Platos nutritivos para el buen tiempo

3 guisos que también apetecen en verano

Estos guisos de verano y otros platos de cuchara aptos para tomar tibios o a temperatura ambiente te nutren y reconfortan en los meses de más calor.

Es cierto que los platos de cuchara nos hacen pensar en el invierno, pero el calor no tiene por qué ser un impedimento para disfrutar de un buen guiso o cocido vegetal hecho con cariño. En verano nos suelen apetecer platos más frescos, pero hay muchos guisos que se pueden comer tibios o a temperatura ambiente y que no están reñidos con el calor.

En realidad, poder tomar un plato tibio o a temperatura ambiente es una ventaja, puesto que los alimentos muy fríos nos pueden dejar una sensación de más calor por el contraste térmico.

De hecho, los alimentos calientes y los picantes nos ayudan a regular la temperatura corporal mucho mejor que los alimentos muy fríos o helados.

3 guisos de verano aptos para tu menú semanal de temporada

En verano las ensaladas están a la orden del día, pero los guisos y otros platos de cuchara son también buenas opciones, así como las sopas, que se pueden tomar tibias o a temperatura ambiente. Recuerda revisar cuáles son los alimentos de temporada en tu localidad.

En el menú semanal descargable de hoy, un menú semanal saludable con alimentos de temporada veraniega, encontrarás tres platos de cuchara para verano que disfrutarás aunque haga calor. Son platos saciantes, nutritivos y con el efecto reconfortante de los platos hechos con mimo en los fogones.

Son las tres recetas que encontrarás a continuación: un cocido de verano, un curry de tofu y un seitán estofado.

  • Puedes descargarte el menú vegano saludable de esta semana aquí.

En el menú, además de estos guisos de verano, encontrarás propuestas refrescantes como ensaladas o gazpachos, junto a otros platos con cocciones más ligeras, como salteados y platos al vapor.

Recuerda que las infusiones tibias son también una buena opción para regular la temperatura corporal y que, si consumes abundantes frutas y verduras frescas, tendrás un extra de hidratación.

Artículo relacionado

Descubre la mejor dieta del verano

El secreto de la dieta de verano

1. Cocido de verano

Ingredientes para 2-3 raciones:

  • 300 g garbanzos secos
  • 1 penca de apio
  • 2 zanahorias
  • 1 patata grande
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • 50 g de judías verdes
  • 200 ml de caldo de verduras
  • agua
  • sal y pimienta

Preparación:

  1. Remojamos los garbanzos durante al menos 12 horas y, transcurrido el tiempo, retiramos el agua del remojo.
  2. Lavamos las zanahorias y el apio. Y pelamos las patatas y la zanahoria, dejándolas enteras.
  3. En una olla alta, ponemos todos estos ingredientes, cubrimos de agua y cocinamos a fuego lento durante una hora hasta que los garbanzos estén hechos. En una olla exprés se puede hacer mucho más rápido, sobre los 20 minutos, contando que primero hay que conseguir que el agua rompa a hervir con las patatas y los garbanzos.
  4. Durante este tiempo, prepararemos y cocinaremos el resto de verduras. Escalfamos el tomate, en agua hirviendo, para poder pelarlo y lo cortados en 4. Lavamos el pimiento y las judías verdes, retiramos tallos y cortamos a trozos pequeños o medianos.
  5. En un cazo, cocinamos el pimiento y las judías en el caldo de verduras con sal y pimienta al gusto y el agua que sea necesario.
  6. Troceamos las patatas, el apio y las zanahorias, y lo añadimos todo a la olla de los garbanzos junto con el contenido del cazo.
  7. Cocinamos durante 5 minutos y dejamos que se atempere, para servirlo tibio o a temperatura ambiente.

Artículo relacionado

calor-verano

10 propuestas para adaptarte al calor y disfrutar del verano

2. Tofu al curry con espinacas

Un plato fácil y rápido de hacer que vas a poder complementar con tallarines, arroz integral, patata o el cereal en grano que más te guste. Puedes cambiar las espinacas por acelgas y otras hojas verdes, incluyendo diferentes tipos de lechuga.

Ingredientes para dos raciones:

  • 400 g de tofu firme
  • 200 g de espinacas
  • 100 ml de leche de coco con su nata
  • 3 chalotas o 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml de caldo de verduras
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 cucharaditas de curry molido
  • 2 cucharadas de salsa de soja o tamari
  • 1 cucharada sopera de pasta de curry picante (opcional)

Preparación:

  1. Prensamos el tofu firme para retirar el exceso de líquido. Lo puedes hacer envolviéndolo en un trapo de algodón limpio y poniendo peso encima. Luego cortamos el tofu a dados medianos, que nos quepan en la boca sin dificultad.
  2. Pelamos las chalotas y las cortamos en juliana. También pelamos y picamos los ajos.
  3. Doramos el tofu en una sartén honda con el aceite de sésamo.
  4. Añadimos el ajo y la cebolla hasta que estén ligeramente dorados.
  5. Incorporamos la leche de coco con nata, la salsa de soja y el caldo de verduras, en el que habremos disuelto la pasta de curry y el curry en polvo. Cocinamos a fuego medio durante unos 5 minutos.
  6. Añadimos las espinacas cortadas en juliana, bien limpias y sin tallos gruesos, y cocinamos durante unos minutos más.
  7. Dejamos atemperar y servimos tibio con arroz integral al vapor.

Artículo relacionado

agua-de-coco

Los 6 alimentos más refrescantes para el verano

3. Seitán estofado

Esta receta se suele hacer con patatas, como la del guiso de verano, pero no siempre tiene que ser así. Podemos hacer el seitán guisado y congelarlo por raciones, y añadir la patata hervida o al vapor cuando vayamos a servir, tibia o a temperatura ambiente.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 400 gramos de seitán casero
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera
  • 1 litro de caldo vegetal suave
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta

Preparación:

  1. Escaldamos los tomates en agua hirviendo para poder pelarlos bien, y los cortamos a cuartos.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Lavamos el calabacín y las zanahorias, los pelamos en caso de ser necesario y lo cortamos todo en juliana. También lavamos el pimiento rojo, retiramos el tallo y las pepitas y lo cortamos en dados pequeños.
  3. En una olla, doramos el seitán con 2 de las cucharadas de aceite. Reservamos.
  4. En la misma olla, con otra cucharada de aceite, doramos ligeramente la cebolla.
  5. Añadimos el resto de las verduras, incluido el tomate y removemos, dejando que se haga bien el sofrito a fuego lento.
  6. Luego añadimos el seitán. Salpimentamos, removemos e incorporamos el caldo vegetal y las hojas de laurel.
  7. Llevamos a ebullición y después bajamos el fuego, cocinando durante unos 15 minutos sin tapa a fuego medio.
  8. Retiramos del fuego, sacamos las hojas de laural y dejamos que se atempere con la tapa puesta. Servimos tibio.

Podemos guardar este seitán estofado en la nevera una vez atemperado y calentarlo en la misma olla para que no esté frío junto antes de servir.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?