Con superpoderes

3 recetas para aprovechar los poderes de la cúrcuma

M. Núñez, C. Navarro y Montse Tàpia

La cúrcuma, aparte de ser un potente antiinflamatorio y antioxidante, da un original toque a tus platos. Comprueba cómo potencia el sabor en estas deliciosas recetas.

Para las medicinas tradicionales de India y China, la cúrcuma es un medicamento básico con multitud de indicaciones. Con ella se tratan, entre otros problemas, la mala digestión, los trastornos del hígado, el dolor articular, la fiebre, la tos, las alteraciones menstruales o, en aplicación tópica, los eccemas y otras patologías de la piel.

En la cocina, la cúrcuma es ideal para tomar con legumbres, como lentejas rojas y garbanzos o con verduras. En platos de pasta o de cuscús también da un buen toque de sabor y color. Puedes añadirla en la cocción o en el aliño.

Artículo relacionado

Beneficios curcuma

Cúrcuma medicinal: más propiedades demostradas

Aunque la cúrcuma es una especia mucho menos valorada que el azafrán –y también más económica– constituye un verdadero tesoro culinario que traspasa las fronteras para dar color y sabor a gran variedad de platos.

En la cocina debe utilizarse con mesura, ya que un exceso daría un toque demasiado amargo. Su uso es característico de la cocina india, que la mezcla hábilmente con otras especias para lograr sutiles diferencias de sabor y condimentar todo tipo de platos.

Aprovecha la potencia de la cúrcuma, con su efecto antiinflamatorio y calorífico en esta sabrosas recetas.

 

 

1 / 3
Lentejas coral curcuma cilantro

1 / 3

Lentejas coral con cilantro y cúrcuma

No pierdas la oportunidad de probar esta rica receta, en la que se combina con otras especias poderosas, como el jengibre, el cilantro, la pimienta de Cayena o el comino. Además la receta incorpora pimienta negra, para mejorar la absorción de la curcumina. El aceite de oliva ayuda igualmente en este sentido.

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de lentejas coral
  • 1 cebolla blanca, cortada a daditos
  • 1 pimiento verde, cortado a daditos
  • 2 tomates medianos pelados y sin semillas
  • 2 cm de raíz de jengibre rallada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/4 de cucharadita de comino molido
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 guindilla de Cayena, sin las semillas
  • 1 hoja de laurel
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva (o girasol)

Preparación (25 minutos + 45 de cocción)

  1. Sofríe la cebolla, con aceite de oliva y sal.
  2. Añade el pimiento verde y la guindilla, y una vez blandos, el ajo y el jengibre.
  3. Hacia el final, incorpora el tomate, el comino, la pimienta y la cúrcuma.
  4. Añade las lentejas al sofrito ya hecho, el laurel, y cúbrelas con agua o caldo vegetal.
  5. Cuécelas 20 minutos a fuego suave y decora el plato con cilantro fresco.

Una ración de esta receta aporta 238 calorías, 29 gramos de hidratos de carbono, 13 gramos de proteínas y 8 gramos de grasas, además de 4,2 mg de hierro.

 

Brocheta tofu sesamo curcuma

2 / 3

Brocheta de tofu con cúrcuma y sésamo

El tofu, el queso de soja, gana en sabor cuando lo mezclamos con la cúrcuma, ya sea en rellenos, salteados o en brochetas.

En esta receta la combinación de especias en el aliño no solo da sabor al tofu, sino que potencia la absorción de la cúrcuma. Esto se debe a la presencia de pimienta negra y al uso del aceite de oliva y la cebolla, que también contribuyen a mejorar la biodisponibilidad de la curcumina. Las semillas de sésamo negro enriquecen el plato con sus abundantes minerales, a la vez que aportan un toque crujiente y decorativo.

¡Disfrutad de esta receta!

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de tofu, cortado a dados
  • 2 cebollas moradas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada de sésamo negro
  • Cilantro fresco, bien picado
  • Aceite de oliva y sal
  • Salsa de soja (opcional)

Preparación (15 minutos + 10 de cocción)

  1. Prepara un especiado aliño añadiendo al zumo de limón una cucharada de cebolla picada, la cúrcuma, la pimienta, la mitad del cilantro, aceite, sal y, si lo deseas, un poco de salsa de soja.
  2. Macera el tofu durante unos 30 minutos en este aliño, para que se empape bien y coja sabor.
  3. Corta en aros muy finos el resto de la cebolla, déjala sumergida agua durante unos minutos y escúrrela bien.
  4. Ensarta el tofu en brochetas previamente humedecidas.
  5. Cocina las brochetas en el horno precalentado a 180° C o bien en la plancha.
  6. Espolvoréalas con las semillas de sésamo y el resto del cilantro y sírvelas los aros finos de cebolla. El cilantro fresco picado y los aros de cebolla aportarán frescor al plato.

Información nutricional: una ración de este plato aporta 146 calorías, 6 g de hidratos de carbono, 9 g de proteínas y 9 g de grasas, además del 38% del calcio que se precisa al día.

 

Samosas verduras

3 / 3

Samosas de verduras a la cúrcuma

En esta receta da sabor a una combinación de hortalizas entre las que se encuentra la cebolla. Esta combinación potencia su efecto anticanceroso. En un estudio publicado en Clinical Gasteroenterology and Hepatology se observó que al combinar 480 mg de curcumina con 20 mg de quercitina (presente en la cebolla) caía en un 60,4% el número de pólipos o lesiones precancerosas intestinales y su tamaño se reducía en un 51%.

Consumir cúrcuma y cebolla juntas no logrará seguramente los mismos resultados que en el estudio, pero podría contribuir a nuestra salud con cierto efecto protector frente al cáncer. ¡Disfruta de estas delicias de la cocina india!

Ingredientes para 4 personas

  • 6 hojas de pasta brick
  • 100 g de cebolla
  • 100 g de puerro
  • 100 g de zanahoria
  • 100 g de pimiento rojo
  • 100 g de calabacín
  • 100 g de judía verde
  • 1 trozo de col
  • Ajo picado
  • Zumo de limón
  • Un aceite suave

Especias:

  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de jengibre rallada
  • ½ cucharadita de comino en grano
  • ½ cucharadita de semillas
  • ½ cucharadita de cilantro
  • Un poco de cilantro fresco

Preparación (20 minutos + 45 minutos de cocción)

  1. Corta todas las verduras a tiras finas.
  2. Hierve ligeramente o cuece al vapor las judías verdes.
  3. Sofríelas en un aceite suave, añadiéndolas por este orden: cebolla, puerro, pimiento, zanahoria, ajo picado, col y calabacín. Al final incorpora las judías verdes ligeramente cocidas.
  4. En un mortero muele las semillas con el jengibre y añade la cúrcuma.
  5. Vierte las semillas con las especias sobre las verduras y deja al fuego durante 5 minutos.
  6. Salpimienta y rocía con zumo de limón y cilantro fresco.
  7. Corta las hojas de brik en dos.
  8. Pon un poco de relleno sobre cada mitad de las hojas de brick y pliégalas en forma de triángulo.
  9. Fríelas en un buen aceite de oliva y sírvelas con una mermelada de tomate o una mayonesa de cúrcuma.

Información nutricional: Una ración de esta receta te aporta 192 calorías, 21 g de hidratos de carbono, 5 g de proteínas y 7 g de grasas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?