mascarilla pelo

Belleza natural

Mascarilla de aceite de jojoba para cuidar tu melena

¿Quieres una melena limpia, acondicionada y abundante? Las propiedades del aceite de jojoba te ayudan a conseguirlo.

Diana Burillo

Probablemente habrás observado que, cuando el cabello luce bien, también se benefician de ello la autoconfianza, la seguridad y la autoestima, y es que el pelo es capaz de mantener satisfecha nuestra necesidad de mirarnos con mejores ojos.

Un cabello dócil, manejable, hidratado, brillante, suave, con movimiento…son muchas las demandas y los atributos que nos gusta asociar a nuestra melena y su estado. Si queremos mantener el pelo bien acondicionado durante los meses de verano, en los que el sol, el mar, el viento y las exposiciones prolongadas a los agentes ambientales externos son recurrentes, debemos contar con una serie de cuidados específicos capaces de contrarrestar los daños asociados a las características y condiciones de la temporada estival.

Gestos como cubrirlo con un sombrero y recogerlo en un moño a la hora de exponernos al sol, aclararlo bien tras los baños en el mar o la piscina para retirar restos de cloro y sal, además de retirar la humedad posteriormente sin presionarlo ni friccionarlo, nos ayudarán a evitar daños capilares no deseados.

Pelo perfecto, ¡incluso en verano!

Cabello protegido en verano

Pelo perfecto, ¡incluso en verano!

Pero aún podemos hacer algo más por la salud de nuestro pelo con la ayuda de aceites vegetales y esenciales combinados según las necesidades específicas del cabello en cuestión.

Manteca de karité, aceites de aguacate, coco, sésamo…todas estas materias primas tienen, sin duda, multitud de beneficios en cuanto al mantenimiento de cara, cuerpo y pelo, sin embargo, en este artículo queremos destacar las virtudes del aceite vegetal de jojoba a la hora de trabajar el mismo, combinándolo con diferentes aceites esenciales que le aportarán tanto propiedades como rasgos organolépticos diferentes.

El aceite extraído de la Jojoba, a diferencia de otros aceites vegetales, es una cera, compuesta principalmente por ceramidas, capaz de aliarse fácilmente con la grasa natural del cabello y ayudar tanto a seborregular el cuero cabelludo como a reparar las puntas y evitar la caída y consecuente pérdida del mismo.

Mascarilla capilar anti-caída

Este último punto es muy interesante ya que el aceite de jojoba, al controlar la producción de sebo en el cuero cabelludo, elimina suciedad del cabello y limpia los folículos pilosos, lo que mejora la circulación y evita considerablemente los riesgos de caída, favoreciendo además su velocidad de crecimiento.

Con este fin podemos elaborar una mascarilla a base de aceites esenciales de menta piperita, lemongrass y romero junto el mencionado aceite de jojoba.

Ingredientes

  • 2 o 3 cucharadas de aceite de jojoba (según el largo y el volumen del cabello)
  • 5 gotas de aceite esencial de menta piperita. Estimula el crecimiento del pelo.
  • 5 gotas de aceite esencial de romero. Fortalece el pelo además de eliminar la descamación y la caspa.
  • 5 gotas de aceite esencial de lemongrass. Aporta brillo y controla la grasa capilar.

Cómo aplicarla

Extiéndela con un masaje por todo el cuero cabelludo y déjalo actuar aproximadamente media hora. Retíralo con un champú suave, preferiblemente a base de ingredientes como la ortiga blanca, el romero y la salvia.

Mascarilla hidratante y reparadora para el cabello

Si por el contrario nos encontramos con la necesidad de nutrir e hidratar el pelo, sintiéndolo falto de fuerza y brillo y con facilidad para la ruptura, el aceite de jojoba puede ayudarnos a suavizarlo, protegerlo y devolverle un aspecto más vital reponiendo los lípidos que cubren las cutículas.

Podemos añadir unas gotas de aceite a nuestro champú o aplicarlo sobre las puntas del pelo a modo de sérum para repararlas.

Ingrediente

  • 2 o 3 cucharadas de Aceite de Jojoba (según el largo y el volumen del cabello)
  • 5 gotas de Aceite Esencial de Ylang Ylang. Tonifica el cuero cabelludo.
  • 5 gotas de Aceite Esencial de Lavanda. Repara, aporta brillo y acondiciona el pelo.

Cómo aplicarlo

Este remedio natural podemos además utilizarlo a modo de mascarilla, de raíces a puntas, cuando el cuero cabelludo aparece sensible e irritado por los efectos del sol, envolviendo el cabello con una toalla húmeda durante el tiempo de actuación para potenciar su efecto regenerante y reparador.

Y olvídate de los secadores y planchas para el pelo, deja que tu melena respire y ondee con el viento.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?