Estilo de vida sostenible

Conviértete en minimalista en siete días

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

En siete días puedes deshacerte de las cosas superfluas y descubrir lo que realmente quieres. Puedes ser minimalista. Ser minimalista es una manera de vivir que se pregunta constantemente por el significado de lo que hacemos para concentrarse en lo esencial.

Quieres un nuevo iPhone, el tercer par de zapatillas blancas y volver a cambiar los cojines del sofá. Escuchas música en Spotify, ves series en Netflix. Estás conectada con tus amigos y con completos desconocidos a través de Facebook, Twitter e Instagram.

Si no aceptas toda esta oferta, no eres "normal". En realidad, existe una alternativa: no sucumbir a todas las posibilidades, ser muy selectivo y apuntarse al movimiento minimalista. Un estilo de vida que se basa en simplificar.

Cómo convertirse en minimalista en 7 días

El minimalismo como estilo de vida consciente y sostenible es una propuesta que se ha hecho popular gracias a Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus, autores del libro Minimalismo. Por una vida con sentido (Editorial Kairós). Una de sus principales ideas es que la abundancia, algo que parece tan deseable, en realidad distrae de lo esencial. Los minimalistas evitan exponerse a la abundancia. La pregunta principal es ¿qué es realmente importante en la vida?

El minimalismo no tiene nada que ver con la renuncia, ni con la restricción. Al contrario: si vives de forma minimalista, ya no puedes estar restringido por las neceisdades de hacer, consumir o poseer ciertas cosas. Pero, ¿dónde y sobre todo cómo empiezas a liberarte de esta compulsión invisible?

El primer paso de la semana que te debes tomar en serio es dejar de consumir. Simplemente no compres nada durante una semana, excepto alimentos y papel higiénico. Porque si no compras nada, no compras nada que no necesites.

Día 1: ¿Qué es lo que realmente quieres?

Los minimalistas son conscientes de lo que les importa. Tú también puedes hacer eso. Es mejor escribir lo que realmente quieres. Pueden ser cosas como practicar un deporte o llevar una dieta saludable, disfrutar de las amistades o de la familia, o plantearse un objetivo profesional. Ten siempre presente la pregunta: "¿realmente quiero esto o simplemente tengo la sensación de que tengo que quererlo?"

Los ejercicios de atención plena pueden ayudarte a concentrarte en lo que es importante. Lo mejor de todo es que no necesitas nada más que tú mismo para hacerlo.

Día 2: Limpia tu casa

Por supuesto, probablemente no te deshagas de todo lo que no necesitas en un día. Si tiene un piso o una casa más grande y no vives solo, probablemente puedas planificar una semana para realizar la limpieza. Pero cuantas menos cosas innecesarias asedien tu casa, más ligero te sentirás. Es mejor empezar a limpiar de inmediato.

Ser minimalista no significa vivir en una habitación vacía con un colchón blanco como único mueble. Más bien, se trata de deshacerse de lo innecesario, para que al final solo quede lo que realmente necesitas, pero lo que tú necesitas puede ser un cuadro o una escultura que te emocionan, aunque a otras personas esos objetos puedan parecerles superfluos.

Día 3: Limpia tu móvil, tu bandeja de entrada de correo electrónico y tus redes sociales

No solo debes separarte de la ropa, los electrodomésticos o los muebles inútiles. Incluso en tu teléfono móvil, en tu ordenador o en tus canales de redes sociales, probablemente se haya acumulado todo tipo de "basura" con el tiempo, que simplemente llena tu buzón de correo, tu disco duro o tu flujo de comunicación.

Así que dedícate hoy a la limpieza digital. Elimina las aplicaciones innecesarias de tu teléfono móvil, vacía la bandeja de entrada de tu correo electrónico y cancela la suscripción a los boletines no leídos. Ordena tus descargas en Spotify, elimina y deja de seguir a personas y páginas en Facebook, Twitter e Instagram que ya no te interesen o con las que no tienes nada que ver.

Si la inundación digital te abruma, prueba una desintoxicación digital.

Artículo relacionado

Plan para desconectar de las pantallas

El detox que tu mente, ojos y cervicales te piden a gritos

Los minimalistas también mantienen sus ordenadores en orden. Por ejemplo, elimina los programas no utilizados. También puedes deshacerte de películas, música, documentos y fotos que ya no necesites.

Aclara también tu tiempo libre. ¿Existe un contrato de gimnasio que realmente no usas o que no te da ningún placer? Date de baja. ¿Eres voluntario en tres organizaciones diferentes? Decide si con dedicarte a una no es ya suficiente

Puedes aprender a amarte a ti mismo, y debes comenzar hoy. Piensa en lo que te gusta de ti misma y anótalo. Esto también puede ser parte de tu rutina matutina, por ejemplo. Trátate a ti misma y a tu cuerpo como te gustaría que los demás te trataran. Cocina alimentos buenos y saludables, duerme lo suficiente, tómate un tiempo para ti.

Día 5: Crear espacio es importante, soltar es aún más importante

La mayoría de nosotros tenemos una idea clara de lo que necesitamos para ser felices: una casa grande, un coche caro, un gran trabajo, unas vacaciones de lujo. Para eso necesitamos ingresos, poder y prestigio. Pero luchar por ello realmente no aporta nada a nadie. Te pone bajo presión, te estresa y abruma, desencadena pensamientos negativos y te lleva a compararte constantemente con los demás.

Así que debes dejar de lado esos pensamientos. No siempre es fácil. Los minimalistas usan la meditación para salir de la espiral negativa del pensamiento. Nos ayuda a estar más concentrados y más relajados.

Artículo relacionado

Curso-Mind-13

Curso online de mindfulness para eliminar el estrés en 8 semanas

Día 6: ¿Cómo te mantienes minimalista?

Es fácil incorporar el minimalismo a tu vida cotidiana. Estos consejos y trucos pueden ayudarte a permanecer allí.

  • Haz una lista de deseos de las cosas que necesitas.
  • Piensa dos veces si realmente lo necesita y luego compra solo lo que está en la lista. Así es como evitas las compras impulsivas.
  • Infórmate de cada compra: ¿realmente la necesito? ¿Qué significa la compra de este producto para el medio ambiente o las personas que lo fabrican? ¿Es el producto de buena calidad? ¿Durará mucho?
  • Finalmente, cuando decidas comprar algo nuevo, despídete de algo viejo.
  • Y muy importante, no importa lo que diga la publicidad, la satisfacción, la felicidad y el amor no se pueden comprar con dinero.

Día 7: En el séptimo día puedes relajarte.

Lo conseguirás mejor con este ejercicio de atención plena:

  • Se consciente de lo que has aprendido la última semana. ¿Crees que el minimalismo es para ti?
  • ¿En qué medida deseas seguir implementando el concepto? Anota los beneficios del minimalismo.
  • Quizás disfrutes del hecho de que ahora tienes más espacio en tu piso o que tu casa ahora está más ordenada.
  • Tal vez como minimalista ahorras un poquito de dinero tienes más tiempo, menos estrés y eres más flexible.
  • Otra ventaja puede ser que ahora eres más consciente de tu entorno y, ¿has logrado tu objetivo?

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?