Paso a paso

Receta fácil de tronco de Navidad de chocolate

Este postre típico en Europa que se come en Navidad se puede preparar en casa y el resultado gusta a todos. Descubre esta receta fácil y sorprende a tus invitados!

El tronco de Navidad –también conocido como bûche de Nöel– es una receta de postre típico europeo que se sirve durante las fiestas homónimas. Se trata de una especie de brazo de gitano relleno y cubierto de chocolate.

Es común encontrar este postre en las pastelerías durante la época de Navidad. Sin embargo, puedes preparar un tronco de Navidad casero, delicioso y seguramente mucho más saludable que el que puedas comprar.

Si nunca has hecho un tronco de navidad, puedes usar esta receta para practicar, los ingredientes son bastante comunes y los puedes encontrar en cualquier supermercado.

Ingredientes para preparar el tronco de Navidad

Para el bizcocho:

  • 200 g de harina de trigo
  • 100 g de azúcar glacé
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (levadura de repostería o impulsor)
  • Una pizca de sal
  • 75 g de aquafaba (el líquido de 1 bote de garbanzos cocidos)
  • 100 ml de bebida de soja, avena, almendras o avellanas
  • 35 ml aceite de oliva
  • 75 g de chocolate (80% de cacao o más)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno:

  • Los sólidos de 2 latas de leche de coco (para hacer nata montada de coco)
  • ¼ de cucharadita de esencia de ron
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 100 g de chocolate (80% de cacao o más)
  • Para la cobertura:
  • 200 g de chocolate (80% de cacao o más)
  • 100 ml de bebida vegetal (de avellana o almendra preferiblemente)
  • Granillo de almendra, nuez o avellanas

Paso a paso para preparar el tronco de Navidad

El truco para que la receta quede perfecta es prestar atención al horneado. Tenemos que hacer un bizcocho fino que se pueda enrollar y no se rompa, y para ello tenemos que estar atentos y sacarlo en el momento justo.

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Pon papel de hornear en un molde rectangular (25x35 cm está bien).
  3. Tamiza la harina en un bol grande. Tamiza encima el azúcar glacé. Añade el polvo de hornear y la sal y mézclalo con unas varillas.
  4. En otro bol mezcla el aceite, aquafaba, bebida vegetal y vainilla (puedes usar la batidora si quieres).
  5. Pica el chocolate con un cuchillo y derrítelo al baño maría. Cuando esté suave y brillante, sin trocitos. Vierte esta mezcla en el bol de los líquidos y mézclalo bien.
  6. Vierte la mezcla líquida en el bol de la harina y mézclalo bien a mano.
  7. Pasa la mezcla a la bandeja de horno y alisa la superficie con una espátula.
  8. Hornéalo a altura media, con calor arriba y abajo, a 180ºC, durante 8 minutos. Comprueba que el bizcocho está hecho pinchándolo con un palillo (ha de salir sin restos de masa). No te pases de 10 minutos porque se secará la superficie y será muy difícil enrollarlo.
  9. Saca el bizcocho y deja que se enfríe en una rejilla. Puedes cortar y quitar los bordes si están muy hechos (duros, quemados, crujientes).
  10. Mientras se enfría el bizcocho haz el relleno.

Para el relleno:

  1. Vamos a hacer nata montada de coco, así que tendrás que dejar las latas de leche de coco abiertas en la nevera durante un par de horas. Puedes ver más al respecto en este artículo: [juraría que tenía por ahí un artículo sobre la leche de coco pero no lo veo]
  2. Recoge con una cuchara solo los sólidos de la leche de coco que han quedado en la parte superior de la lata y ponlos en un bol. No añadas los líquidos, solo los sólidos blancos. Monta los sólidos con una batidora de varillas igual que si fuese nata, hasta que mantenga la forma. Añade el extracto de ron, la ralladura y la canela y bátelo de nuevo.
  3. Pica el chocolate y derrítelo al baño maría. Cuando esté todo derretido y brillante, añádelo poco a poco a la nata, sin dejar de batir, hasta formar una trufa suave y cremosa.
  4. Saca el bizcocho del molde. Extiende el relleno por toda la superficie. Enrolla el bizcocho quitando a la vez el papel de hornear según vas enrollando. Cuando esté enrollado envuélvelo con el papel de hornear o con film transparente para que conserve la forma y déjalo en la nevera.

Para hacer la cobertura:

  1. Pica el chocolate y derrítelo al baño maría. Retíralo del agua caliente y añade poco a poco la bebida vegetal, batiendo con unas varillas o una cuchara, hasta que se forme una crema.
  2. Saca el tronco de la nevera, quítale el envoltorio y colócalo en una bandeja o un plato grande. Extiende la cobertura con una espátula (puedes hacer dibujos con las púas de un tenedor) y cuando termines echa por encima el granillo de almendras.
  3. Deja que se enfríe y se solidifique la cobertura.
  4. Puedes guardarlo en la nevera hasta el momento de servir.

Nota: También puedes hacer el relleno con nata montada de coco sin chocolate y el bizcocho de chocolate. Elige la versión que más te guste.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?