Sorprendente

4 recetas vegetales para descubrir la magia india

La cocina india tiene un toque especial que seduce y la hace reconocible en cualquier lugar. Ahora también puedes disfrutar de su esencia en versión raw.

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

coco-chai. Coco chai

1 / 4

Coco chai

Ingredientes para 1 litro:

  • 500 ml de leche de coco
  • 500 ml de agua
  • 60 g de azúcar de coco
  • 1 cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de cardamomo molido
  • ½ cucharadita de clavo molido
  • 1 cucharadita de anís verde molido
  •  ¼ de cucharadita de pimienta
  • un poco de vainilla en polvo o en esencia

Preparación (40 min + reposo):

  1. Tritura todos los ingredientes, ponlos en una olla a fuego mínimo y revuelve constantemente durante unos 5 minutos sin que el agua llegue a hervir.
  2. Apaga el fuego. Lo puedes tomar así mismo o dejarlo enfriar y tomarlo fresco.

Si quieres puedes agregarle té verde o té negro. También puedes colarlo o puedes reemplazar la leche de coco por cualquier otra leche vegetal si lo prefieres.

Si le agregas más agua, quedará más líquido y suave de sabor.

PAKORAS. Pakoras vivas con salsa de menta

2 / 4

Pakoras vivas con salsa de menta

Ingredientes para 24 unidades:

  • 100 g de garbanzos (previamente remojados en agua)
  • 3 dientes de ajo
  • chile fresco al gusto
  • ralladura y zumo de limón 
  • 1 taza de hojas de cilantro
  • ½ cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cucharadita de semillas de coriandro
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 2 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 125 ml de agua
  • 150 g de cebolla roja
  • 100 g de zanahoria
  • 60 g de pimiento verde
  • 100 g de calabacín
  • 100 g de brócoli
  • 1 cucharadita de sal

Para la salsa de menta:

  • 3 cucharadas de anacardos (previamente remojados en agua de 3 a 8 horas)
  • 1 taza de menta fresca 
  • ½ cucharadita de sal
  • 100 ml de agua
  • zumo de media lima
  • 1 cucharada de levadura nutricional

Preparación (20 min + tiempo de remojo y deshidratación):

  1. Antes de nada, ten en cuenta que debes remojar los garbanzos durante dos días, cambiando el agua cada día. A continuación, déjalos en un colador, mínimo cuatro horas y máximo un día. Está bien que broten un poco, pero no demasiado, pues podrían amargar.
  2. Una vez listos los garbanzos, haz una crema triturándolos con las semillas de mostaza, comino, coriandro e hinojo, la cúrcuma, el tahini, la levadura, el aceite y el agua, hasta lograr que tenga una consistencia cremosa.
  3. Por otro lado, corta la cebolla, la zanahoria, el pimiento y el calabacín en finas tiras, y el brócoli en florecitas. Ponlos en un bol, sala y remueve. Lo mejor es dejar que maceren con la sal hasta que se ablanden un poco y suelten agua. Así tendrán la consistencia ideal.
  4. Mezcla los vegetales macerados con la crema de garbanzos, el cilantro y el ajo picaditos, el picante y el limón, y llévalos a deshidratar poniendo puñaditos en las bandejas de deshidratación.
  5. Deshidrata seis horas. Dales la vuelta y deja una hora más. Conserva en la nevera.
  6. Una hora antes de servirlas, pon las pakoras en el deshidratador para servirlas calentitas.
  7. Las servimos con la salsa de menta, que es muy fácil de elaborar: cuela y lava los anacardos y tritúralos con el resto de los ingredientes hasta que consigas darle una consistencia cremosa. Y ya está. ¡A disfrutar!

