Decoración navideña

Alternativas más sostenibles a las velas de parafina

Las velas forman parte de la decoración de invierno y Navidad, pero no valen cualesquiera. Hay que evitar las de parafina y las de estearina no sostenible. Existen mejores alternativas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

La mayoría de las velas que se pueden comprar en tiendas de decoración y grandes superficies están fabricadas con parafina o estearina.

Ambos materiales son perjudiciales para el medio ambiente. La materia prima más natural, pero también la más cara para las velas, es la cera de abejas.

El origen está en el petróleo y el aceite de palma

Las velas crean un ambiente único, son imprescindibles en Navidad, pero no se puede obviar que la parafina procede del sucio petróleo.

La estearina es una mejor opción, porque se podría elaborar con materias primas vegetales y renovables. El problema es que la principal materia prima realmente utilizada es el aceite de palma, cuya producción puede asociarse con la tala indiscriminada de grandes porciones de la selva tropical.

Existen velas de estearina procedentes de plantaciones sostenibles de palma, pero son difíciles de encontrar.

Artículo relacionado

No son buenas: candelitas con bases de aluminio.

Las velas de té representan un problema aún mayor que las velas normales, pues la mayoría de ellas incorparan un recipiente de aluminio, que termina en la basura después de que la vela se ha quemado. Eso plantea un gran problema para el medio ambiente.

La producción de aluminio es una gran carga ambiental. El material de partida del aluminio es la bauxita, un mineral que se extrae en la minería a cielo abierto en países como Brasil, Australia, India y Jamaica. A menudo, las selvas tropicales se talan para obtenerlo.

Además se utiliza hidróxido de sodio para separar el aluminio de la roca de bauxita. El lodo rojo resultante está formado por muchas sustancias químicas tóxicas que destruyen el medio ambiente. Además, la fundición del aluminio consume mucha energía.

Consejos para comprar velas de té

Cada vez se ofrecen más velas de té sin bases de aluminio desechables. Un reemplazo sostenible y ecológico de la cubierta de aluminio son, por ejemplo, los portavelas de vidrio, acero inoxidable o, incluso, materiales compostables.

Al comprar velas, busca el sello de calidad RAL. Las velas con este sello producen poco hollín y humo y están elaboradas con materias primas de calidad garantizada. Están libres de los tóxicos hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), metales pesados ​​y azufre. Se pueden comprar online.

Artículo relacionado

También es una buena opción comprar velas de té hechas de cera de abejas (si puede ser con cera de los apicultores de la región, todavía mejor) o a partir de biomasa, siempre sin el envoltorio de aluminio. Las velas de biomasa se hacen con grasas de desecho de materias primas renovables.

Velas de té viejas: consumirlas y reciclarlas correctamente

Si todavía tienes velas de té con cubiertas de aluminio en casa, no debes tirarlas sin usarlas, por supuesto.

Después de la combustión, la cubierta de aluminio se debe introducir el el contenedor amarillo y no en el contendor de rechazo, para que el material entre en el proceso de reciclaje. También puedes reutilizar los recipientes de aluminio como moldes para hacer tus propias velas con ceras sobrantes.

Las velas con LED no son una alternativa sostenible

A primera vista, las velas con bombillas LED parecen ser una posible alternativa, pero solo duran unas horas y luego hay que cambiar la pila de botón, fabricada con materias primas valiosas. No son un sustituto ecológico de las velas.

Haz tus propias velas

Un consejo es hacer tú misma las velas de manera fácil y ecológica a partir de restos de velas viejas:

Artículo relacionado

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?