Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
ensaladas orientales

Recetas veraniegas

4 ensaladas orientales para refrescar tu paladar

Platos frescos y nada aburridos que te permiten degustar sabores de lo más exóticos. No solo son deliciosos, también son súper saludables.

En verano apetecen más que nunca platos fresquitos. Ya he hablado en otras ocasiones de básicos como el gazpacho y el salmorejo, de lo versátiles que son las frutas en verano, etc.

Si queremos innovar en platos fríos podemos echar un vistazo a recetas tradicionales asiáticas, donde también saben cómo refrescar la mesa cuando el calor aprieta.

Hay todo un mundo más allá de los rollitos frescos, desde sopas hasta currys. Hoy os enseño unas cuantas muy sencillas para que las probéis en casa y las variéis a vuestro gusto. Seguro que así no os quedáis sin ideas.

Ensalada japonesa de patata

Es muy parecida a nuestra ensaladilla rusa, pero machacando las patatas y añadiendo algunos otros ingredientes. Te aguantará 2-3 días en la nevera en un recipiente bien cerrado.

Ingredientes

  • 4 patatas cocidas (medianas)
  • 1 zanahoria cocida
  • ½ pepino mediano
  • aprox. 4 cucharadas de maíz dulce (escurrido)
  • aprox. 4 cucharadas de mayonesa vegetal (veganesa)
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • sal al gusto

Preparación

  1. Machaca las patatas con un tenedor y mézclalas con el vinagre de arroz y una pizca de sal.
  2. Pica la zanahoria y el pepino y añádelos al bol, mezclando bien.
  3. Agrega el maíz y la mayonesa vegetal y mézclalo todo. Pruébalo y añade más sal si fuese necesario.
  4. Déjalo en la nevera hasta el momento de servir.

Ensalada coreana de algas

Es fácil de preparar y podemos servirla en pequeñas porciones junto a platos principales. El principal atractivo de esta receta es el sabor a mar de las algas wakame con el aliño agridulce.

Ingredientes

  • Un puñadito de algas wakame secas (unos 25 gramos)
  • ½ cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de azúcar o sirope de arroz
  • 1 cucharada de semillas de sésamo tostadas
  • Unos hielos

Preparación

  1. Pon las algas en una cacerola mediana con suficiente agua para cubrirlas bien y hiérvelas 30 segundos, removiendo de vez en cuando.
  2. Escúrrelas y lávalas con agua fría del grifo. Escúrrelas de nuevo muy bien y córtalas en juliana.
  3. En un mortero o un bol aparte machaca el ajo con la salsa de soja, vinagre y azúcar o sirope. Pica la cebolleta y añádela a esta mezcla.
  4. Pon en un bol grande las algas, vierte la salsa por encima y decóralo con semillas de sésamo. Para que esté más fresquito, ponle unos cubitos de hielo.

Ensalada vietnamita de fideos de arroz

Si te apetece pasta pero no quieres hacer ensalada de pasta, prueba con esta receta. Los fideos de arroz se hacen muy rápido y tienen una textura muy agradable una vez fríos.

Ingredientes

  • 200 g de vermicelli de arroz (son los fideos finísimos de arroz)
  • 2 zanahorias
  • 1 pepino mediano
  • Unas hojas de menta o hierbabuena
  • Unas hojas de cilantro
  • 1 chili rojo (opcional)
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • ½ lima
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Pon a hervir abundante agua en una cacerola para hacer los fideos de arroz. Cuando esté hirviendo ponlos, remueve y deja que se hagan 2-3 minutos (puedes mirar las instrucciones del paquete). Escúrrelos y lávalos en un colador con agua fría.
  2. Corta las zanahorias y el pepino en juliana o con un pelador de verduras en tiras finitas.
  3. En un bol aparte machaca el ajo con el chili picado fino, la salsa de soja, aceite de sésamo, vinagre de arroz y jengibre.
  4. Sirve los fideos mezclándolos con las verduras en juliana, con un puñadito de hierbas frescas por encima, vierte el aliño y una pizca de sal. Que cada comensal se ponga un poquito de lima sobre los fideos.

Ensalada china de orejitas de madera

Las setas oreja de madera son muy populares en la cocina china. Las puedes encontrar en supermercados orientales deshidratadas, muy conveniente ya que te durarán mucho tiempo en la despensa. Lo único que tienes que hacer es rehidratarlas en agua y ya están listas para usar. Se pueden freír, saltear, cocer… pero también comer tal cual.

Ingredientes

  • Un puñadito de orejas de madera secas (unos 20 gramos)
  • ½ cebolleta
  • 1 chili rojo
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de vinagre de chinkiang o vinagre de arroz
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Deja las setas en remojo en un bol grande hasta que se hidraten por completo (aprox. 20 minutos). Lávalas y escúrrelas bien.
  2. Pon a hervir aprox. 1 litro de agua en una cacerola. Cuando entre en ebullición añade las setas, blanquéalas 2 minutos, escúrrelas y enfríalas con agua corriente del grifo. Sécalas y ponlas en un bol.
  3. Pica bien fino el ajo y el chili. Corta la cebolleta en tiras o pícala fina.
  4. Mezcla todos los ingredientes con las setas, pruébalo y rectifica de sal si fuese necesario.
  5. Déjalo en la nevera hasta el momento de servir.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?