Belleza desde dentro

5 consejos para una piel completamente sana con medios naturales

Claudina Navarro

Hay muchas maneras de cuidar tu piel con alimentos o productos naturales. Descubre cuáles son los más eficaces y déjate sorprender por los resultados.

Muchas veces la publicidad nos hace creer que necesitamos productos caros con ingredientes impronunciables para mantener nuestra piel en un estado óptimo. La mayoría de esos productos, sobre todo si proceden de la cosmética convencional, no sólo no consiguen lo que prometen, sino que están llenos de productos químicos derivados del petróleo que no son los mejores para la piel y el organismo.

No es necesario renunciar a la cosmética pero sí se debe de intentar emplear sólo cosmética natural o ecológica certificada, elaborada con ingredientes de calidad. También tienes la opción de usar productos y alimentos naturales que sueles tener en casa para cuidar tu piel. Incluso determinadas actitudes pueden benefiarla. A continuación te presentamos cinco consejos para que luzcas una piel cuidada con cariño.

Los mejores cuidados naturales para la piel

1. Los exfoliantes naturales limpian la piel

Un peeling ocasional estimula la circulación sanguínea y elimina la piel muerta. Una opción para hacerte un peeling rápido y sin complicaciones ni ingredientes raros es emplear para ello los posos del café. Su uso eliminará células muertas y te dejará la piel resplandeciente.

Para hacer este peeling simplemente mezcla tres cucharadas de restos de café molido con un poco de aceite de oliva virgen extra (usa el suficiente aceite para que se integren bien con el café es una especie de loción). Masajea suavemente el área deseada. Luego enjuaga con agua tibia y seca suavemente la piel con papel tissue.

Artículo relacionado

retrasar-arrugas

Ritual de belleza diario natural para retrasar las arrugas

2. Mantén la piel sana con una mascarilla

La cara está expuesta al viento y a la intemperie y tiene que aguantar mucho: sequedad, humedad, sol, frío... Una simple mascarilla puede ayudarte a relajar y calmar la piel después de un día ajetreado.

Para hacerte una mascarilla rápida, simplemente mezcla dos cucharadas de miel de abeja con una cucharada de de queso fresco tipo quark bajo en grasa. Aplica la mezcla en el rostro evitando el contorno de los ojos y la boca. Deja actuar 20 minutos y aclara con abundante agua tibia.

3. Come para tener una piel sana

Muchos alimentos pueden promover una piel sana. La vitamina C de los cítricos, el kiwi, el repollo y el pimiento ayudan a la piel cansada con su poder antioxidante y el efecto beneficioso sobre el colágeno. Las verduras verdes con mucho magnesio también mejoran el aspecto de la tez. Además, los productos integrales, las almendras y el chocolate negro consumido con mesura tienen también un efecto positivo gracias a la vitamina E antioxidante y a los polifenoles.

El té verde, las frutas oscuras y las verduras como la remolacha también mejoran la piel gracias a sus compuestos antioxidantes. Los aceites de mostaza, presentes en los rábanos, tensan el tejido conectivo, que es la base de una piel sana.

Por cierto, la vitaminas C es beneficiosa para la piel cuando te comes los alimentos que la contienen. En cambio, prácticamente no tiene efecto cuando forma parte de la composición de un producto cosmético, porque no se absorbe por la piel. Los fabricantes la utilizan por su buena imagen y porque actúa como un conservante.

4. Evita la piel seca

Cuando la piel es sometida a largas horas de calefacción muestra claros síntomas de deshidratación, se siente tirante y seca al tacto. Además de ventilar con frecuencia (importante ahora también por el coronavirus), un humidificador te puede ayudar.

Para aumentar la humedad ambiental, rodéate de una buena cantidad de plantas de interior, que además limpian el aire de tóxicos y te proporcionan los beneficios del contacto con la naturaleza.

Además no te olvides de beber la suficiente cantidad de agua o infusiones sin endulzar en invierno. Puede rondar los dos litros diarios, pero la cantidad ideal también depende de tus propias necesidades.

Artículo relacionado

alimentos piel sana

Belleza desde el interior: 10 alimentos que cuidan tu piel

5. Cuidado y remedios caseros para los labios agrietados

Ya sea por el aire seco o por la ingesta insuficiente de líquidos, los labios se secan y desarrollan grietas que son dolorosas y cicatrizan mal. Pero hay remedios caseros sencillos que son excelentes para tratar los labios secos.

  • Antes de mimar tus labios con aceites o miel, puedes masajearlos suavemente con movimientos circulares con un cepillo de cerdas suave. Esto elimina la piel muerta y estimula el flujo de sangre a los labios.
  • Un poco de aceite de oliva, aceite de germen de trigo o aceite de sésamo también proporcionan a la piel sensible de los labios una hidratación duradera.
  • Otro remedio casero natural para los labios agrietados es el aloe vera. Mezcla una cucharadita del gel natural de la planta con una cucharadita de aceite de jojoba o manteca de karité para un cuidado labial efectivo y natural.
  • El zumo de zanahoria recién exprimido es otro remedio casero para nutrir la piel seca y prevenir los labios agrietados. Puedes mezclar el zumo con aceite de coco y aplicarlo en los labios.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?