Huerto en casa

Calendario del huerto: qué sembrar, cosechar y trasplantar en mayo

El mes de mayo es un mes excelente para sembrar. Te contamos qué puedes plantar, qué trasplantar, qué tareas toca realizar y remedios y trucos para proteger tu huerto durante este mes.

Mariano-Bueno
Mariano Bueno

Divulgador de la Agricultura Ecológica, la Geobiología y la Bioconstrucción

Mayo es el mes en el que llega la exuberancia al huerto, con cosechas abundantes. Después de los meses fríos es momento de arrancar de raíz las plantas que se hayan espigado o montado a flor, como lechugas, coles, rúculas, acelgas o escarolas, y aprovechar esos espacios para los cultivos cara al verano.

¿Qué podemos plantar en mayo? ¿Qué tenemos que cosechar? ¿Qué tareas del huerto debemos llevar a cabo en mayo? Te lo explicamos a continuación.

Qué plantar en mayo

En mayo es idóneo sembrar judías tiernas y maíz. Si se siembra maíz dulce para consumir en crudo, es mejor realizar siembras escalonadas cada 15 o 20 días, a fin de poder disponer de jugosas mazorcas de maíz tierno durante todo el verano.

Como estamos al límite de toda posibilidad de heladas nocturnas, ya se puede plantar a plena tierra casi todos los cultivos, especialmente los amantes del sol y el calor, como las solanáceas y cucurbitáceas:

  • Tomates. Puedes trasplantar los plantones en un sustrato que consista en una mezcla de 60% de fibra de coco –o turba– y un 40% de humus de lombriz. Si no les falta agua crecen sin problemas.
  • Pimientos
  • Berenjenas
  • Melones
  • Sandías
  • Escarola. Es de fácil cultivo si tiene un suelo rico en humus y materia orgánica bien descompuesta, húmedo y sin encharcamientos. Por ello el riego por goteo es idóneo. Escalona las siembras.
  • Brócoli. Realiza la siembra en semillero al aire libre o en semilleros de garrafa de riego por capilaridad. Cuando las plantas alcanzan entre 10 y 15 cm se traplantan al aire libre con un acolchado vegetal.

Directamente en las mesas de cultivo, en las macetas o en las jardineras:

  • Albahacas
  • Canónigos
  • Calabacines
  • Coles de repollo
  • Judías de mata baja
  • Lechugas
  • Rabanitos
  • Remolacha roja
  • Rúcul
  • Zanahoria

En semillero para su posterior trasplante:

  • Apio. Elige un suelo rico en humus, de pH neutro y una temperatura que sea mínimo de 14ºC para asegurarte de que germine bien. Las siembras se realizan en un semillero protegido o al aire libre.
  • Lechugas maravilla de verano
  • Calabacines
  • Coles de repollo
  • Coles de Bruselas
  • Coliflores de verano y otoño
  • Pepinos
  • Perejil
  • Puerros

Por otro lado, aprovecha todos los usos de la albahaca, que se puede cultivar fácilmente en pequeñas macetas o en bancales. Precisa de tierra rica en humus y con humedad regular, pero sin encharcamientos. También necesita sol y luz, y ser protegida del viento. El trasplante a la intemperie se suele hacer entre abril y mayo.

Si dispones de unas macetas en casa, además de tenerla fresca para hacer una rica salsa pesto, repele los mosquitos e insectos en general. En el huerto, ahuyenta el pulgón.

Qué cosechar en mayo del huerto

Mayo es un mes de gran exuberancia en el huerto. Cosechamos:

  • Acelgas
  • Pencas de apios
  • Espinacas
  • Rúculas
  • Guisantes
  • Lechugas
  • Nabos
  • Puerros
  • Rabanitos
  • Zanahorias. Ahora se cosechan las que se plantaron hace casi tres meses. Si se siembra escalonadamente se puede disponer de zanahorias durante todo el año. Lo más tedioso es desherbar con regularidad.
  • Canónigos. No se suele recolectar hasta la llegada de la primavera. Ten en cuenta que después ya suelen espigarse, por lo que cosecharenos con antelación cortando desde su base los más desarrollados.
  • Fresas. Es la mejor época del año para disfrutar de jugosas y dulces fresas cultivadas en el huerto, las macetas o mesas de cultivo. Hay que cosecharlas temprano, antes de que el sol las caliente.
  • Judías. Conviene cosecharlas con regularidad para evitar que se endurezcan demasiado, para ello repasa cada dos o tres días las matas. Si se riega después de la cosecha, aumenta su productividad.

En las zonas más cálidas empezamos a cosechar los primeros calabacines, judías tiernas y algún pepino.Para cosechar de forma seguida lechugas, coles de repollo o rabanitos, hay que realizar siembras y trasplantes escalonados, cada 20 días o por lo menos una vez al mes.

