Nariz tapada sin mocos: a qué puede deberse y cómo destaparla con remedios naturales

Tener la nariz tapada no siempre es consecuencia de un resfriado. La irritación de las mucosas, un traumatismo o los pólipos nasales son algunas de las causas que pueden estar detrás de una nariz tapada sin secreción de mocos.

Nariz tapada sin mocos

A veces sucede que notamos la nariz tapada pero no se produce secreción nasal. 

iStock

La respiración es el proceso innato y esencial por el que proporcionamos oxígeno a nuestras células para que puedan llevar a cabo sus funciones y eliminamos el producto de deshecho (dióxido de carbono).

Respirar bien es clave para el bienestar, nos ayuda a ganar vitalidad y mejora nuestro estado de ánimo. Aunque la respiración suele ser un proceso inconsciente, podemos llegar a tenerlo muy presente cuando tener la nariz tapada (congestión nasal) nos impida llevarlo a cabo de forma normal, algo que puede deberse a distintas causas.

 

Nariz tapada sin mocos: causas

Uno de los principales síntomas de las infecciones respiratorias como el resfriado común o la gripe es la congestión nasal, normalmente con secreción nasal. ¿Pero qué ocurre cuando tenemos la nariz tapada sin mocos? ¿A qué puede deberse?

La nariz tapada suele deberse a la inflamación de la mucosa dentro de las fosas nasales. Esta mucosa es la primera barrera de defensa frente a los microorganismos, alérgenos y otras sustancias que entran en nuestro cuerpo a través del aire que respiramos. Una nariz tapada sin secreción de mocos puede tener diversas causas:

Rinitis seca

A diferencia de otras rinitis más comunes, en la rinitis seca hay una inflamación de la mucosa nasal que no produce mocos. Sus principales síntomas, además de la congestión, son sequedad nasal, picor o escozor persistente.

Puede estar causada por la exposición a irritantes como el humo del tabaco u otras sustancias nocivas. También la contaminación ambiental puede irritar las vías respiratorias y causar inflamación y obstrucción nasal.

El abuso de sprays descongestionantes o sprays con corticoides es otra de las causas de este tipo de rinitis. También algunos medicamentos para el acné o para el tratamiento del cáncer pueden resecar las mucosas temporalmente.

Rinosinusitis

La rinosinusitis es consecuencia de la acumulación de mucosidad en los senos paranasales que provoca una infección en la zona. Normalmente la causa es un resfriado o gripe mal curado y las personas con alergia, asma, rinitis crónica o desviaciones en el tabique nasal tienen más riesgo de sufrirla.

El principal síntoma es la obstrucción o congestión nasal, que puede ir acompañada de mocos o no (cuando la mucosidad es muy espesa). También puede haber dolor en la cara, cefalea y pérdida total o parcial del olfato.

nariz

LECTURA RECOMENDADA

¿Qué dice la nariz sobre ti?

La rinosinusitis crónica es aquella que dura más de 3 meses o que se repite a lo largo del año y, aunque sus síntomas son menos intensos, puede llegar a dañar los tejidos de los senos paranasales. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), casi el 12% de la población tiene algún tipo de rinosinusitis crónica.

Pólipos nasales

Los pólipos nasales se producen por una inflamación crónica de las fosas nasales que origina unas masas benignas blandas e indoloras en el interior de las fosas nasales y los senos paranasales.

Sus causas no están del todo claras, pero suele darse en personas con rinosinusitis crónica. De hecho, según la SEORL-CCC, ocurre en el 4% de las personas con rinosinusitis crónica.

Si los pólipos son pequeños, apenas ocasionan síntomas. En caso de que sean más grandes, en un primer momento habrá congestión nasal y posteriormente puede aparecer apnea del sueño, pérdida de olfato y presión y dolor facial. Los pólipos grandes que causan muchas molestias pueden eliminarse con cirugía.

Traumatismos o fracturas

La nariz es una de las partes de la cara que sufre más goles y fracturas (por ejemplo, por accidentes de tráfico, domésticos o mientras practicamos deporte) debido a su prominencia.

Un traumatismo en la nariz puede provocar la inflamación de las fosas nasales o una dislocación o desviación del tabique nasal. En algunos casos, la inflamación puede pasar desapercibida, especialmente si no hay fractura, pero puede notarse una sensación de tener la nariz tapada.

  • Tener el tabique nasal desviado puede hacer que se note una fosa nasal más tapada que la otra.

Cómo destapar una nariz tapada sin mocos

Algunas de las causas de la nariz tapada mencionadas, como la desviación del tabique nasal, solo puede corregirse con cirugía. Sin embargo, estos consejos naturales te ayudarán a aliviar los síntomas de la nariz tapada en muchos casos:

  • Mantén una buena higiene nasal realizando lavados nasales.
  • Realiza vahos nasales (por ejemplo, de tomillo) de vez en cuando, cubriendo tu cabeza e inhalando el vapor durante unos minutos. También puedes inhalar el vapor del baño cuando vayas a ducharte.
  • Al acostarte, mantente en una posición un poco erguida o con la cabeza levantada para evitar que la congestión sea aún mayor.
  • Colócate un paño caliente húmedo en la cara varias veces al día.
  • Evita sonarte con fuerza porque podrías dañar aún más la mucosa nasal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?