Hogar sostenible

6 claves para reducir y tratar bien la basura que se genera en el baño

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

En el baño se genera mucha basura con los envases variados de todo tipo de productos y residuos de la higiene personal que normalmente acaban, todo junto, en una pequeña bolsa de rechazo. Lo adecuado es separar también esta basura y reducirla si es posible.

En el baño suele haber solo un pequeño cubo de basura, en el que se tira todo lo que se desecha. Pero en el baño se generan muchos tipos diferentes de residuos: vidrio, plástico, aluminio y muchos más. Esta bolsa acaba en el contenedor de rechazo, lo que es un error. Podemos hacer un mejor tratamiento de la basura relacionada con nuestra higiene personal.

1. Eliminar los envases de plástico

Pasta de dientes, champú, acondicionador... en la mayoría de los casos estos productos vienen envasados ​​en plástico. En este caso, los tubos y otros envases van al contenedor amarillo.

Ten en cuenta que los envases y las tapas suelen estar hechos de diferentes materiales, por tanto es buena idea separarlos para que se reciclen correctamente.

La etiqueta también suele estar hecha de un material diferente. Sepárala también. Las etiquetas suelen se más fáciles de reciclar si calientas el embalaje con un secador de pelo.

Artículo relacionado

sin-residuos

Súmate al plan 'Cero Residuos' con estas 9 estrategias

Antes de tirar una botella o un tubo, asegúrate de haber usado realmente todo el producto. A veces es difícil "exprimir" los restos. Para estar seguro que no queda nada, corta el bote o el tubo con unas tijeras.

Los cosméticos como sombras de ojos o coloretes suelen presentarse en envases compuestos por diferentes partes, unas de metal y otras de plástico. Facilitará mucho el reciclaje que separes las piezas. Puedes ayudarte con un destornillador pequeño. Puedes llevar el metal a los puntos de recogida de aluminio o puede desechar ambos en el contenedor amarillo, pero por separado uno del otro.

2. Desechar bien las latas de aerosol

Puedes encontrar metal no solo en la sombra de ojos sino también en latas de aerosol para espuma de afeitar, laca para el cabello o desodorante. Puedes tirarlos al contenedor amarillo.

Sin embargo, debes asegurarte de que las latas estén realmente vacías. De lo contrario, están bajo presión y puede producirse un incendio en el camión, la empresa de eliminación de residuos o la planta de clasificación.

Si hay sobras en la lata y ya no quieres usarlas por ciertas razones (por ejemplo, porque has descubierto que el producto contiene microplásticos), debes llevarla a un punto de recogida en el centro de reciclaje o residuos peligrosos.

Ahora existen alternativas para muchos productos de higiene que te permiten prescindir de las latas. Puedes encontrar desodorantes, jabones de afeitar o lacas naturales para el cabello en frascos de vidrio.

3. Cómo desechar los envases de vidrio

Puedes comprar perfumes, aceites y algunos roll-on en frascos de vidrio. Su destino es el contenedor de vidrio.

El envase debe estar vacío, pero no es necesario enjuagarlo. Los residuos de perfume no deben ir al desagüe, ya que el perfume puede contener sustancias nocivas.

Artículo relacionado

Tarros de cristal de rosca

12 ideas para reciclar tarros de cristal

En el caso de las botellas pulverizadoras de vidrio, separa también el cabezal rociador y la tapa de plástico de la botella y deséchalos en los contenedores verde (el vidrio) y amarillo (el plástico).

4. Cómo tirar el cartón de jabones y champús sólidos

Los productos sólidos como el champú sólido, el jabón de afeitar o el jabón de manos ahora se pueden encontrar en muchas farmacias, droguerías y supermercados en envases de cartón. Los envoltorios pertenecen al contenedor azul para el papel. A menos que sea papel plastificado, en cuyo caso habría que tirarlo al rechazo.

En el caso de envases que estén hechos en parte de cartón y en parte de plástico, debes separar los dos y desechar el plástico al contenedor amarillo y el cartón al del papel.

5. Tirar los discos de algodón y el cepillo de dientes

Además de los envases y embalajes, en el baño se produce otra basua como pueden ser algodones, toallitas, cepillos de dientes usados, pañuelos, etc.

Los pañuelos de papel, las toallitas, los discos de algodón y los bastoncillos para los oídos pertenecen al rechazo porque no se pueden reciclar. Nunca deben tirarse al inodoro y no son reciclables aunque sean de papel u orgánicos.

Los cepillos de dientes usados ​​también pertenecen al rechazo. Aunque sean de plástico, recuerda que en el contenedor amarillo solo van los envases, no cualquier cosa de este material.

Las hojas de afeitar hay que tirarlas al rechazo. Ten cuidado con las hojas individuales, envuélvelas en papel o tela para que nadie resulte herido. Una idea mejor es ir metiéndolas en un bote y llevarlo al punto de reciclaje cuando este lleno.

6. Evitar la basura del baño antes de comprar

Es importante eliminar correctamente la basura del baño, pero es incluso mejor si se reduce el volumen de desperdicio. El plástico es un problema para el medio ambiente, ya que para fabricarlo hay que extraer y transformar el petróleo y el plástico permanece en la naturaleza casi para siempre.

Se utiliza mucha energía para reciclar aluminio y vidrio, así que, si es posible, reduce también este tipo de envases.

Artículo relacionado

cepillos-madera

Elimina el plástico de tu higiene personal en 6 pasos

Te recomendamos productos sólidos de tiendas que venden a granel, del barrio, de la farmacia u online que estén envueltos en papel reciclado como máximo.

Si no quieres prescindir de productos líquidos, puedes utilizar sistemas de recarga.

Otra opción es hacer tus propios cosméticos. Así no solo ahorras basura sino que sabes exactamente lo que hay dentro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?