Hogar sostenible

¿En verano hay que reducir la temperatura del frigorífico?

¿Debe ajustarse el termostato de la nevera cuando aumentan las temperaturas en verano? La respuesta depende de varios factores.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

¿Hay que reducir la temperatura del frigorífico y el congelador para que los alimentos no se estropeen? Si realizas esta búsqueda en internet encontrarás resultados contradictorios.

Por ejemplo, en muchas páginas recomienda que en los meses de más calor se configure el termostato a solo 2 ºC para garantizar un enfriamiento adecuado. Esto es 5 grados menos que en invierno.

Si la temperatura se ajusta usando el regulador con números del 1 al 6, entonces 7 grados corresponden a los niveles del regulador 1 o 2. La temperatura más baja se selecciona ajustando el regulador a un número más alto.

Artículo relacionado

A menudo no es neceario cambiar la temperatura de la nevera

En otros lugares se dice que el refrigerador moderno y funcional no tiene que oponerse a la temperatura exterior cuando es más alta en verano, porque es capaz de mantener la misma temperatura indicada en verano y en invierno. El consejo es acertado para los aparatos nuevos.

Por eso, te recomendamos que si tienes un frigorífico moderno, no bajes la temperatura sin antes comprobar si es realmente necesario.

Para ello, será suficiente medir si la temperatura en la nevera ronda los siete grados. Puedes medir la temperatura con cualquier termómetro electrónico. Si no tienes uno, puedes usar la mantequilla como guía: deberías poder untarla bien.

Artículo relacionado

Si la temperatura es más alta, ajusta el controlador a un nivel más alto (temperatura más baja). En la mayoría de frigoríficos, subir medio punto el termostato ya hace una gran diferencia.

Si tu nevera es más antigua, es posible que debas ajustar la temperatura cuando notes que el interior no está tan frío como en invierno. En este caso tampoco está de más medir de antemano, porque si bajas la temperatura innecesariamente provocarás un gasto de energía y dinero.

Más consejos para cuando hace calor

  • Cuando hace calor, también debes almacenar alimentos en el refrigerador que normalmente no necesitan almacenarse allí. Por ejemplo, el pan, las frutas, los tomates y los pimientos (en la parte superior del refrigerador).
  • Intenta que el frigorífico esté lleno, porque la temperatura se mantiene más estable. Si no necesitas llenarlo, puedes ocuparlo con botellas de agua. La razón es que cada vez que abres la puerta entra aire caliente que deberá ser enfriado. Los productos ya enfriados del interior ayudan a mantener la temperatura. En cualquier caso debes abrir el frigorífico lo menos posible.
  • Cuando el refrigerador está en un lugar fresco, usa menos energía para mantener la comida fresca. Puede tener sentido ponerlo en un sótano fresco y seco cuando hace mucho calor. Además, no debe colocarse directamente al lado del horno o los fogones o frente a una ventana soleada.

Artículo relacionado

Zonas de temperatura: ¿dónde hace más frío en la nevera?

La temperatura es más alta en la parte superior del frigoríco, independientemente de lo que marque el termostato.

  • 7-8 ºC en el compartimento superior para queso y compañía. A unos ocho grados, el compartimento superior es adecuado para queso, huevos y sobras bien envueltas.
  • 5 ºC en el compartimento central para productos lácteos frescos. En el compartimento central puedes almacenar productos lácteos como yogur, requesón y leche UHT. También es el lugar adecuado para las conservas de verduras y legumbres abiertas.
  • 7-8 ºC en los compartimentos frescos para frutas y verduras. Los mayores exterminadores de vitaminas son la luz, el oxígeno, el calor y la humedad. Los dos compartimentos inferiores están diseñados para mantenerse a unos ocho grados, temperatura adecuada para verduras y frutas.

Dónde guardar cada alimento en el frigorífico

En una bolsa de plástico cerradaAcelgas, alcachofas (también se pueden dejar, con el tallo, en un vaso con agua como una flor), apio, cebollas, manzanas y tomates.
En bolsa de plástico o papel perforada o abiertaBrécol, calabazas, coles de Bruselas, coliflores, espinacas, judías verdes, lechugas y escarolas, kiwis, melocotones, naranjas, pepino, pimientos, plátanos (en racimo) y pomelos.
En un plato sin taparCerezas, peras y fresas.

La manzana, el plátano, el melocotón, la pera, el albaricoque y la chirimoya emiten mucho etileno.

Si comparten la misma bolsa o recipiente, este gas acelera la maduración del apio, la berenjena, el calabacín o el kiwi, pero los puede estropear si ya estaban maduros.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?