me apetecía muchísimo empezar con uno salado que te va a sorprender.

Artículo relacionado

avena

Aprovecha los copos de avena de 5 formas distintas

1. Porridge salado asiático

Si eres fan de las sopas o del ramen, esta versión asiática que incluye avena se va a convertir en una de tus cenas favoritas. Para mí, se trata de una opción estupenda. Lleva nutrientes ideales para el frío del otoño o el invierno, y además va cargado de proteínas.

Ingredientes para dos raciones:

  • 100 g de copos de avena integral
  • 500 ml de agua o de caldo vegetal suave
  • 100 g de champiñones laminados
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de miso
  • 100 g de tofu
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • cebollino fresco para decorar
  • 1 cucharada de salsa de soja o de tamari

Preparación:

  1. En una ollita, ponemos el agua o el caldo vegetal y lo calentamos sin llevarlo a ebullición.
  2. Añadimos el miso y removemos hasta que esté bien deshecho.
  3. Añadimos los copos de avena y cocinamos a fuego bajo, removiendo.
  4. Salteamos los champiñones laminados con una cucharada de aceite de oliva y reservamos.
  5. Desmigamos el tofu y lo salteamos con aceite de oliva, cúrcuma y pimienta, estilo tofu revuelto.
  6. Picamos el cebollino.
  7. Finalmente, colocamos nuestra base del porridge salado en dos boles, añadiendo los champiñones y el tofu revuelto.
  8. Servimos los boles calentitos, con un poco de salsa de soja y cebollino fresco por encima.

Si quieres la experiencia "ramen total", añade también semillas de sésamo y un triángulo de alga nori y cambia los champiñones por shiitakes.

Artículo relacionado

Porridge de avena

Cómo sacarle el máximo partido a tu porridge de avena

2. Porridge de arroz integral

La receta ideal para los arroceros. El arroz es otro de los cereales estrella de nuestra gastronomía, aunque no vas a tener el desayuno exprés que ha hecho famoso al porridge en las redes sociales. De todos modos, lo cierto es que sí que hay un truco: cocinar el arroz integral con anterioridad.

Con una taza de arroz integral en seco conseguimos unas 4 tazas de arroz cocinado. Por lo tanto, se trata de una receta muy adecuada para reaprovechamiento. Te animo por ello a no condimentar el arroz integral de tu batch cooking; así también podrás usarlo para recetas dulces como esta.

Así que prepárate para uno de los clásicos, pero con un cereal ¡que no te esperabas!

Ingredientes para dos raciones

  • 2 tazas de arroz integral cocido suelto
  • 1 manzana Fuji pelada y a dados
  • 400 ml de bebida de arroz
  • ½ limón en zumo
  • la cáscara del medio limón
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada rasa de lino recién molido
  • 1 puñado de frutos secos

Preparación:

  1. Cocinamos la bebida vegetal con la canela y la cáscara de limón a fuego alto hasta el primer hervor.
  2. Bajamos el fuego, retiramos la cáscara y añadimos el arroz integral cocido y la manzana a dados.
  3. Cocinamos durante 5 minutos a fuego bajo.
  4. Añadimos el zumo de limón, la esencia de vainilla y la cucharada de lino molido y seguimos cocinando 4-5 minutos más.
  5. Dejamos que repose en el cazo con una tapa unos minutos y servimos caliente con los frutos secos por encima

El lino le va a aportar una textura muy interesante, más cremosa si cabe, a sumar a la pectina de la manzana y el almidón del arroz.

Es una receta que se puede acompañar de compotas ácidas o de frutos del bosque, que le dan un buen contrapunto.

Artículo relacionado

Recetas de boles de desayuno

5 boles de desayuno calientes que te ponen las pilas

3. Porridge de avena y mantequilla de cacahuete

No podía faltar una receta saciante y alta en proteínas para coger energía y quedamos satisfechas durante horas. Además, es una receta chocolateada, caprichosa y deliciosa.

Ingredientes para dos raciones

  • 2 plátanos maduros
  • 80 g de copos de avena integral
  • 400 ml de leche de avena o de arroz
  • 50 g de mantequilla de cacahuete
  • 10 g de cacao en polvo desgrasado
  • 1 cucharada de nibs de cacao
  • Endulzante al gusto
  • Nueces picadas

Preparación:

  1. Calentamos la bebida vegetal hasta romper el primer hervor y añadimos los copos de avena.
  2. Añadimos el cacao en polvo y el endulzante y removemos.
  3. Cocinamos de 10 a 15 minutos con el fuego bajo, removiendo.
  4. Mientras, pelamos los plátanos y los machacamos en un bol.
  5. A los plátanos les añadimos la mantequilla de cacahuete.
  6. Servimos la avena chocolateada con la mezcla de plátano y cacahuete y los nibs de cacao.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?