Fitoterapia

6 plantas medicinales que puedes cultivar en tu jardín

En un pequeño terreno o en un balcón se pueden cultivar muchas plantas bonitas con las que además elaborar eficaces remedios naturales.

Jordi Cebrián

Cualquiera, si se lo propone, por poco espacio que tenga en casa, puede crear su propio jardín medicinal, sea en su jardín doméstico, en el patio trasero, en la terraza o incluso en un balcón. Nuestros ancestros, sobre todo en ambientes rurales, solían cultivar ciertas plantas de las que obtenían remedios básicos para afrontar algunos de sus problemas de salud.

Continuar esa tradición no solamente permite procurarse uno mismo remedios sencillos y naturales sino que proporciona una experiencia enriquecedora que relaja, entrena la atención y fomenta el contacto con la naturaleza.

Sean plantas leñosas (como el laurel, el tomillo, el romero o la salvia) o herbáceas (la menta, la caléndula, la ortiga o el orégano), la variedad de especies medicinales que se pueden cultivar es muy amplia. Y no necesariamente han de presentar un aspecto austero como la ortiga o la cebolla. Aquí te presentamos 6 de ellas que son bellas y no necesitan muchos cuidados.

equinacea-mayo. 1. Equinácea, un gran estímulo de las defensas

1 / 6

1. Equinácea, un gran estímulo de las defensas

Esta planta norteamericana (Echinacea purpurea) florece en verano y hasta mediados de otoño. En verano se recogen las flores, grandes y vistosas, y en otoño, la raíz. Se debe plantar a pleno sol o sol parcial, en parterre o jardinera, y resulta ideal para decorar terrazas y patios. Precisa pocos cuidados.

  • Propiedades: inmunoestimulante, antiséptica, antialergénica, antiviral, antiinflamatoria, sudorífica, colerética.
  • Indicaciones: al ser excelente para potenciar la respuesta inmunitaria, se recomienda para prevenir o mejorar infecciones respiratorias como la gripe, resfriados, faringitis, laringitis y sinusitis y combatir accesos alérgicos con rinitis y conjuntivitis. Por vía externa, actúa como un antiinflamatorio muy eficaz sobre heridas, quemaduras, inflamaciones epidérmicas e inflamaciones bucales y oculares.
  • Cómo se usa: en infusión, asociada a otras plantas que complementan su acción, en tintura o en jarabe. La tintura o la infusión se aplican por vía externa en friegas, baños, colirios y colutorios.
  • Precauciones: evitar por vía oral en el embarazo y durante la lactancia y si existen daños hepáticos.

 

azucena. 2. Azucena para suavizar y cicatrizar la piel

2 / 6

2. Azucena para suavizar y cicatrizar la piel

La azucena (Lilium candidum), originaria del Mediterráneo oriental, posee un bulbo redondo y escamoso y unas preciosas flores grandes, con forma de trompeta y muy fragantes. Conviene plantarla al sol (o a semisombra si el sol resulta excesivo), sin cambiarla de posición durante al menos cuatro años.

Florece desde finales de primavera hasta mediados de verano. Con fines medicinales se emplean sobre todo los bulbos (frescos, secos o desecados), que se recogen al final del verano o en otoño, aunque en menor medida también se utilizan las flores.

  • Propiedades: demulcente, emoliente, astringente, antiséptica, cicatrizante, callicida, dermoprotectora, antiinflamatoria.
  • Indicaciones: por sus virtudes mucilaginosas, el bulbo se muestra muy eficaz para tratar úlceras de la piel, pieles inflamadas o agrietadas, manchas, rasguños, eccemas, forúnculos, quemaduras y escaldaduras leves, así como para eliminar granos, urticarias, durezas y callos. Se aplica también sobre contracturas musculares, tendinitis e inflamaciones reumáticas leves.
  • Cómo se usa: solo por vía externa, la maceración de las flores o los bulbos en aceite de oliva, para aplicar en friegas o masajes; el bulbo asado, aplicado en rodajas sobre la piel dañada; o el bulbo cocido en leche o vino, machacado y aplicado en cataplasma caliente sobre callos y durezas. Se encuentra también en extracto hidroglicólico como emoliente para las impurezas de la piel.
  • Precauciones: los bulbos se consideran comestibles y se han consumido en algunos países de Europa, pero por falta de estudios se desaconseja su toma por vía oral. 
     

capuchina-mayo. 3. Capuchina frente a las infecciones por hongos

3 / 6

3. Capuchina frente a las infecciones por hongos

Una de las ventajas de la capuchina (Tropaeolum majus) es que su floración se extiende durante muchos meses, de primavera a otoño. Y el espectáculo que ofrece vale la pena: sus flores, de color naranja o rojo, son grandes y vistosas.

La planta, originaria de Sudamérica (de la zona de Ecuador y Perú), crece bien en macetas y jardineras, pero también en parterres. Prefiere la media sombra y resiste mal las heladas. Para uso medicinal se recogen las sumidades floridas, en primavera o verano.

