Ecología doméstica

7 razones por las que nunca más deberías tirar las cáscaras de huevo

Cuando vuelvas a usar huevos en la cocina, guarda las cáscaras porque te pueden ser de utilidad para muchas cosas. Te explicamos para qué te pueden servir.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Las cáscaras de huevo son demasiado valiosas para terminar en la basura. Porque las puedes usar para hacer desde mascarillas faciales a excelentes productos de limpieza pasando por fertilizantes naturales. Los siguientes 7 consejos para reutilizar las máscaras de huevo te ayudarán a ahorrar dinero y muestran lo divertido que puede llegar a ser la reutilización.

1. Haz tu propia mascarilla de belleza con cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo contienen muchos minerales importantes. Esto los convierte en el ingrediente ideal para una mascarilla facial para refrescar la tez y tensar la piel.

Para la mascarilla facial, mezcla la cáscara de huevo finamente molida con un poco de clara de huevo fresca. Luego aplica la mezcla en la cara, déjala actuar y enjuaga bien la cara con agua tibia después de unos minutos.

Para moler la cáscara puedes utilizar un mortero o un molinillo de café.

2. Elimina fácilmente la suciedad persistente

¿Se te ha pegado algo en el fondo de la sartén o te molestan los depósitos de cal persistentes en el baño? Entonces las cáscaras de huevo son el agente de limpieza perfecto.

Sólo tienes que moler dos o tres cáscaras de huevo en un mortero y agregar un poco de agua y detergente líquido. Mézclalo todo formando una pasta para fregar.

Vierte la mezcla sobre una esponja y utilízala para fregar la sartén o el azulejo afectado por la cal. Las cáscaras de huevo finamente molidas producen una especie de efecto peeling y hacen que la suciedad desaparezca mejor.

Artículo relacionado

3. Tolera mejor el café con cáscara de huevo

Si bebes café de filtro, ya sea hecho a mano o a máquina, las cáscaras de huevo pueden ayudarte a hacer que sea más digerible.

Para beneficiarte de esta propiedad, agrega un poco de cáscara de huevo bien limpia y ligeramente desmenuzada al filtro. Esto hace que el café sea más fácil de digerir y menos amargo.

4. Haz tú misma un miniembudo

¿No tienes un pequeño embudo para verter un poco de líquido en una botella de cuello estrecho? Media cáscara de huevo puede ayudar.

Hazle un agujero con mucho cuidado con la ayuda de una aguja gruesa. Luego, sólo tienes que verter el líquido en la cáscara del huevo y déjarlo escurrir con precisión a través del orificio.

Artículo relacionado

5. Proporciona a las plantas fertilizante de cáscara de huevo

Puedes cuidar las plantas de interior, balcón y parterre con un sencillo fertilizante hecho de cáscaras de huevo. Porque además de contener calcio, también tiene mucho potasio, magnesio, cobre y fósforo. El potasio en concreto asegura una mejor formación de los frutos.

Para hacer el abono, añade al agua de riego las cáscaras de dos o tres huevos, bien troceadas. La cantidad será suficiente para entre uno y dos litros de agua.

Como alternativa a este método también puedes esparcir el polvo de cáscara de huevo sobre la tierra y luego regar las plantas.

6. Reponer las reservas de calcio

Un componente principal de las cáscaras de huevo es el calcio. Si sufres una deficiencia de calcio, puedes llenar el "depósito" con cáscaras de huevo bien limpias (tienes que hervirlas).

Una pizca de las cáscaras muy finamente molidas se puede añadir a la masa de pan, al muesli o incluso a un batido o a un smoothie, por ejemplo.

7. Ahuyenta a los molestos caracoles con cáscaras de huevo

Para este remedio casero contra los caracoles en el jardín, recolecta cáscaras de huevo durante un tiempo para obtener una cantidad suficiente. A continuación, puedes colocar las cáscaras picadas en trozos grandes alrededor de las plantas en un círculo de varios centímetros de grosor y ancho.

Ese debería ser un obstáculo desagradable para los caracoles. Los voraces visitantes del jardín odian las astillas de materiales afilados y tienden a mantenerse alejados.

Limpia las cáscaras de huevo antes de usarlas

Antes de usar cáscaras de huevo en la piel o para el consumo, debes desinfectarlas hirviéndolas. La salmonella y las bacterias pueden adherirse a ellas. Además, la proteína que queda en la cáscara se estropea con el tiempo.

Si vas a usar las cáscaras de huevo para ingerir o para hacer la mascarilla es recomedable que uses cáscaras de huevos ecológicos.

Para desinfectarlas, deja las cáscaras en el agua hirviendo durante 10 minutos. Para secarlos después, puedes hornear las cáscaras de huevo durante 20 minutos en un horno a 100 grados. Después de eso, es mejor guardarlas en una bolsa de papel.

Si quieres utilizar las cáscaras de huevo en el jardín, no es necesario que los hiervas antes, puedes usarlas tal cual.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?