sangre donacion hipertension

Tratamiento natural

Si eres hipertenso, dona sangre cada tres meses

Un estudio del hospital universitario Charité de Berlín prueba que la donación de sangre puede reducir la dosis o hacer innecesaria la medicación.

Claudina Navarro

En España, cuatro de cada 10 personas mayores de 18 años tiene la tensión arterial alta. La mitad están diagnosticados y la gran mayoría toman fármacos para controlarla. Es importante tratar la hipertensión porque multiplica el riesgo de sufrir infartos cerebrales o de corazón.

Todos los medicamentos que se prescriben contra la hipertensión poseen efectos secundarios. Por eso son interesantes las estrategias que puedan ser eficaces sin recurrir a los fármacos. La dieta terapéutica, el ejercicio físico y algunas plantas medicinales son útiles, pero una investigación del prestigioso hospital universitario Charité de Berlín ha descubierto otra terapia eficaz: donar sangre cada tres meses.

Donar sangre cuatro veces al año sirve para controlar la tensión arterial

A los médicos alemanes les llamó la atención que a sus pacientes hipertensos les bajara la tensión hasta valores normales cada vez que iban a donar sangre por motivos humanitarios. Para llegar al fondo de la cuestión recuclaton a 150 personas hipertensas que donaron sangre cada tres meses durante un año.

Les tomaron la tensión antes y después de cada extracción de sangre (unos 500 ml, que es lo habitual en el procedimiento de donación). Los investigadores comprobaron que los valores se redujeron significativamente: una media de 16 mmHg el valor sistólico y 7 mmHg el diastólico.

Algunos pacientes pudieron reducir la dosis de medicamento que tomaban o, incluso, dejar de tomarlo.

Renovación de los glóbulos rojos

Los autores del estudio comprobaron que si la donación se realiza cada tres meses los valores de tensión se mantienen bajos y estables. Creen que el efecto terapéutico es debido a que la extracción provoca una renovación de los glóbulos rojos. Estos son más elásticos y se necesita menos presión para bombear la sangre y hacerla llegar a todos los rincones del cuerpo.

Los médicos aconsejan a todos los hipertensos, sobre todo a aquellos con valores mas elevados, que vayan a donar sangre y que comenten con sus médicos si pueden valorar de nuevo la cantidad de medicación que necesitan.

Otra ventaja de la donación por parte de los hipertensos es que se acabaría con cualquier problema de abastecimiento de sangre en los hospitales para salvar muchas vidas.

El estudio ha sido dirigido por el médico naturista Andreas Michalsen (aquí puedes leer la entrevista que le hicimos en Cuerpomente).

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?