Qué trasplantar en mayo

Si tenemos el plantel ya crecido en el semillero podemos trasplantar a su lugar definitivo las matas de las siguientes plantas:

  • Berenjenas
  • Calabacín
  • Apio
  • Tomateras
  • Pimientos

Tareas del huerto en mayo

El mes de mayo es un mes de grandes cambios en los huertos familiares y en los maceteros o mesas de cultivo de terrazas y balcones. Conviene realizar varias tareas:

  • Despunte de las tomateras. Las tomateras plantadas a plena tierra a finales de marzo o en abril, precisarán tareas de despunte de los brotes laterales o secundarios y de atados regulares a los tutores, a fin de que el enorme peso de las matas, o vientos fuertes, no las doblen o las rompan.
  • Proteger del viento. En espacios protegidos del viento, una alternativa a las tradicionales cañas consiste en el empleo de tutores realizados con varillas metálicas curvadas en espiral. Los brotes de las tomateras crecen en su centro, apoyando sus hojas y ramas en las sinuosidades de las espirales, y suelen no precisar ser atadas.
  • Preparar las mesas de cultivo, jardineras o grandes macetas para los cultivos típicamente veraniegos como tomateras pimientos o berenjenas. Al ser plantas de fruto –altamente exigentes en nutrientes–, el mejor sustrato de cultivo consiste en una mezcla de un 60 % de fibra de coco -o turba- y un 40 % de humus de lombriz.
  • Arrancar las plantas espigadas. Dado que muchos de los cultivos de invierno y primavera están llegando a su fin, toca prepararlo todo para los cultivos de verano. Al estar en plena primavera es muy probable que algunas plantas de hoja como lechugas, coles, rúculas o escarolas se hayan espigado y montado a flor; es momento de arrancarlas de raíz y aprovechar esos espacios para los cultivos cara al verano, añadiendo algo más de sustrato y humus de lombriz.
  • Entutorar con cañas tomateras y judías. Si en alguna mesa de cultivo o maceta grande trasplantamos en marzo o abril tomateras o sembramos judías de nota alta, es el momento de entutorarlas con cañas o con alguna celosía de madera; y en el caso de las tomateras iremos sacando algunos de los brotes laterales y dejando un solo brote central con los primeros ramilletes de flores y algún que otro tomatito incipiente.

Remedios contra hongos, babosas, pulgón y mosca blanca

  • Cómo evitar la proliferación de hongos

Si la primavera es lluviosa y cálida, probablemente proliferaran problemas de hongos como los oídios o el mildiu en hojas y tallos. Para su prevención o tratamiento no recomendamos los preparados de cobre o azufre, ya que existe una alternativa mucho más natural, saludable y ecológica, consistente en diluir un yogur natural por litro de agua y mojar bien con esta dilución las hojas y tallos de nuestras plantas cultivadas.

El ácido láctico de yogur diluido al 5% en agua es un fungicida tan eficaz como los fungicidas químico-sintéticos, al tiempo que sirve de magnífico abono foliar que aporta vigor, verdor y exuberancia a nuestras plantas. Podemos repetir el tratamiento o una vez por semana o cada quince días.

  • Qué hacer ante la presencia de babosas

Si detectamos presencia de babosas que devoran las partes más tierras de lechugas o nabos o se comen las plantitas que sembramos justo cuando emergen de la tierra, podemos distribuir unos platitos con un dedo cerveza en su interior añadiendo demás un poquito de azúcar. Las babosas por la noche suelen ir de botellón y terminan ahogadas dentro del platito de cerveza.

  • Eliminar los pulgones y la mosca blanca

Otro de los problemas típicos de primavera es la proliferación de pulgones o mosca blanca y aquí de nuevo recurriremos a uno de los remedios caseros más eficaces, consistente en triturar en un litro de agua con el túrmix: tres dientes de ajo, dos guindillas y un trocito de aloe vera o una rama de albahaca. Una vez triturado lo dejaremos macerar cinco a diez minutos, lo colaremos bien y lo pulverizaremos sobre las plantas más sensibles mojandolas bien, especialmente en las zonas de los brotes más tiernos.

Si disponemos de una “vaporetta” en casa, resulta fácil y muy ecológico limpiar los insidiosos pulgones de nuestras plantas del huerto o incluso de las de interior, aplicándoles vapor a presión. El agua contenida dentro de las hojas ejerce un efecto absorción térmica que evita que se quemen con el calor del vapor, en cambio los pequeños pulgones, las mosquitas blancas u otros bichitos son fácilmente eliminados.

Te puede interesar...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?