Hábitos digitales

9 consejos para desintoxicarse del móvil

A menudo resulta difícil dejar de mirar el teléfono móvil, lo que nos sobrecarga y nos resta tiempo para dedicarlo a otras cosas. Te proponemos una "desintoxicación digital" para recuperar el control en nuestra relación con la tecnología..

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Whatsapp, Instagram, Twitter, Telegram y compañía dejan que tu móvil suene y vibre continuamente. Revisas las notificaciones en cuanto aparece un nuevo mensaje, estés haciendo lo que estés haciendo, y hasta cuando paseas por el campo o haces deporte no te desprendes del móvil para contar los pasos a rastrear tus propios movimientos... son síntomas de que están necesitando una desintoxicación digital.

¿Te permites no estar disponible en algún momento? ¿Renuncias a buscar inmediatamente en Google cualquier dato que te venga a la mente o surja en una conversación? ¿Miras el móvil (o estás deseando hacerlo) mientras comes o conversas con otra persona?

En cualquier momento podemos sentirnos superados por el estrés digital, por lo que necesitamos estrategias para escapar de la trampa tecnológica. Los siguientes nueve consejos muestran cómo puedes liberarte de tu propio smartphone durante unas horas o varios días.

10 pasos hacia la desintoxicación digital

1. Desconexión con aviso previo

Si dejas el teléfono por completo, ¿podrías perderte algo? El miedo a no recibir mensajes importantes puede dificultar tu desconexión, así que informa a tu familia, amigos o incluso al jefe de que no estarás disponible a partir de una determinada hora o durante un fin de semana, por ejemplo.

Puedes indicarlo en el estado de tus redes sociales y grabar un mensaje en el buzón de tu teléfono inteligente. Por lo tanto, no tienes que preocuparte de que alguien sufra por tu tiempo fuera de línea.

2. Ponle un límite a la revisión del correo electrónico

En tu casa no vas al buzón cada cinco minutos, tampoco lo hagas con el móvil. Revisa la llegada de correos electrónicos dos o tres veces al día y, si es posible, siempre a las mismas horas.

Durante el fin de semana no hace falta que mires la bandeja de entrada más de una vez al día.

3. Ve donde el móvil no pueda ir

Cuando nades en la piscina, definitivamente no extrañarás tu móvil. Los teléfonos inteligentes también son tabú en el cine, como durante una sesión de yoga o en una función de teatro.

Pero no hace falta que las normas te obliguen a apagar el móvil o ponerlo en modo avión. Tú mismo puedes decidir, por ejemplo, salir a caminar y "olvidarte" el teléfono en casa.

Artículo relacionado

chica teléfono móvil

Descubre los consejos del estado de California para protegerte del móvil

4. Selecciona bien los boletines y da carpetazo al spam

Puede ser realmente molesto recibir boletines de noticias todo el tiempo que sepultan los mensajes realmente importantes en la bandeja de entrada. A menudo simplemente los borramos. Pero eso es exactamente lo que puede conducir a una avalancha de correo a lo largo del tiempo que no deseas leer en absoluto. Así que, de vez en cuando, tómate el tiempo para resolver este problema.

Anula la suscripción a los boletines que no te interesen y mueve los correos electrónicos no deseados a la carpeta correspondiente. Si otro correo no deseado proviene del mismo remitente, tu programa lo reconocerá más tarde y ni siquiera permitirá que el correo llegue a la bandeja de entrada.

Esta limpieza cuesta un poco de esfuerzo. Pero después tienes más paz y tranquilidad y una bandeja de entrada mucho más "limpia". Tu ordenador y el teléfono móvil dejarán de recibir mensajes nuevos cada pocos minutos.

5. Corre igual de bien sin una aplicación

Mientras corres o vas en bicicleta, tu teléfono móvil puede reproducir tu música favorita, mantenerte informado acerca del consumo de calorías, del pulso y de los kilómetros que has cubierto....

Todo eso es innecesario. Recuerda que no hay nada mejor que estar presente aquí y ahora, también cuando haces ejercicio. Concentrarte en tu cuerpo y en lo que te rodea.

6. Conviértete en un desintoxicado digital paso a paso

Si te resulta difícil prescindir del móvil de repente, hazlo gradualmente. Por ejemplo, empieza por apagar el móvil durante una hora. Cuando apagas tu teléfono móvil, también ahorras electricidad y batería.

Aumenta lentamente el tiempo sin teléfono hasta que puedas vivir sin él durante todo un día. Ya verás, vale la pena.

7. Utiliza el "modo avión" con más frecuencia

Para la desintoxicación digital, no siempre tienes que prescindir del teléfono móvil por completo. Después de todo, puedes usarlo como reloj.

Si deseas tener un poco más de paz y tranquilidad sin apagar tu teléfono inteligente, simplemente ponlo en modo avión. Toda la transferencia de datos se detendrá.

Ya no recibirás correos electrónicos, mensajes de chat, llamadas o SMS. Eso significa que no hay contacto con el mundo exterior a través del teléfono móvil. Sin embargo, aún puedes realizar todas las funciones internas que no requieren Internet.

8. Hay aplicaciones para la desintoxicación digital

Suena extraño, pero realmente existen. Hay aplicaciones que te enseñan cómo usar ordenadores y móviles con moderación. Estas apps bloquean las aplicaciones o las llamadas.

Una de las mejores es Offtime. Te permite controlar el tiempo que miras el móvil y restringe la aparición de notificaciones, entre otras funciones. La app Apagón es mucho más radical: le pones un horario en que el teléfono no estará operativo y así será, sin marcha atrás posible.

9. Los usuarios avanzados se van de vacaciones detox digital

¿Toda una semana sin conexión es un sueño para ti? Esto puede hacerse realidad en varios lugares. Hay monasterios donde puedes relajarte en paz sin que los teléfonos móviles suenen por todas partes. También en muchos refugios de montaña se vive la naturaleza en lugar de emitir pitidos y vibraciones. También algunos hoteles y casas rurales disponen de zonas libres de WiFi.

10. ¿Necesitas tantas redes sociales?

Jaron Lanier nos proporciona 10 razones para borrar tus redes sociales de inmediato (Ed. Debate). Es un libro imprescindible donde encontrarás muy buenos argumentos para limitan tu consumo de internet, no solo del móvil, y especialmente de las redes sociales. Valora si realmente necesitas todas las redes que ahora tienes, observa cuál es tu comportamiento en ellas, piensa qué te están aportando o qué cosas no te gustan.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?