MANGO-LASSI. Mousse helado de mango lassi

3 / 4

Mousse helado de mango lassi

Ingredientes para 2 personas:

  • 50 g de anacardos (con un remojo previo de 3 a 8 horas)
  • 1 mango grande
  • 150 ml de leche de coco
  • 2 cucharadas de azúcar de coco
  • ½ cucharadita de cardamomo molido
  • zumo de medio limón
  • 1 taza de hielo
  • una pizca de sal

Para decorar:

  • escamas de coco seco
  • unas hojas de menta fresca

Preparación (15 min + tiempo de remojo):

  1. Cuela y lava los anacardos y tritúralos a continuación con el resto de los ingredientes hasta lograr una consistencia bien cremosa.
  2. Lo sirves en boles y por arriba le añades el coco y unas pocas hojitas de menta.
  3. Lo ideal es servirlo al momento; si no, lo mejor es guardarlo en el congelador.

Esta misma receta la puedes elaborar con cualquier otra fruta de tu predilección.

CURRY-VEGETALES. Curry de vegetales con arroz de coliflor y chutney

4 / 4

Curry de vegetales con arroz de coliflor y chutney

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 g de calabacín
  • 100 g de pimiento
  • 100 g de manzana
  • 50 g de espinacas
  • ½ cucharadita de sal

Para el chutney:

  • 1 mango grande
  • unas gotitas de zumo de lima
  • ¼ de cucharadita de comino molido
  • ¼ de cucharadita de cúrcuma molida 
  • ¼ de cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de coriandro molido
  • ají picante al gusto

Para el arroz:

  • 300 g de coliflor
  • 1 puñadito de hojas de menta
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Preparación (20 minutos):

  1. Para el curry, corta manzana, calabacín y pimiento en cubitos, y las espinacas a tiras. Sala y reserva.
  2. Haz el chutney triturando todos los ingredientes y reserva.
  3. Para el arroz, tritura en trocitos la coliflor, corta bien fina la menta y mezcla con la sal y el aceite. 
  4. Sirve todo por separado o mezcla los vegetales con el chutney y sírvelos junto al arroz en un plato.

Saborea una cocina india 100% vegetal

¡Ommm! El divino mantra de la India, una tierra sagrada que da de comer a tanta gente cada día. Sin haber pisado su suelo aún, adivino el olor que tiene. Inhalo la mezcla de sus mil y una especias, me embriagan sus elixires, como navegantes que surcan los cielos del planeta entero.

¡Qué placer encontrar un rico pedacito de ti en los restaurantes indios de tantas ciudades del mundo! ¡Qué lindo sentirte, saborearte, apreciar tu extensa sabiduría, querida cultura gastronómica hindú! Gracias. Siento la energía del trabajo cooperativo de tu gente que, con dedicación y una sonrisa constante dibujada en el rostro, elabora platos deliciosos.

En la India, el vegetarianismo está bien arraigado en la cultura de la gente. Para muchos de sus habitantes, los animales no son comida, e incluso tratan a las vacas de sagradas. Algo bien distinto de lo que ocurre en muchas otras culturas…

El caos y el aparente desorden de la India irradian una armonía muy particular. Repleta de sabiduría y enseñanzas por doquier, nos transmite, por puntualizar algo excepcional, que vivir en el presente es fundamental, y que de esa manera la vida se contempla con otros ojos.

Nos aporta un bienestar y una alegría que estimulan la existencia en el planeta y disuelven los miedos y los problemas, pues en el presente no queda espacio para ellos.

Desde esa misma enseñanza se cocina en la India, desde el presente y desde el rezo, influida por el hinduismo y también por tradiciones culturales de fuerte raigambre local que le dan una gran variedad. El resultado se torna, aparte de sabroso, en un alimento para el alma.

La cocina como rito

En Espiritual Chef, el proyecto que me lleva acompañando los diez últimos años de mi vida, realizamos nuestros servicios desde esa conciencia, como este texto que te hago llegar y las recetas que te presento. La cultura de la India tiene mucho que ver, ha sido un ingrediente fundamental.

En este artículo, te proponemos preparar unas recetas raw inspiradas en unos platos muy característicos de ese país surasiático.

Pero antes de ponerte a cocinarlas te invito a obtener un ingrediente esencial para hacerlas: paz. Cierra los ojos y guarda silencio durante unos minutos, al tiempo que respiras profundamente; al abrirlos, comienza a cocinar desde esa sensación. Espero que lo disfrutes. ¡Namasté, India!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?