Alimentos de temporada

Inusuales recetas con fresas, dulces y saladas

Claudina Navarro, periodista especializada en ecología y salud

Te presentamos deliciosas ideas para aprovechar la fase final de la temporada de fresas.

La fresa es probablemente la fruta de primavera más popular y una de las más fáciles de cultivar en jardines y balcones. Si tienes unas cuantas plantas, puede que muchas maduren a la vez y te vendrán bien algunas recetas originales para sacarles el máximo partido. También te servirá para aprovechar las ofertas en el mercado (si es posible, elige fresas ecológicas).

Recetas con fresas poco convencionales

Salsa picante de fresa

Puedes preparar fácilmente una salsa dulce y picante con fresas. Sabe muy bien como salsa grill con filetes veganos de seitán o soja texturaizada, como salsa para mojar unos nachos o para acompañar verduras asadas.

Ingredientes (para 550 g de salsa de fresa):

  • 500 g de fresas frescas
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 3-4 cucharadas de azúcar moreno, una alternativa al azúcar o miel
  • 2 chalotas o cebollas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cm de un bulbo de jengibre
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de agua
  • Sal
  • Pimienta

Dependiendo de tu gusto, puedes agregar otras especias y aromáticas frescas como cilantro o albahaca.

Elaboración:

  1. Pela las chalotas y el ajo y corta en dados finos junto con el jengibre.
  2. Fríe los dados con el tomate concentrado y el aceite de oliva en una sartén durante uno o dos minutos.
  3. Agrega el vinagre, el azúcar, el agua y cocina a fuego lento durante 5 minutos.
  4. Mientras tanto, lava y limpia las fresas y córtalas en dados. Luego agrégalas a la sartén, cocina otros cinco o diez minutos y sazona con sal y pimienta.
  5. Vierte inmediatamente la salsa terminada en frascos esterilizados mientras esté caliente y cierra las tapas.

La salsa de fresas se puede guardar en el refrigerador hasta cuatro semanas.

Artículo relacionado

recetas-fresas

6 recetas para disfrutar de las fresas como nunca

Caracolas con relleno de fresa

Las caracolas caseras con relleno de fresa son una forma fácil de utilizar la cosecha de fresas. Se hornean en un frasco de cristal y luego se cierran inmediatamente en caliente si quieres conservarlas durante semanas. Estas caracolas son un refrigerio maravilloso para llevar a una reunión o para darse un capricho.

Ingredientes (para 8-10 panecillos de levadura en un frasco):

  • 600 g de harina integral de trigo o espelta
  • 350 ml de leche (vegetal) a temperatura ambiente
  • 70 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de azúcar o una alternativa similar al azúcar
  • ½ cubo de levadura fresca o 1 paquete de levadura seca (7 g)
  • 170 g de puré de fresa (ver más abajo),
  • 1 pizca de sal
  • 8-10 frascos de cristal con tapa de rosca

Ingredientes (para el puré de fresas frescas):

  • 150 g de fresas frescas
  • 1-2 cucharadas de melaza de manzana u otro endulzante líquido (según la dulzura de las fresas y la preferencia personal)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • ½ cucharadita de canela
  • ½ cucharada de maicena

Elaboración:

  1. Disuelve la levadura en leche (vegetal) a temperatura ambiente y agrega la mezcla a la harina, el azúcar y la sal en un tazón grande para mezclar. Si usas levadura seca, mézclala con los otros ingredientes secos de antemano. Agrega el aceite y amasa todo hasta obtener una masa suave. Forma una bola.
  2. Cubre la bola de masa y déjala crecer en un lugar cálido durante aproximadamente 1h hasta que duplique su tamaño.
  3. Mientras tanto, pon todos los ingredientes para el puré de fresas en un tazón alto y mezcla hasta que quede suave con la batidora de mano.
  4. Prepara los tarros para el relleno untándolos por dentro con un poco de aceite y espolvoreándolos con harina.
  5. Amasa la masa de levadura de nuevo brevemente y luego extiéndela uniformemente sobre una superficie de trabajo enharinada, aproximadamente del tamaño de un rectángulo de 30 por 45 centímetros. Unta con puré o mermelada de fresa.
  6. Corta el rectángulo de masa en tiras transversalmente con el lado romo de un cuchillo para no rayar la superficie de trabajo.
  7. Enrolla cada tira para formar una caracola.
  8. Coloca cada caracola enrollada en posición vertical (con el vértice apuntando hacia arriba) en un frasco. Hornea los frascos llenos en un horno precalentado a 195 ° C de temperatura superior / inferior (convección de 175 ° C) durante 15 a 20 minutos hasta que se doren.
  9. Si no puedes resistir el delicioso olor de las caracolas recién horneadas, lo mejor es sacarlas directamente del tarro con cuidado y comerlas mientras aún están calientes.

Artículo relacionado

Recetas de batidos de fresa y menú semanal rico en frutas

5 recetas de batidos de fresa (y menú semanal repleto de fruta)

Fresas verdes en escabeche

Cuando las fresas maduras se hierven se ablandan mucho. Las fresas verdes, sin embargo, conservan su consistencia firme y tienen un sabor agradablemente amargo.

De esta forma, también se pueden utilizar fresas que se cosecharon demasiado pronto, así como aquellas que no acabaron de madurar al final de la temporada de fresas.

Ingredientes:

  • 500 g de fresas verdes
  • 500 ml de vinagre de manzana
  • 250 ml de agua
  • 2 cucharadas de miel, una alternativa a la miel o azúcar
  • 1 cucharadita de granos de pimienta
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de chile (opcional)
  • tarros de rosca esterilizados

Elaboración:

  1. Limpia, lava, seca las fresas y colócalas en capas en los vasos, presionando ligeramente y dejando un centímetro hasta el borde.
  2. Coloca los granos de pimienta, las semillas de mostaza y la guindilla sobre las fresas.
  3. Calienta el agua, el vinagre de manzana, la sal y la miel en una cacerola pequeña y lleva a ebullición.
  4. Vierte el líquido sobre las fresas hasta que estén completamente cubiertas. Cierra inmediatamente los frascos con fuerza y ​​agita suavemente.
  5. Una vez que los frascos se hayan enfriado, se guardan en el frigorífico.
  6. Puedes hervir los tarros antes y así alargar la vida útil de este escabeche hasta un año.

Artículo relacionado

Fresas en un escuridor

9 ideas para llenar tus platos de fresas y pasión

Ensalada de espárragos y fresas

Una ensalada de espárragos con fresas es una forma variada de combinar la popular fruta de primavera con espárragos verdes saludables.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 g de espárragos verdes
  • 100 g de hojas verdes (rúcula, canónigo, espinaca tierna o similar)
  • 100 g de fresas
  • 50 g de parmesano rallado o parmesano de almendras
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharada de miel o un sustituto vegano
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  1. Retira los extremos leñosos de los tallos de espárragos y corta los tallos en trozos del tamaño de un bocado. Si utilizas espárragos blancos, pélalos, cocínalos al dente y córtalos en trozos.
  2. Mezcla el zumo de limón, el aceite vegetal, la mostaza, la miel, la sal y la pimienta con un batidor. Marina los espárragos en esta mezcla.
  3. Corta las fresas en trozos pequeños y agrégalas a los espárragos con la lechuga limpia y el queso.
  4. Mezcla brevemente y deja reposar durante al menos 30 minutos antes de servir.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?