Antioxidante

Setas con salsa de bayas doradas

Carla Zaplana

Elige tus setas preferidas y disfrútalas con salsa de bayas doradas o incas, conocidas como el "oro de América" por su sabor y gran poder antioxidante.

Las bayas incas o doradas provienen de la región amazónica, son de color amarillo y con sabor cítrico agridulce.

Destacan por ser antioxidantes, pero también son antiinflamatorias y protegen el corazón, el hígado y los riñones.

Artículo relacionado

Bayas doradas

Bayas doradas, el secreto inca con propiedades curativas

Receta de setas con salsa de bayas doradas

La salsa dorada (a base de bayas incas, cebolla, ajos y pimientos) combina a la perfección con cualquier mezcla de setas.

Artículo relacionado

como cocinar setas

Cómo cocinar las setas para sacarles el máximo partido

Ingredientes para 4

  • 1 kg de setas
  • 550 g de bayas doradas frescas (sin su cáscara)
  • 1 cebolla grande picada
  • 3 dientes de ajo
  • 2 pimientos amarillos
  • 1 pimiento jalapeño
  • 250 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de comino
  • 2 cucharadas de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • ½ cucharada de sal marina
  • Zumo y piel rallada de 3 limas
  • 2 tazas de cilantro en juliana

Artículo relacionado

cesto de verduras para asar

Las 11 mejores verduras para asar al horno

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 °C.
  2. Limpia las setas y ponlas a hervir en agua o en caldo vegetal (para dar más gusto) durante unos 5 minutos.
  3. En un bol, vierte y mezcla las bayas doradas, la cebolla, el ajo, los pimientos amarillos, el jalapeño, la mitad del aceite de oliva , todas las especias secas y la sal. Disponlas sobre una bandeja cubierta con papel vegetal y hornéalas durante 30 minutos. Remueve la mezcla al menos una vez durante el horneado.
  4. Una vez la mezcla se haya enfriado, viértela dentro de una batidora potente o procesador de alimentos junto con las limas, el cilantro y el aceite restante.
  5. Emplata las setas en una bandeja para servir y cúbrelas con la salsa dorada. Este plato se sirve frío o templado, no caliente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?