  • Propiedades: expectorante, antibiótica, antitusiva, diurética, antimicótica, rubefaciente, estimulante del cuero cabelludo.
  • Indicaciones: se recomienda en infecciones del tracto respiratorio (gripe, faringitis) y urinario (cistitis, uretritis), así como para prevenir la formación de piedras en el riñón y reducir las tasas de urea en la orina. Como diurético moderado, ayuda a tratar los edemas y la retención de líquidos. Pero sobre todo se usa en aplicación tópica sobre infecciones por hongos en la piel, para aliviar la tensión muscular y para estimular o fortalecer el cuero cabelludo y ralentizar la caída del cabello.
  • Cómo se usa: por vía interna en infusión simple o mixta (una cucharada sopera por taza de agua, dos tazas diarias), en extracto líquido y tintura; y, por vía externa, la infusión más concentrada o la tintura en masaje o fricción del cuero cabelludo. Se puede encontrar como ingrediente de cremas o pomadas para los hongos y en champúes para fortalecer el cabello.
  • Precauciones: evitar las semillas, que son tóxicas, y no tomar por vía oral en caso de embarazo, gastritis, hipotiroidismo, insuficiencia renal o cardíaca.

 

milenrama. 4. Milenrama para buenas digestiones

4 / 6

4. Milenrama para buenas digestiones

A esta planta europea (Achillea millefolium) se la encuentra fácilmente en prados y herbazales de montaña. Es tan versátil que no falta en los herbolarios. En un jardín constituye una opción excelente: se acomoda bien en espacios soleados y algo sombreados y resiste muy bien tanto a la sequía como a las heladas.

Sus llamativas flores blancas, agrupadas en corimbos densos y planos, aparecen en verano y hasta mediados de otoño. Las abejas las visitan a menudo. Se emplean las sumidades floridas, que se recogen en verano.

  • Propiedades: antiinflamatoria, antiespasmódica, digestiva, antiemética, colerética, antimicrobiana, hemostática, diurética, cicatrizante.
  • Indicaciones: se recomienda ante todo para aliviar desórdenes digestivos, digestiones pesadas, espasmos gastrointestinales, náuseas y vómitos, además de como tónico hepático. Por su poder antiespasmódico, puede ser de gran ayuda frente al dolor menstrual. También contribuye a tonificar las venas en caso de debilidad venosa con varices o hemorroides. Por vía externa, se aplica sobre heridas y quemaduras y para atenuar el dolor articular.
  • Cómo se usa: en infusión simple o asociada a otras plantas (2-3 tazas diarias), en extracto fluido, tintura, jarabe y el jugo de la planta fresca. La infusión se emplea en lavados y friegas contra el dolor y la mala circulación sanguínea.
  • Precauciones: se deben evitar dosis elevadas, que podrían causar vértigos. 

 

peonia-china-mayo. 5. Peonía china, una aliada de la mujer

5 / 6

5. Peonía china, una aliada de la mujer

Esta planta de Extremo Oriente (Paeonia lactiflora), de raíces grandes y carnosas, despliega unas flores espectaculares y aromáticas de color rosa, blanco o bicolor. En la península y Baleares hay tres especies de peonías, pero están protegidas y no deben recolectarse. Se pueden plantar en parterres amplios o grandes jardineras, a media sombra, aunque debe tenerse en cuenta que tardan en hacerse grandes y que necesitan un riego generoso.

También se pueden encontrar en viveros y gardens. Florecen de finales de primavera a principios de otoño y, para uso medicinal, se emplean las flores y la raíz.

  • Propiedades: analgésica, antiinflamatoria, antiespasmódica, sedante, astringente, anticonvulsiva, purgante.
  • Indicaciones: la medicina tradicional china la conoce como bai shao yao y la recomienda para tonificar el hígado y el bazo, combatir la migraña y regular las menstruaciones abundantes. Se indica asimismo para aliviar dolores espasmódicos de la regla y los sofocos y la sudoración nocturna de la menopausia. Se considera sedante, calma la irritabilidad y las palpitaciones, y alivia la tensión muscular y los calambres.
  • Cómo se usa: en infusión o decocción, generalmente en tisanas mixtas (hasta 3 vasos al día, en tratamientos no prolongados), en tintura y en pastillas.
  • Precauciones: debe evitarse en el embarazo y la lactancia, y no administrarse a niños menores de 12 años.

 

milamores-mayo. 6. La relajante milamores

6 / 6

6. La relajante milamores

La milamores (Centranthus ruber), conocida también como valeriana roja, es una planta muy resistente y poco exigente. Sus flores, de color blanco o rosa intenso o claro, se reúnen en densas cimas y pueden aparecer desde finales de invierno hasta el otoño siguiente.

Se suele plantar en taludes o rocallas, junto a muros y escalones. En otoño se recoge la raíz.

  • Propiedades: se considera sedante, miorrelajante, antiespasmódica y antiarrítmica, pues comparte, aunque atenuados, buena parte de los atributos de su pariente la valeriana común.
  • Indicaciones: como la valeriana, es ideal para relajar y reducir el nerviosismo y la tensión muscular, y puede aliviar el insomnio puntual. Mejora su acción si se combina con plantas que la complementen, como el espino albar, el lúpulo o la amapola.
  • Cómo se usa: en decocción, asociada a otras plantas, dos tazas al día, la última una hora antes de acostarse, o bien en tintura y en extracto fluido.
  • Precauciones: se considera segura. 

6 plantas medicinales que puedes cultivar en tu jardín

Algunas plantas medicinales resultan muy bellas por su color y vistosidad. Aquí se han elegido siete que son fáciles de encontrar y que, en su mayoría, no precisan cuidados especiales.

Pero, por supuesto, nunca está de más contar con un amigo o un especialista que ayude a elegir las plantas idóneas para cada lugar. El libro de Mariano Bueno 'Cultiva tus remedios' (Ed. RBA) ofrece amplia información sobre cómo elegir y cuidar plantas de uso medicinal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?